TAREA POLITICA –  José Luís Santana Ochoa  

Pedro “El más priista de los panistas” Peralta Rivas tejió una red estatal supuestamente ciudadana para pescarle votos a billetazos y promesas de chambas al dos veces candidato multicolor a la gubernatura del estado, José Ignacio Peralta, de cuya asunción al cargo se  atribuye el mérito que empecinado sigue en trucar por jugosos cargos en la administración estatal 2016-2021 y en delegaciones federales al menos durante los dos años y medio que le restan al gobierno peñanietista, a pesar de que los primeros tiros le salieron  por la culata como fueron la Secretaría de Desarrollo Urbano donde ya veía apoltronado a Pedro Villa Godínez y la Procuraduría General de Justicia a la que regresaría como titular otro de los suyos,  Arturo Díaz Rivera.

Una vez que haya colocado a todos sus cómplices en chambas estatales o federales, “Pedro el pescador” se propone lanzar sus redes de cartuchos quemados  para proyectarse al Senado de la República en 2018 y a la gubernatura del estado en 2021.  Y es que después de haber andado días y noches como la zarza mora: llora que llora por los rincones de la entidad  sin poderse consolar porque José Ignacio le salió con un “ni modo, primo, no se pudo, ya ves cómo es esto del abarrote” , para justificar su incumplimiento de la promesa de darle un par de secretarías y la PGJ para “su” gente, Peralta Rivas ha logrado  recuperar la calma y el sosiego, la fe y la confianza perdidas, el optimismo de un futuro mejor para él y su pandilla. De pronto dejó de despotricar contra su consanguíneo.

Fue precisamente en ese su segundo aire que PPR convocó a sus enredados seguidores al convivio celebrado el martes 5 de abril de 2016 en su mansión ubicada en Residencial Esmeralda Norte, para anunciarles la buena nueva de que su primo le había autorizado sesenta puestos en su administración para ellos: diez de ellos de primer nivel, veinte de segundo y treinta de tercero, mismos que sortearía entre los por él convocados a compartir el PAN y decir salud, para que fuera la suerte, el azar, el factor decisorio y no los engorrosos exámenes diseñados para compaginar los requerimientos de puestos vacantes con los perfiles de los candidatos a ocuparlos. Así es que manos santas depositaron 10 papelitos  con la leyenda PN1 (puestos de nivel 1), 20 PN2 (puestos nivel 2) y 30PN3 (puestos nivel 3), con la aclaración y promesa de que quienes no resultaran premiados serían considerados para chambas equivalentes en las delegaciones federales.

Entre los participantes en la tómbola peraltista hubo de todo como en botica, incluido el único expulsado hasta hora de las filas tricolores colimotas, el  ex regidor y ex presidente del CDE del PRI Tecomán, Julio Anguiano Urbina, por más señas sobrino del nefasto ex gobernador Mario Anguiano Moreno, lo que prueba que el antiaguinismo peraltista es puro cuento. Otro prominente silverista-anguianista que, loro y lirondo, estuvo presente entre los renegados que tanto se beneficiaron de los corruptos gobernadores prisitas  que durante los últimos diez años sumió a la entidad en la violencia, el desempleo, la penuria económica y el deterioro de la salud de los colimenses, fue el orozquista Renné Díaz Mendosa. ¡Las redes de Pedro tejidas pescaron de todo!

Desde Tecomán viajaron a la ciudad de Colima el ex diputado local priista Flavio Castillo Palomino y los ex alcaldes el tránsfuga Saúl Magaña Madrigal y Héctor Raúl Vázquez Montes, quien, igual que su numerosa familia, aferrado está a seguir viviendo del presupuesto, Vicky Tapia y  Roberto Nieto Carrasco. De Manzanillo no podía faltar Margarito Tovar Laurel, no por la birria, sino porque no pierde la esperanza de verse como receptor de rentas en el Puerto, y Héctor Uriostegui Moreno.   El ex Delegado del IMSS en el estado, doctor Becerra, también anda en la danza pedrista porque todavía se ve en edad de merecer un buen cargo público hilvanado a la enaguas de quien, al igual que al resto dela feligresía pedro-peraltista, lo trae encuerdado. A los ganadores de la tómbola les prometió Pedro “El pescador” que tomarán posesión de sus cargos en julio, sin precisarse de qué año, mismo promesa que están recibiendo de parte del enlodado dirigente estatal del PRI, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, los líderes y lideresas priistas como los y las de Manzanillo, para que no se desesperen ni hagan olas.

EL ACABO

Las docenas de ex funcionarios públicos priistas pastoreados por Pedro Peralta Rivas que esperan ser contratados por la administración nachista  y en las delegaciones federales, supera en mucho el número de los que le profesan su fe al caballero de Colon totalmente Altozano, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, para que los ayude a lograr lo mismo. Hasta “El Bucky” ve más poderoso e influyente al primero que al segundo. ¿O no?

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.