“Lo importante en la vida no es cambiar de partido (PRI) sino dejar de ser lame-culos”

         JMC.

 

Javier Montes Camarena *  Locutor y Periodista   <>   www.enlacemanzanillo.com

Déjenme decirles que: El PRI de Colima no sabe cómo levantar el vuelo, lo que queda de sus “dueños” buscan desesperadamente en el lodazal de militantes a alguien que quiera velar al Pato tricolor.

Ese PRI ahora revelando hasta dónde está dispuesto a llegar, para que nadie, absolutamente nadie, desmantele el pacto de impunidad de una clase política caduca, ladrona, corrupta, cínica y sinvergüenza; signo de su identidad.

¿“Tú le crees al PRI”? Le pregunté a mi amigo Adán súbitamente, se me quedó viendo con extrañeza; en seguida, puso los ojos en blanco y me dijo tajante… ¡¡ Para Nada!!

La historia del PRI de Colima es una historia de traiciones, asesinatos, corrupciones, moches y maniobras para sus propias tranzas. En el tricolor apuestan a las simulaciones, a las conveniencias, a la complicidad, los priistas en Colima, nunca, nunca ha sido de ideas políticas y, ya no quiere dar apariencia de darlas.

El PRI de Colima es una cueva de ladrones, un Pato muerto que disfraza la disciplina; como si fuera coincidencia intelectual, para nada, los priistas son de gamarra, aplaudidores, alzan la mano, echan porras, le dan a la matraca, aclaman al ratero (léase Gobernador en turno) y, aceptan, que los traten como descerebrados o muy pendejos, son los ritos de una identidad que se ha vuelto orgullo entre los priistas de Colima.

El escritor Manuel Vilas dice: La sensibilidad para entender que “no nos merecemos a los políticos que tenemos, pero están hechos a nuestra imagen y semejanza”.

El problema fundamental del PRI-Colima es que es una entidad incapaz de generar una cultura política honrada.

Me refiero a sus señas de identidad, a su nulo lenguaje y narrativa social, en ese partido son incapaces de generar, en la opinión pública una verdadera referencia para que los colimenses pueda tener una opinión distinta al sello de ladrones y corruptos que, a pulso, se han ganado.

Los nuevos tiempos los han sobrepasado, están asustados, replegados, asoman la cabeza únicamente los millonarios que han usufructuado (robado se dice en mi pueblo) al PRI y, a sus gobiernos, vaya, hasta exhiben cínicamente sus riquezas en público teniendo de invitados a otros ladrones de su clase.

Hoy, la mayoría de la militancia los ha abandonado, y por ello, aparecen sinvergüenzas que quieren hacerse cocineros del hediondo “Pato muerto”.

Si el Partido Revolucionario Institucional en Colima hubiera tenido una sólida cultura política, hubiera sido imposible que un hombre (es un decir) como José Ignacio Peralta Sánchez hubiera llegado a la gubernatura priista de Colima.

El ADN del priismo colimense es la corrupción y la complicidad, ahí, eres o no, un vulgar ratero para poder acceder a las intimidades de un Gobierno priista ladrón como el de Nacho Peralta.

La ocurrencia del PRI estatal es la busca de un sinvergüenza; para que supla, a otro sinvergüenza, en los restos del tricolor, la jugada, representa un claro diagnóstico de una situación, no sólo crítica, sino, una propuesta poco viable, nula, porque ni Enrique “Kike” Rojas, ni Carlos “Gato” Cruz, y     mucho menos, el agachón y tapadera de Agustín Morales Anguiano son priistas honorables.

Estos tres son, verdaderamente, una farsa que nos dice que se debe buscar por otro lado del lodazal, o sea, a uno menos ladrones y corrupto como estos tres.

Tal vez, si se abren al esfuerzo de ganar voluntades por parte de personas en competencia abierta, el PRI de Colima podría salir del cementerio político y, entrar a terapia intensiva, recoger tanques de oxígeno, dosis de viagra política, para, quizá, entrarle moribundos a la danza en el 2021.

El Pato muerto del PRI en Colima NO puede desconocer el lodazal donde se mantiene sepultado, sabe, que limpiar al Revolucionario Institucional requiere de liquidar las genuflexiones, saben, que de no proveer respuestas satisfactorias comprobaran que, lealtad mata política y complicidad mata decencia.

Ahí se ven.

ENLACITOS

Borracho de cantina: Pues nada, ahora resulta que “Chupitos” Arnoldo Ochoa González se promociona políticamente en el Facebook, el Secretario General de Gobierno aparece la mayor de las veces con un Tehuacán y un Alka Seltzer a un lado en estado de, “muy crudo”, sus borracheras son de órdago y, eso, lo sabe todo Colima. Alcohólico pues.

Limosnera y con garrote: La rijosa y majadera alcaldesa porteña de la AMLÓPOLIS; la AFI-Morena (Griselda Martínez) anda “boteando”, pidiendo prestado y regalado (radio Levy 7/11/18) sin decir a que se va comprometiendo con estos regalos y cochupos.

La doña Gris no sabe que andar de pidiche es “Corrupción”.

Dice que fue a la Ciudad de México con Andrés Manuel (Viejo loco como ella lo llama) e hizo cola para limosnear 100 millones de pesos, mismos que le fueron negados, de paso, de su ronco pecho dijo, que la anterior administración municipal le dejó una deuda de 700 millones de pesos y que puede aumentar.

Sin dejar de lado a las señoras y señores regidores de la comuna porteña a los que defenestró como sinvergüenzas y corruptos.

Claro, sin comprobar nada la AFI-Morena.  Como siempre, pura lengua.

Ah API…llos:  Los millonarios roedores de la API Manzanillo siguen chillando, Noval y Cisneros, son los cómplices gananciosos en esta corrupta administración portuaria.

Me puedes leer en: www.colimaxxi.comwww.lealtad.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com – G8 Independiente.

 

Javier Montes Camarena

Locutor y Periodista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.