Diurnarius por Miguel Ángel Sánchez Romero

“Ojalá que te vaya bonito, ojalá que se acaben tus penas….”
José Alfredo Jiménez

Dentro del recuento de daños, que dejó la contienda interna por la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN), en la que el grupo encabezado por el candidato Miguel Alejandro García alias “El Mono”, se impuso con amplia ventaja al de su oponente Francisco Santana Roldan alias “La Bella”, varios panistas fueron ubicados y situados en su realidad, mientras que otros como excandidato a Gobernador, exalcalde Capitalino y exdiputado Local, Enrique Michel Ruíz al parecer le sirvió para entender que su tiempo como político había concluido y era tiempo de retirarse de la vida pública, esperemos que así sea, y no quiera andar causando lastimas buscando refugio en Movimiento Ciudadano, el PVEM, Morena o algún otro partido que lo quiera reciclar, ya que estaría entregando su dignidad al mejor postor.

Si bien, algunos incrédulos pensaban que “La Bella” podría ganarle a “El Mono” la elección, no fue más que un sueño guajiro que el pasado domingo terminó en pesadilla, al darse cuenta que su candidato no pudo ganar ni la Capital, donde se suponía tenía su voto duro, además que era dónde sus padrinos el diputado Fernando Antero Valle, Enrique Michel, Jesús Dueñas, Héctor Insúa, Raymundo González tenían mayor influencia entre la militancia; pero, la realidad a la que se terminaron enfrentando fue cruel y despiadada, al grado que aún sin hacerse oficial el triunfo de Miguel Alejando García; Enrique Michel decidió anunciar a través de redes sociales (Facebook) su renuncia al Partido Acción Nacional después de 24 años de militancia, anuncio que solo vino a confirmar que su candidato había sido derrotado, y que los pseudo liderazgos que lo apoyaron le habían fallado.

Pero era más que obvio, que “La Bella Santana” no tenia de ninguna oportunidad de ganar la contienda, su gran error fue haberse rodeado y confiado de gente que resultó ser más odiada que Pedro Peralta y Jorge Luis Preciado, la campaña de desprestigio, ataque sistemáticos y de contrastes que utilizaron en contra de ellos le resultó contraproducente, simplemente no les funcionó, a los únicos que lograron engañar fue a Eladio Sotelo y Janeth Paz que se dejaron llevar más por la percepción y la ambición que por la razón.

Pero en esta contienda por la dirigencia estatal del PAN, no solo Francisco Santana fue derrotado y vapuleado, sino también su principal promotor Fernando Antero, que no pudo hacer su sueño realidad de ser cabeza de grupo; al parecer a Fernando se le olvido que en la política y entre los políticos hay niveles, y ahora tendrá que pagar el precio de su humillante derrota y pasar a formar parte del selecto grupo en la que se encuentra Brenda Gutiérrez, Esmeralda Cárdenas, entre otras joyas que en su momento perdieron piso y traicionando a su mentor, esperemos que por el bien de Acción Nacional también renuncie o busque otro partido donde lo acojan.

Lo cierto que es independientemente lo que estuvo en juego dentro de esta contienda por la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional, no era el rescate de la ideología y principios partidistas, ni mucho menos el PAN de Gómez Morín y Efraín González Luna, lo que en realidad se disputaban tanto el Grupo de “El Mono” como el de “La Bella”, era el control del partido para garantizar su supervivencia y tener la capacidad de negociar con los partidos de oposición, lo que siempre será gratificante y enriquecedor, de entra seguramente Fernando Antero perderá la coordinación del grupo parlamentario del PAN, y con ello la capacidad de negociar en el Congreso del Estado.

Quizá la decisión de Enrique Michel de renunciar al PAN, la tomo en un arranque de enojo, pero sin duda alguna, ha sido decisión más acertada que pudo tener, y contrario a lo que se pueda pensar, más que perder Acción Nacional sale ganando, ya que la salida de Michel abre el camino al relevo generacional que tanta falta le hace a los panistas, y más en estos tiempos en los que su credibilidad y confianza ciudadana se encuentra muy deteriorada; ojalá otros panistas siguieran su ejemplo y tuvieran la vergüenza y dignidad que mostró Enrique, y por el bien del partido que dicen defender, también renunciaran para dar paso a la renovación del PAN, por lo pronto ya se fue Enrique, ojalá que le vaya bonito, y no piense en regresar a la política.

miguelinosan@yahoo.com.mx

Miguel Ángel Sánchez Romero

Analista Político

miguelinosan@yahoo.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.