Sin duda alguna nuestros políticos día con día nos dejan sorprendidos, pero no con sorpresas que beneficien a la sociedad y la saquen adelante, sino con sorpresas que nos llenan de carcajadas y lágrimas que saltan de nuestros ojos de la alegría que nos causa el burlarnos de sus absurdos comentarios, por que déjeme decirles estimados lectores, que nuestro impuesto Gobernador, mencionó que él no es el ficticio personaje  de la serie de libros “Harry Potter” para poder acabar de una vez por todas los problemas que acongojan a nuestro soberano estado.

Imaginemos que la escritora Británica J.K. Rowling autora de la saga antes mencionada, escribiera una versión adaptada de su exitoso libro, con la problemática de Colima, lo titularía con el nombre de este artículo, pero en esta versión Nacho seria el Mago Oscuro de la historia, ya que es Nacho quien a pesar de haber sido derrotado no en una ocasión, si no en dos ocasiones, se las ingenió he hizo varios hechizos para poder quedarse con la gubernatura, y claro no podía estar solo en esta travesía, si no que ocupo de la gran habilidad y conocimientos de la magia electoral de dos viejos magos: Fernando Moreno Peña y Arnoldo Ochoa, con la intervención del ministerio de magia liderado por Enrique Peña Nieto, y todo esto solo para poder seguir alimentando a todos los magos parásitos del “Colegio PRI de Magia y Hechicería” , lugar donde el principal hechizo que se aprende en esta escuela es el desaparecer el dinero del erario público, donde por cierto su castillo de la corrupción ya se está construyendo.  Y así, después de una serie de eventos, batallas, borracheras, aumentos de sueldos  y despilfarro de dinero, la comunidad mágica egresada de dicho colegio mágico de Colima dirá que su trabajo es impecable y maravilloso, todo enfocado y pensado en mejorar nuestro Estado.

Estimados lectores después de leer dicha reseña de cómo sería el libro, ustedes ¿Qué final le pondrían?; sin duda alguna nuestra creatividad se dispararía y nos pondríamos a imaginar cómo sacar del gobierno del estado a estos personajes. Pero de algo si estoy seguro y dejando de lado la ironía, en Colima no necesitamos que nuestro gobernador sea un mago para solucionar las problemáticas que nos acongojan, si no que sea un hombre incorruptible y congruente con su decir y hacer, no necesitaría una varita mágica  – con todo y  que dice la vox populí, que éstas le encantan – para desaparecer la corrupción, la inseguridad, el desempleo y la mala administración de los recursos públicos, sino solo se tiene que hacer lo correcto, sacar a los corruptos que se encuentran en la administración estatal, dejar de negociar con la delincuencia organizada  y ponerle un hasta aquí con firmeza y si es necesario con la fuerza armada del estado y la nación, fomentar la inversión en nuestro estado para que de esta manera existan mayor oferta laboral, pero con mejores sueldos, prestaciones y condiciones laborales, y tomar la rienda de un gobierno realmente honesto donde cada centavo que se gaste sea para el bienestar social y con su respectiva y clara  justificación, que se dejen de tener altos salarios, la política  tiene que ser meramente altruista, donde el principal objetivo sea el desarrollo y sustentabilidad de la sociedad Colimense, y no un empleo exagerado y ridículamente bien pagado, porque no es posible que mientras el pueblo tiene un salario mínimo de poco más de $70 pesos diarios  el gobernador tenga un salario mínimo aproximado de $3,166 pesos diarios netos, porque él no gasta ni un peso en alimentación, trasporte, comunicación ni en nada que un trabajador común gasta de su salario.

Esta es la realidad señor gobernador no ocupa poderes sobrenaturales para acabar con las problemáticas del estado, lo que ocupa es fajarse bien los pantalones y apretarse con fuerza su cinturón para que no se le caigan, dejar de pensar en los beneficios personales suyos y el de los miembros de su partido político, ¿que acaso no le causa remordimiento? mientras usted come tres veces al día todos los días a costa del pueblo que muchas de las ocasiones ellos no lo hacen con esa frecuencia todo porque el poco dinero que tienen el gobierno del cual de manera ilegítima representa usted se los quita, yo solo le digo señor, tenga vergüenza y trabaje por los que realmente necesitan ese dinero que usted y su partido se embolsan descaradamente, y por ultimo permítame decirle, Gobernador:  deje a un lado sus excusas y pretextos,  y póngase a trabajar, que para bien o para mal, siendo Gobernador impuesto, ilegítimo o espurio, al final del día usted cobra como GOBERNADOR,  y ese sueldo necesita empezar a desquitarlo.  

Alejandro George

Activista Social

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.