Javier Montes Camarena

“Se necesita un siglo para formar un Estado, y una sola hora, para convertirlo en polvo”

Lord Byron.

Déjenme decirles que: En Colima estamos tan obsesionados con los partes de guerra que minimizamos el advenimiento de un nuevo cártel de narcopolíticos asociados al crimen organizado. Les ahorro las cifras y les dejo los acontecimientos.

Los colimenses son profundamente infelices, somos el primer lugar en homicidios dolosos en el país. El estado de ánimo podría deberse a la creencia de que su vida la controla la gavilla de narcopolíticos emanados del PRI de nuestro estado y su actual jefe político.

La memoria de los colimenses se ha ido perdiendo en la misma proporción en que ha crecido la impunidad y hasta el olvido.

“Decía Séneca que cuando un navío no sabe a dónde se dirige, ningún viento le es favorable”.

Ríos de tinta han corrido desde que el corrupto, mafioso y ladrón exgobernador del Estado Elías Zamora Verduzco le abrió las puertas de Colima al capo del crimen organizado el “Cochiloco” y, por ende al narcotráfico, desde esa fecha ya se prefiguraba la creación de un cártel de narcopolíticos tricolores. Hoy, esto es una realidad.

Con la puntería del sabio, el refranero popular dice que hay cosas que nadie puede ocultar. Entre otras. “El dinero y lo pendejo”.

Y viene a cuento ante lo sucedido en los últimos doce años (Silverio Cavazos, Mario Anguiano, incluidos los 12 meses del Gobernador Nacho Peralta) porque ante la sorpresa de muchos, vale recordar, que en el ejercicio del poder y la política no hay sorpresas, sino sorprendidos.

Resulta que, en el Gobierno de José Ignacio (Ignacia de Noche) Peralta Sánchez se comprobó que no sólo hay miembros del crimen organizado muy cerca de Peralta Sánchez en su administración, sino que, uno de sus primos hermanos (Pedro Peralta Rivas) es uno de los promotores y jefe político del funcionario federal del INAES que agarró la PGR con 20 kilos de cocaína en días pasados.

¡Sorpresa! Rogelio Salazar Borjas un destacado miembro del PRI, aliado de Nacho Peralta, su promotor político, cercano al diputado federal “Kike Rojas”, del delegado de SEDESOL en Colima el Gato Carlos Cruz Mendoza, de la Gobernadora madre, del exgobernador Mario Anguiano Moreno y, de un mafioso y extorsionador cercano al Gobernador Peralta Sánchez de nombre Efraín Medina Valenzuela.

Hoy, estos narcopolíticos priistas tratan de deslindarse de Rogelio Salazar Borjas, nadie lo conoce, nunca ha sido su amigo, todos lo critican, lo acusan, lo señalan, ya se les olvido que fue funcionario de primer nivel del Ayuntamiento priista de Villa de Álvarez, presidente del PRI en ese municipio y promotor político del actual Gobernador de Colima. Las hemerotecas y la vox populi no fallan.

Nadie quiere reconocer que el crimen organizado ha penetrado el Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez ¿O cómo se explican la millonaria compra de la mansión del afamado narcotraficante Nacho Coronel de parte del mandatario colimense Peralta Sánchez? ¿Estará enterado el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong de tal desmesura del Gobernador de Colima?

¿Por qué nadie habla de los 20 kilos de cocaína? Es pregunta: ¿De quién del nuevo cártel “Colima” es la mercancía? ¿Del Gobernador Nacho Peralta, del diputado federal priista “Kike” Rojas, del primo incómodo Pedro Peralta Rivas, de La Gobernadora madre, del presidente del PRI rogelio rueda sánchez, del Gato Carlos Cruz Mendoza, del diputado local Federico Rangel, del exgobernador Mario Anguiano Moreno?

¿Hablará Rogelio Salazar Borjas sobre este episodio mafioso y dará nombres de posibles involucrados? Haría bien en hacerlo.

Colima huele a podrido, huele al viejo PRI. Las líneas están marcadas: el Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez se ha visto corrupto, incompetente, ladrón, frívolo, mentiroso, negligente y mafioso.

Su silencio (más que estrategia de comunicación) es la señal más clara de impotencia y de que no sabe qué hacer que no sea corromperse. ¿Cuál es su plan ante estas vergonzosas páginas de corrupciones?

El silencio es, muchas veces, el peor crimen. Lo dicho: lo único organizado en Colima es: El Crimen Organizado.

Por lo pronto, el Gobierno de Colima ya hasta cártel tiene.

Ahí se ven.

ENLACITOS

ES PREGUNTA: ¿Qué funcionario de primerísimo nivel del gabinete de Nacho Peralta viola, junto con el mandatario colimense “La ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos”? Se viene un escándalo…Al tiempo.

LE SIGUE LA VASCA A NACHO: En otro acto de corrupción el Gobernador del Estado José Ignacio Peralta Sánchez llegó ¡Tres Horas tarde! el pasado fin de semana a la inauguración de la Feria Todos Santos, los lameculos de siempre aguantaron no sin proferir mentadas de madre al impuntual mandatario.

DESPISTADOS: Muchos priistas “renegados” se rasgan las vestiduras cuando se enteran que destacados priistas están “defendiendo” al sinvergüenza exgobernador Mario Anguiano Moreno

¿Qué acaso no están enterados que por instrucciones directas del Gobernador Nacho Peralta el que fuera Contador Mayor de Hacienda Arturo Flores y el abogado Julio César Velázquez Marín Couttier defensor de oficio del PRI son los encargados de la estrategia y defensa Jurídica del mandatario hampón?

Lo dicho: Si el ex gobernador Mario Anguiano Moreno utiliza las cartas que guarda bajo su manga, tiembla Nacho Peralta y se derrumba su gobierno.

Yo sé por qué se lo digo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.