“Sepan todos los militantes que habrá pronto la elección de la dirigencia, que esperamos la convocatoria del Comité Nacional y que buscaremos lograr el respaldo para hacer reelectos en esa oportunidad”, amenazó el cinicón caballero de Colón Rogelio Humberto Rueda Sánchez durante la Segunda Sesión Ordinaria del V Consejo Político Estatal del PRI-Colima celebrada el jueves 10 de febrero de 2016 en el casino de la Sección VI del SNTE ubicada en Villa de Álvarez, ocasión en la que fue aprobada la Asamblea de Consejeros Políticos como método de elección de su próximo dirigencia estatal que muy probablemente recaiga en la actual Secretaria General del CDE del PRI, Lizet Rodríguez. Poco le faltó al opaco simulador político porteño para haber iniciado su perorata con el clásico “A todo los militantes sabed:”

Si quien manda y gobierna el priismo colimense decide darle la oportunidad a Lizet Rodríguez de ser investida presidenta del CDE del PRI para el periodo 2016-2020, por su cercanía personal y política con el primer videgarayista en el estado, además de la reivindicación de la equidad de género en el reparto de oportunidades de figurar en posiciones políticas relevantes, rubro en que hasta ahora ha quedado a deber JIP, ella y no el totalmente Altozano Rueda Sánchez que pertenece al grupo político del sonorense Manlio Flavio Beltrones Rivera, con todo y haberse vacunando a tiempo, será quien lidere a su partido de cara a las próximas elecciones. Si la flecha viene derecha, aunque le frunza el urgido chatillo que ha pedido se adelante la emisión de la convocatoria respectiva.
“En cada proceso exigimos que se combata la simulación, tampoco podemos tolerarla, preferimos la transparencia que a un arriesgo de que se pueda criticar de que se haya alguna ventaja, por eso lo decimos con tiempo, para de alguna forma vacunarnos con tiempo”, soltó loro y lirondo quien, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, se sabe en la cuerda floja por haber llevado al PRI a la debacle electoral en las dos elecciones de gobernador que le tocaron en suerte, y por darle contras a su jefe político con un discurso rijoso compulsivo que no abona a la conciliación y a la civilidad entre los colimenses sino todo lo contrario. Los números son devastadores para quien desea sacrificarse cuatro años más por su partido.

Hay que recordarle que en la elección ordinaria del domingo 06/07/2015 José Ignacio Peralta recibió105 mil votos con Federico Rangel Lozano como presidente del CDE del PRI, mismos que bajaron a 91 mil en la elección extraordinaria del domingo 17/06/2016 ya con el protegido de Manlio Flavio Beltrones Rivera, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, en la dirigencia estatal tricolor. Esta fuerte caída de 14 mil votos en la gestión ruedista debiera haber sido más que suficiente para que desde hace rato ya hubiera renunciado al cargo donde quiere seguir vegetando cuatro años más.

Los priistas de base que entregaron “esfuerzo, trabajo y compromiso en el pasado proceso electoral extraordinario”, en palabras de José Ignacio Peralta, principalmente los porteños, trinan de coraje en contra del faroleo Rogelio Humberto que empecinado está en seguir como su presidente para darle cristiana sepultura al PRI en Colima en las elecciones de 2018. Más que recuperar el orgullo y la identidad partidistas perdidas, con Rueda Sánchez como su dirigente para el periodo 2016-2020, los prisitas perderán hasta sus camisas tricolores. El relanzamiento del PRI en Colima no se dará con Rogelio Humberto Rueda Sánchez, sino con la llegada a su dirigencia estatal de una militante joven con deseos de ser, hacer y lograr, con perfume de mujer, como Itzel Rodríguez. ¿O no?

EL ACABO

• El lambiscón Rogelio Humberto Rueda Sánchez, cual profesor barco, califica con 9.5 el desempeño de la administración estatal encabezada por José Ignacio Peralta, queriéndose ganar con ello su respaldo para ocupar la presidencia del CDE del PRI 2016-2020. “Ni la burla perdonas”, debió haberle contestado el interfecto.

• A propósito de personajes de la picaresca porteña, a Cecilio Lepe Vasconcelos lo reinstalaron en las oficinas de la SEFOME en Manzanillo por su capacidad, vocación de servicio y entrega al trabajo, no porque su papi se lo haya exigido a José Ignacio Peralta.

• La priista ex presidenta municipal interina de Manzanillo y dos veces candidata perdedora a diputada local, Rosario Yeme López, anda quejándose amargamente de que la corrieron de la Subdelegación del Transporte en el Puerto sin decirle ni “agua va”, trato indigno que cree no merecer en virtud de sus muchos años como Adelita del PRI. Parece que Esperanza Ávalos Leyva, a pesar de resistirse a “ahuecar el ala” de la Recetoría de Rentas en Manzanillo donde hizo huesos viejos, al final corrió la misma suerte que Chayito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.