Para qué los abrazos y los besos postergados.Para qué desempolvar los “te amo” si no estás para escucharlos.
Para qué la colección de mil promesas si solo se visten de dolor y de nostalgia.
Para qué las caricias que se queman en la boca lo mismo que en las entrañas.
Para qué los anhelos infinitos y los insomnios voluntarios,
para qué dejar la puerta abierta si tu indiferencia se sigue de largo…

Sendy Sámano

Poetisa Colimense autora del poemario "El amor y sus Contradicciones"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.