PERAS AL OLMO

por José Luís Santana Ochoa

0

TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa

Pedirles a sus diputados morenos integrantes de la LIX Legislatura Estatal  “ser congruentes, no prestarse a simulaciones y demostrar con hechos y no con discursos que tienen voluntad de disminuirse la dieta mensual”, como lo hace el presidente del CDE del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, Sergio Jiménez Bojado, equivale a esperar sentado que el olmo le dé jugosas peras, lo que nunca sucederá, como tampoco el que los paladines de la “Cuarta Transformación” acepten recibir la mitad del dinero que están embolándose porque ya tienen comprometidos esos ingresos para el pago de los compromisos económicos que han adquirido. Subieron su nivel de gasto y ya no pueden bajarlo de una quincena para otra.

Los diputados morenos como candidatos prometieron en campaña que cobrarían la mitad de lo que percibían quienes los antecedieron, porque no pensaron que fueran a ganar, pero una vez que recibieron íntegras sus primeras percepciones quincenales, y las siguientes hasta llegar a la octava, se acostumbraron a comer con mantenga y  no recuerdan más su compromiso públicamente asumido ante los electores de vivir con austeridad republicana, mucho menos en pobreza franciscana como propone su líder moral Andrés Manuel López Obrador. 

 

A estas alturas de la “Cuarta Transformación”, Jiménez Bojado debiera ya entender y aceptar que sus camaradas no tienen ni la intención ni la voluntad de disminuirse la dieta mensual porque saben que su estancia en el Congreso del Estado será debut y despedida a la vez, que no tendrán una segunda oportunidad de volver a disfrutar altos ingresos como lo están haciendo ahora por haberse sacado los reintegros del premio mayor del 01/07/2018 que ganó AMLO. La mayoría de ellos nunca en sus vidas habían tenido en sus manos tanto dinero junto y no van a aceptar perder la mitad así como así.

Los diputados de Jiménez Mojado no van a renunciar ni a un sólo peso de los muchos que han estado recibiendo, por lo que su llamado a demostrar que son diferentes al resto de quienes  pertenecen a otros partidos políticos están resultado como las campanadas a misa. En lugar de exigir legisladores locales baratos, al dos por uno, para hacerlos presa fácil de la cooptación política por parte del Ejecutivo Estatal, debiera mejor hacer todo lo que a su alcance esté para que devenguen lo que le cuestan a los colimenses mantenerlos. Capacidad, trabajo y resultados, si no, hasta gratis salen caros.

En cuanto a la incongruencia y la simulación que denuncia el dirigente estatal de MORENA, tales actitudes y comportamientos van más allá del rubro de las percepciones económicas para instalarse en temas como la violencia política de género ejercida por diputados en contra de diputadas, incumplimiento de los mandamientos del evangelio según San Andrés y, en síntesis, el divorcio entre los principios que pregonan y la rebatiña por el poder sobre el presupuesto del Congreso del Estado.

La inestabilidad directiva que ha caracterizado los primeros cuatro meses de la LIX Legislatura Estatal es prueba fehaciente de la lucha intestina que se ha venido librado sin tregua ni cuartel entre los propios diputados amloístas por las posiciones decisorias como son  la presidencia de la Comisión de Gobierno Interno y Puntos Constitucionales y la Coordinación del Congreso que llevan ya tres titulares al hilo cada una.

En tanto todos los poderosos e influyentes políticos colimenses allegados a AMLO, que siempre hablan en su nombre y representación,  le sigan metiendo mano a la bancada morenista en el Congreso del Estado, prevalecerán  el mismo desorden, indisciplina y anarquía vistos hasta ahora,  y que algunos justifican como expresión democrática  de los nuevos tiempos de la “Cuarta Transformación” en los que cada quien hace lo que le viene en gana.

EL ACABO

  • Los diputados locales de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional: Guillermo Toscano Reyes, Julio Anguiano Urbina y Rogelio Salinas Sánchez; Partido Verde Ecologista de México: Martha Alicia Meza Oregón y Miguel Ángel Sánchez Verduzco; y del Trabajo, Carlos César Farías Ramos, el miércoles anterior le expresaron al Capitán Héctor Mora Gómez su beneplácito por su nombramiento como Director General de la Admiración Portuaria Integral de Manzanillo, APIMAN, que Farías Ramos calificó de acertada por parte del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Ya sólo hace falta que haga lo propio la alcaldesa de Manzanillo Griselda Martínez.

  • “Estoy seguro que debe tener en sus planes el crecimiento ordenado del puerto vinculado al crecimiento y desarrollo de Manzanillo, que mucha falta hace”, expresó el coordinador de la diputación petista en el Congreso del Estado invitando a todos los integrantes de Morena y del Partido del Trabajo a “apoyar la decisión tomada por el Presidente de México respecto al nombramiento de Mora Gómez, y no solo apoyarla, sino vincularnos como legisladores al tema de la Administración Portuaria para que le vaya bien a Manzanillo”.

 

José Luís Santana Ochoa

Analista político

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.