En este nuevo año estaremos en un proceso electoral para elegir a más de 21,000 cargos públicos, de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral serán las elecciones más grandes realizadas en nuestro país lo cual traerá lo que usualmente se espera de una elección, esto es publicidad hasta el hartazgo, parodias de canciones populares, memes de políticos y diversos medios de comunicación con opiniones cargadas de forma especial hacia ciertos partidos o candidatos; como dije, todo lo de costumbre.

El asunto principal a tratar en esta columna es para concientizar un poco y dar a entender de una manera simple dos conceptos, el de opinión pública y el de la opinión publicada, los cuales los partidos políticos no han terminado de diferenciar.

Habrá que definir de forma breve los dos conceptos, primeramente la opinión pública es aquella que predomina en los distintos sectores sociales y esta dependerá de distintos factores, además de que se consolida con el paso del tiempo. Un ejemplo de esto pueden ser los de rechazo o aprobación de medidas implementadas por un gobierno tal como los que se muestran en los resultados de referéndums, en el caso de Reino Unido se puede decir que la opinión pública mayoritaria fue la del rechazo a mantenerse en la Unión Europea.

Ahora al hablar de la opinión publicada nos referimos a aquella plasmada por columnistas o líderes de opinión a través de medios de comunicación en donde usualmente toman postura en pro o en contra de algún partido, actor o acción y que en lo general lleva por objetivo influir en la opinión de la población.

En estas épocas electorales los personajes y partidos políticos utilizan la opinión publicada como un arma para tratar de influir en los electores utilizando a lo que se le puede referir como un privilegio comunicativo, o sea opinólogos y medios como periódicos o páginas de noticias digitales que si bien no necesariamente dicen mentiras si suelen torcer las apariencias para que se genere una opinión favorable a sus intereses, ejemplos de estos hay demasiados como lo pueden ser los llamados «intelectuales de Televisa», las encuestadoras y periódicos de partido o de régimen. Últimamente este nuevo periodo presidencial ha venido con una nueva tanda de intelectuales líderes de opinión.

Realmente la opinión pública se forja con el tiempo y a través de las circunstancias, sean malos gobiernos, buenos momentos económicos, cambios generacionales, corrientes ideológicas entre otros, conforman el pensar de los sectores de la ciudadanía. Ante esto es complicado que unos cuantos autores utilizando textos esencialmente banales logren un cambio radical en estas líneas de pensamiento y quienes usan estas herramientas para tratar de cambiar la realidad solamente se estarán mintiendo a sí mismos tratando de tapar el sol con un dedo, cosa que en general los partidos políticos no han entendido.

El Estoconazo

Recientemente descubrí un video del programa «Tertulia con» en el canal español TVE con el anfitrión Fernando Fernán Gómez en el cual toman el tema taurino diversas personalidades como Pedro Beltrán, Santiago Amón y el matador Pepe Luis Vázquez en dicho programa se discute apasionadamente la forma de citar los toros y otras particularidades del arte de Cúchares. Admito que fue tanta la emoción con la que los participantes entraron a dicho tema que incluso un servidor tenía las ganas de gritarles a quienes estaban en el video para hacerme participe de tan acalorado pero a la vez amigable debate.

Otro día en un entrenamiento de toreo de salón con los integrantes de la «Peña Taurina Libre Tomás Abaroa» surgió de manera pequeña un debate sobre otros aspectos de la tauromaquia como la actitud que uno debe de tener ante un animal; me di cuenta de que tan diversas son y serán las opiniones en ambiente de los toros, ese hervor que sucede en la sangre cada vez que nos confrontamos verbalmente sobre la ortodoxia y la heterodoxia del toreo, sus cánones, su ganado, sus plazas, sus toreros, la afición y en general todos los aspectos en este rico y místico mundo que sin lugar a duda da mucho de que hablar y que a pesar de las diferencias siempre genera una unión ante una pasión.

Fernando Herrera

Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Guadalajara y Secretario de la Peña Libre “Tomás Abaroa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.