En política lo que no se aclara…se oscurece”

El Filósofo de Güémez.

Déjenme decirles que: “éste es un nuevo régimen con los pies de trapo y los ojos al revés”, ¿quieres que te lo cuente otra vez?

Parafraseando el popular cuento, esa podría ser su versión política. De conocido harta, pero lo cierto es que llevamos más de once años en que se repite y se repite y, por increíble que parezca y pese al gusto que le da al “Chupitos” Arnoldo Ochoa González, él y la élite política estatal no se fastidian de oírlo una y otra vez.

De nuevo, Colima está inserto en la crisis que lo sangra y violenta desde hace ya más de una década ante la pérdida del control criminal y, como si estos largos años no bastarán para transformar una realidad, la clase política en el nuevo gobierno muestra desinterés por dar solución de fondo al problema de la inseguridad.

Cíclicamente, se ve compelida a salvar o resolver una coyuntura, sin asomarse a la estructura del problema que nos presenta el crimen organizado que asola a nuestra entidad. Señor gobernador Don “asquitos”¿Cuántos muertos, secuestros, extorsiones, robos, asaltos faltan antes de imaginar un Colima menos violento y más civilizado? Ni sentido tiene.

Don Fernando Moreno Peña fue el último Gobernador de Colima que gozó de respetabilidad porque supo atender la seguridad pública, hubo trabajo, armonía y paz social, se fue y desde entonces, se practica el ejercicio del no poder en el poder, a pesar o no del Ejecutivo estatal en turno.

En tan sólo diecinueve días el nuevo gobierno nos deja ver que tiene pies de trapo y la élite política los ojos al revés. Desde hace más de once años se sabe que el régimen estatal no da más de sí y, pese a la evidencia, insiste en suicidarse colocando en piezas claves a funcionarios que sólo van al reparto del poder y las ganancias, sin plantearse su sentido de responsabilidad, jugando una curiosa pirinola política: los maleficios son del gobierno, los beneficios son de los políticos ladrones.

Error del mandatario José Ignacio Peralta Sánchez (a) el “asquitos” pretender darle vigencia al caduco régimen priista cuando la estructura económica y social de este país ya no lo permite, lo peor de todo es que ha ignorado los mayores reclamos de la sociedad colimense: garantías a su vida, integridad, libertad y patrimonio. Dicho en una palabra: Seguridad.

Y es que los días pasan y todavía no hay una estrategia frente al crimen, no se conoce y al no conocerse no existe, los resultados están a la vista y los responsables son el “Chupitos” Arnoldo Ochoa González y el “Popeye región IVEduardo Villa Valenzuela, secretario General de Gobierno y secretario de Seguridad respectivamente. Ambos, no pueden alegar que acaban de llagar, Nachito Peralta Sánchez los colocó ahí, estuvieron 102 días cerca del inefable Ramón Pérez Díaz, de infausta memoria y con ellos no pasó nada y como dijo don Teofilito…ni pasara.

El desinterés por resolver el problema de la seguridad se ha agravado por otro: lo chafa del  gabinete del“asquitos” (con una o dos excepciones) donde ambos actúan como cómplices: la corrupción a la vista. En tal circunstancia y ante la desconfianza de la sociedad colimense por este nuevo gobierno, bien podría Nachitoensayar una estrategia en dos planos: el coyuntural y el estructural.

No cejar en la búsqueda de estrategias viables para combatir al crimen organizado que acrediten su deseo de ir al fondo del asunto para poder recuperar la paz, la seguridad y la civilidad que reponga un horizonte distinto para Colima.

Ojalá y el “asquitos” Nacho Peralta Sánchez no caiga en la tentación de firmar papelitos bajo la luz de los reflectores. Nada de eso. Se trata de presentar un plan de acción para ayer, con metas en el calendario, que salga del juego perverso del < aquí no pasa nada > del “Chupitos” y del “Popeye región IV.

El “asquitosdebe encarar frontalmente la corrupción, la impunidad criminal y la pusilanimidad política. Debe salir del carrusel de los operativos a modo; salir de la complicidad de tolerar a políticos comodinos y pegados a la botella o el despertar de un marino que fuera del mar solo es una caricatura, Nachito, debe llamar a las cosas por su nombre, en vez de nombrar “secretarios” donde todavía no hay gobierno.

Si Nachito Peralta Sánchez actúa sólo sobre la coyuntura y no sobre la estructura, en menos de lo que se imagina estará peor que su socio Mario Anguiano Moreno, con los pies de trapo y los ojos al revés…con el problema de que los colimenses están hartos de ese cuento.

Y por cierto, los refrenes son evangelios chiquitos y no fallan y…“Lo que mal empieza, mal acaba” y Nachitoempezó mal, así se enojen los columnistasnachoperalta@.com

Ahí se ven.

 

ENLACITOS

 

AMORES PERROS: La desquiciada Gobernadora madre se le fue como Fabiruchis a la “rata prieta… < Con todo >, así pasa cuando cenizas quedan, muy pronto el rudo delegado federal de Semarnat,  Nabor Ochoa López y la tía remolona (el poder tras el trono) volverán a los besos y las caricias… al tiempo. Se aceptan apuestas.

 

HERMANOS OPORTUNISTAS: Arrastrándose como culebras oportunistas en un acto luctuoso los hermanos de “nuestro siempre Gobernador” Gustavo Vázquez Montes, se tiraron al piso y manifestaron que: “El “asquitos”José Ignacio Peralta Sánchez sigue el compromiso de su hermano Gustavo”, vaya estúpidez desproporcionada llena de sumisión.  Así son los priistas de Colima.

 

AMORES PERROS II: Se sabe y se comenta en los entretelones políticos de Palacio de Gobierno que un lío de faldas tiene divididos al gobernador “asquitos” Peralta Sánchez y al presidente del PRI estatal rogelio rueda¿Quién es la dulcinea por la que este par de mancebos andan metiendo mano a sus fierros como queriendo pelear? ¿Tendremos gemelitos también en este sexenio?  Mal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.