Jesús CP

Si de algo carece este gobierno, aparte de sensibilidad social, es de un gobernador líder que dirija no sólo en el papel, sino en la realidad. A esta ausencia de dirección, tenemos que agregarle una pésima comunicación social, pero sobre todo, las malas compañía.

Parece que para el gobernador, al igual que para su primo Pedro, primero está la familia (lo que sería un gran valor si no tuviera la responsabilidad de gobernar a más de 600 mil personas), razón que ha permitido que su primo, de forma nepotista, obtenga de manera informal influencia en decisiones y políticas que deberían ser del gobernador. Es sabido por muchos que, a Pedro Peralta, sin ser asesor o tener un nombramiento, no es raro que se le vea en Casa de Gobierno visitando a su primo, o en la secretaría de finanzas, visitando a Carlos Noriega para quién sabe qué negocios.

Como si no fueran suficientes cosas mal en este gobierno, y como si Nacho no tuviera suficiente intentando dirigir una administración que está limitada en capacidad económica y política, a los primos no les importa gastar energías intentando involucrarse en asuntos internos del PAN, o haciendo negocios en lugar de estar gobernando.

Miguel Ángel Vargas, periodista y subdirector de noticias de Ángel Guardián,  ha hecho dos entrevistas radiofónicas muy reveladoras: una al gobernador, en donde éste, aparte de soltar el escándalo de su distanciamiento con su exaliado José Manuel Romero, permitió que viéramos lo solo que se encuentra gobernando así como lo fantasiosa que era la idea que teníamos de su influencia a nivel federal. La otra entrevista reveladora fue la que el mismo periodista le realizó a Pedro Peralta, en donde dejó ver su educación clasista, elitista y discriminatoria como verdadera razón de su traición al PAN y a su excandidato Jorge Luis Preciado, a quien le demuestra más envidia que desacuerdo político.

Conocido como el primo incómodo o como el más priísta de los expanistas, ahora Pedro Peralta, subidito de poder, intenta callar al siempre crítico e irreverente Don Javier Montes Camarena, como si fuera éste, culpable del naufragio de esta administración, como si este gobierno necesitara de críticos para hundirse, como si no se hundieran solos con sólo soltarles un micrófono.

Si a Pedro Peralta, le interesara ayudar a Nacho, lo que debería estar haciendo es dejar trabajar a su primo y formalizar su afiliación al PRI (o al Verde) si le interesa seguir en la política, en lugar de estar buscando enemigos afuera, porque flaco favor le hace al gobernador, metiéndolo en más escándalos de los que ya se ha visto involucrado en apenas estos nueve meses.

Jesús CP.

"Hombre de costumbres."

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.