Si decidimos poner a nuestros hijos en una andadera, después ¿necesitarán muletas cerebrales?

Para que un niño aprenda a caminar, debe pasar por varias etapas: gatear, sentarse, caerse, intentar levantarse, levantarse, y finalmente ponerse de pie; descansando el peso de su  cuerpo en las extremidades inferiores,   y corrigiendo paulatinamente,  por esta última  acción   defectos posturales ( tibias varas, pie plano valgo o varo ,rotación interna o externa etc.) la mayoría de las veces.  En cambio, cuando utilizamos andadera, las piernas del bebe se mantienen abiertas (no hemos  nacido para andar a caballo) los  movimientos son laterales y está ausente el balanceo natural de los miembros  superiores ,(el alambrista necesita una  vara  tan necesario para conseguir el equilibrio anhelado). Estudios realizados  en Irlanda por la Dra.   Mary Garrett, publicados en la revista   The British Medical Journal,  confirman   que hay retraso motor importante  en niños que la utilizan y   accidentes frecuentes también.

El gateo,  es indudablemente un estímulo intenso a  las células nerviosas (86,000 millones de neuronas según la Dra.  Suzana Herkulano Jouzel son las que tenemos, luego de que contara sus núcleos  en 4 cerebros humanos diferentes)  que genera  respuestas  en las neuronas especializadas   y al mismo tiempo en las  multifuncionales, el impulso nervioso pasa de una célula a otra, sorteando un espacio  como lo haría un ser humano al atravesar un puente colgante, luego a consta de nuevos intentos, lo hará a una velocidad de 90 metros por segundo; esa es justamente la magia de la estimulación.

Posteriormente los estímulos  reiterados permitirán nuevas aperturas de entrega y recepción, formándose entonces rutas celulares  multidireccionales,  y   verdaderos  mapas de comunicación neuronal, tan precisos, como premonitorios del pleno desarrollo de las potencialidades.

La baja frecuencia de las ondas cerebrales en los primeros 7 años hace al ser humano gran receptor  de conocimientos. Todo lo que percibe el  cerebro consciente, lo guardará  indeleblemente en lo que podríamos llamar la biblioteca de la mente  o  subconsciente . Por ello,  reconocer en los hijos sus logros, darles palabras de aliento, en todo lo que emprenden, minimizando sus errores y maximizando sus triunfos, heredarle  creencias   positivas,  estimularlos en diversas tareas, vigilar la influencia de familiares, profesores y amigos, así como conducirse   axiológicamente frente a ellos, conforma los códigos de comportamiento que  regirán su vida futura el 95% del tiempo. Esta esfera  mental (cerebro subjetivo, o cerebro  emocional, o subconsciente), no es exactamente como describiera el famoso Carl. G.  Jung  en su obra el mundo interior, ahora es  una fuente inagotable de conocimientos  y está lejos de ser,  el  saboteador de nuestras aspiraciones  como se pensaba ; el niño aprende a caminar un día y los días posteriores lo hace sin tener que reaprender, simplemente lo hace;  es como cuando los adultos , por ejemplo: manejamos, frenamos, giramos el volante, vigilamos  el carril de desplazamiento, encendemos  el radio,  esquivamos un cuerpo extraño que  amenaza nuestra integridad.  Dicen los científicos que el subconsciente recibe  20 millones de estímulos por segundo, mientras que el consciente entre 10 y 20 señales,  mediante este componente de la mente, al mismo tiempo que pensamos en el pasado o planeamos  nuestras actividades futuras, en  un  acto eminentemente  consciente.

Como podemos ver, tenemos un cerebro  ilimitado que recibe  y guarda el conocimiento, la calidad y cantidad de este, dependerá siempre de los adultos; a nosotros  corresponde  cuidar exhaustivamente el desarrollo y crecimiento de los niños, en la búsqueda   de la autosuficiencia física y mental.

Para concluir recordemos  la frase “ no ocupo  bules pa´ nadar”. Por eso, si los niños no requieren andadera  para caminar,  tampoco necesitarán  muletas  para pensar.

Dr. Ricardo Ramírez Ramírez

Médico Pediatra (UNAM); Presidente de la Asociación Colimense de Consumidores ; activista social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.