Javier Montes Camarena

“Con estos bueyes vamos a seguir arando”

Popular.

Déjenme decirles que: Al estrenar año si el pasado no está escrito, el futuro menos. Error tras error, el Gobierno de Peña Nieto, el de Nacho Peralta, su partido el PRI y la élite política en conjunto, semejan una banda de confabulados empeñada en concretar la insensatez, la degradación política, la descompostura de la economía y, amenazar con el uso de la fuerza para ver si el miedo inhibe las protestas generalizadas en todo el País, Colima no es le excepción.

Hoy, no aparecen por ningún lado los partidos políticos, todos calladitos, todos cómplices del poder. Su ausencia va favoreciendo el caos, no hay orden ni autoridad. ¿A qué le tira la clase política de Colima? ¿A una dictadura?

No, no es un conjunto de ciudadanos inconformes y desarticulados el que coloca al Estado contra la pared, es el conjunto de actores políticos corruptos y ladrones los que van precipitando su vulneración.

No es tanto lo que esos manifestantes hacen, como lo que la clase política deja de hacer. El Presidente de todos ustedes Peña  Nieto y el inútil Gobernador de Colima actúan como si cuanto acontece fuese algo pasajero: la abrupta pérdida de su legitimidad.

Los rebasa mirarse ante el espejo que ya no los refleja como mandatarios o representantes de la sociedad. El vacío los aterra y el terror los convierte en rehenes de sus propias estupideces.

Ni por asomo Peña Nieto y mucho menos Ignacio de Día manifiestan el deseo, mucho menos la voluntad de rectificar su pobre actuación y reconstruir su legitimidad. No, nada de eso: la ratifican con ínfulas de soberbia, ejerciendo el NO poder.

Son ya nueve días de patinar, titubear y, lo peor, resistir la idea de que la sociedad no tiene por qué decirle a este par de imbéciles cómo gobernar.

Se trata de aumentar las duras circunstancias de una vida difícil agravada por la carestía, se trata de probar, exhibir, de mostrar como el gobierno NO gobierna y cuando lo hace, nos daña y perjudica.

La vieja y absurda divisa de que bajo presión nada se debe conceder trae a este par como zombis, ignorando la desintegración de su partido (PRI), van menospreciado al ciudadano de a pie para tender puentes de entendimiento que conjuren el peligro por el que transitan.

Y es que el alza a las gasolinas es la cereza del pastel de la desastrosa reforma energética que permite a empresas extranjeras tener control total para la explotación en aguas profundas y de una política equivocada que desmanteló las refinerías, hoy, nuestro país cuenta con combustibles para abastecer la demanda de los siguientes cinco días.

Esa es la medida de nuestro fracaso de tener gobernantes inútiles. ¿Cómo es posible que hayamos llegado hasta aquí?

El asunto de esta medida es que contamos con dos Méxicos: uno, en el que está insertada la clase política, la que nunca pierde nada, la que nunca se sacrifica, la que sigue robando, corrompiéndose, la que no desaprovecha ni un bono ni una prestación, la que tiene vales de gasolina por 10 mil pesos, la que roba las finanzas públicas con la protección y apego a las leyes.

El segundo, un México de 55 millones de pobres, de miserables que seguirán rumiando sus frustraciones, viendo como el plato se colmó, como el agua les ha llegado a los aparejos, con políticos sinvergüenzas y cínicos que llevan “Roscas” de regalo de reyes, o que decir de diputados federales que “regalaron” sillas de ruedas compradas con el dinero del pueblo, dinero agenciado con un bono millonario inmerecido.

La bronca no es la fatalidad sino la parálisis del País, cataclismos que van a golpear a la sociedad durante 2017, por eso, no debe extrañarnos la violencia, la convocatoria al despedazamiento, a la matanza colectiva, ejecuciones, decapitaciones.

 Al asombramiento de que tan sólo en el puerto de Manzanillo en sus primeros nueve días del 2017 la contabilidad dice que van ya 19 asesinados, mientras que  Ignacia de Noche anda de viaje en el nuevo “avión del amor”, en salutaciones,  en cortar listoncitos, en dar abracitos y “reconciliaciones” amorosas, ¿O no Papichulo?

Estamos en el día nueve del resto de nuestros días. El nuevo amanecer de 2017 nos dice que seguiremos arando con los mismos bueyes, de ahí qué, nuestra suerte está echada.

¿No qué ibas a Vivir Feliz?

Ahí se ven.

ENLACITOS

LUNATICA: Vaya capacidad que tiene la diputada federal Gretel Culin Jaime para que la aborrezcan los ciudadanos colimenses a los que trata con la punta del zapato; de todos es sabido de la proclividad de Doña Gretel Culin a las bebidas espirituosas y, a la fiesta interminable.

¿Se aventará el tiro el PAN para jugársela nuevamente dándole una candidatura a esta personita a la que el poder la ha desquiciado, bien haría Culin Jaime en escuchar el mensaje aquel: “Todo con medida deme una de a litro”? ¿O cómo iba?

LOS AQUELARRES DE UN DOCTOR AFAMADO: De órdago son las “fiestecitas privadas” del galeno Guillermo Villa Godínez director del ISSSTE en apartado y altísimo templo de adoración de Baco hasta donde llegan “mancebos” de muy buen ver y mejor agarrar pa$toreados por un columnistanachoperalta@gmail.com

¿Quién será el “mama San” en cuestión?… ¿Lo sabrá La Gobernadora madre?

2017: Ha quedado instaurado oficialmente el TUCOIN (Todos Unidos Contra Ignacia de Noche) Que sea para bien.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.