Sergio Jiménez Bojado

NO podemos olvidar que Enrique Peña Nieto llegó a la Presidencia de la República por un partido compravotos, chapucero y corrupto. No nos confunde que tenemos que actuar como pueblo, ante la ofensiva del presidente Donald Trump, y que Peña Nieto y su Gabinete tienen la representación de México. Quisiéramos que todas sus negociaciones fueran públicas, porque no confiamos en ellos. Nos han mentido siempre.

Ahora, nos están bombardeando con mensajes en radio y televisión, de que el precio del petróleo subió, y de que importamos más de la mitad de la gasolina, por lo que tenemos que pagar un precio más alto del combustible; de no ser así, tendrían que afectarse todos los programas sociales. ¡Mentira y vil chantaje!

Peña Nieto nos mintió durante su campaña presidencial, de que bajaría el precio de los combustibles. Antes nos mintió José López Portillo con la nacionalización de la banca, es decir, el país pagó a los privados el precio que ellos quisieron por los bancos; mintió, porque en ese negocio perdió México y se devaluó la moneda a niveles de miseria.

Miguel de la Madrid nos mintió con el llamado Plan Nacional de Desarrollo y la renovación moral de la sociedad, mientras inició la venta masiva de empresas paraestatales, privatizando el patrimonio público.

Nos mintió y estafó Carlos Salinas de Gortari, con la venta definitiva y devastadora del 90 por ciento de las empresas paraestatales, mientras creaban al hombre más rico del mundo, al vender la paraestatal de las comunicaciones, y él y su familia consolidaban fortunas escandalosas.

Pero no paró ahí, creó la zanahoria políticamente más rentable, con migajas del dinero de la venta, para manipular con el programa Solidaridad a los millones de mexicanos en extrema pobreza, mismo que han seguido aplicando de manera ejemplar para comprar votos todos los demás gobiernos, incluyendo a los panistas.

Nos mintió Ernesto Zedillo, al provocar los niveles inflacionarios más altos de la historia del país, con el Fobaproa, al trasladar la deuda de los banqueros, a quienes Salinas les vendió en condiciones ventajosas, a deuda pública, es decir, a deuda de todos los mexicanos.

Es increíble el cinismo de los presidentes. Primero, compraron los bancos caros, después los vendieron baratos; en el ínter, los banqueros cometieron errores y malos negocios, y para no afectar sus capitales, endosaron la deuda a todos los mexicanos.

Vicente Fox mintió, defraudando a millones que creían en la alternancia; ya una vez Presidente, ratificó e implementó eficientemente la política económica neoliberal de los anteriores mandatarios priistas. No fue capaz de mover nada de la política corrupta de los anteriores presidentes, por el contrario, lo primero que hizo fue aumentarse el sueldo en un 57 por ciento; además, se conoció que llegó a titular del Ejecutivo federal con el apoyo de empresas transnacionales como la Coca Cola. Y fue el más rabioso Presidente contra la oposición, pues inventó la mentira política como mecanismo de acoso. Su ilegal intento, apoyado por el PRI, de desaforar a Andrés Manuel López Obrador, ya que fue el autor de calificar a la oposición como “un peligro para México”, que en su momento logró asustar a los ingenuos.

Calderón no fue ninguna excepción, hizo alquimia política para crear movimientos contra el ahorro de los trabajadores, abriéndoles cancha a los bancos y aseguradoras, para manejar sus ahorros. Dio muchísimos márgenes a las empresas privadas para la evasión de pagos e indemnizaciones, e inició los aumentos paulatinos en el precio de los combustibles. Gobernó en estricto para la empresa y contra los trabajadores. Pero lo más grave, inició una guerra tonta contra el narcotráfico, sin tocar sus raíces. Las raíces del narco están en los políticos corruptos, los bancos, los múltiples negocios de blanqueo y, sobre todo, en la cultura de la impunidad que emana de los gobiernos.

¿Tenemos algún referente para confiar en Peña Nieto?

Sergio Jimenez Bojado

Luchador social y Presidente del Comité Ejecutivo Estatal Morena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.