TAREA POLÍTICA

Si de verdad al gobernador José Ignacio Peralta le interesa garantizar la seguridad del patrimonio familiar vehicular  y apoyar a la seguridad de la ciudadanía en general a través de la verificación y actualización de la documentación respectiva que brinde certeza sobre la procedencia de los vehículos en el estado de Colima, como alega, ¡adelante!, pero para llevarla a cabo no necesita cambiarles placas ni matrículas como pretende, pues éstas deben ser permanentes como lo son en países serios donde las mismas acompañan durante toda su vida útil a los automóviles, desde que entran por primera vez a la circulación hasta que son convertidos en chatarra,

Una sola matrícula para cada automóvil de por vida es la clave para mejorar los controles de calidad y seguridad en el parque vehicular de la entidad. No hay razón alguna para tanto cambio de láminas con todavía muchos años de vida útil por delante, ni cuando hay cambios de propietarios.  Tal nociva práctica tiene el único propósito de esquilmar más a los cautivos propietarios de vehículos que ya no sienten lo duro sino lo tupido con tanos cobros que el mal gobierno les hace desde que los adquiere hasta que se deshace de ellos, incluidos emplacamientos, cambios de propietario, tenencias, expedición de tarjeas de circulación, etc., además de los impuestos cada vez que cargan combustibles.

Si de José Ignacio quiere sangrar más la economía de los propietarios de automóviles  en el estado, en unos 300 millones de pesos se calcula el golpe traidor, es mejor para todos que les deje ir en seco el cobro correspondiente sin fastidiarlos con el pesado y desgastante trámite del cambio de placas ante la burocrática  Secretaría de Movilidad, ahorrándose de paso el costo de las láminas. La prensa peraltista debiera promover que en lugar de reemplacar recupere los miles de millones de pesos que según sus propios cálculos les robaron a los colimenses los ex gobernadores Jesús Silverio Cavazos Ceballos y Mario Anguiano Moreno, y sus respectivas pandillas.

Hasta los diputados locales priistas saben que el reemplacamiento no es la única vía para supuestamente evitar el duplicado de las mismas y actualizar el registro vehicular para identificar a los que portan placas sobrepuestas o teniéndolas carecen de la docuentación respectiva, pero terminarán cediendo a las presiones de su patrón Peralta que tan mal los ha tratado a últimas fechas  a través de sus operadores políticos y prensa incondicional  so pretexto de sus altas percepciones mensuales.

Con el argumento de que dizque a nivel nacional se han establecido disposiciones de la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SCT- 2-2016 para el diseño de placas vehiculares que incrementan  controles de seguridad y homogenizan elementos en todas las placas nacionales a partir del 2016, Peralta alega la necesidad  de modificar la conformación de la nomenclatura para Colima agregando una letra al final debido al incremento de la secuencia de la nomenclatura actual.

Por supuesto que para él la única forma de llevar a cabo en Colima la dichosa nueva nomenclatura de las placas vehiculares es cambiarlas, proceso que bien pude hacer gratis y a domicilio,  eficaz forma ésta para actualizar y vincular los datos domiciliarios de los propietarios para según José Ignacio hacer más eficiente el sistema de notificación de multas.

Los automovilistas colimenses están muy baleados ya como para tragarse los alegatos de Peralta  a favor del reemplacamiento que en los próximos días repetirán hasta el cansancio sus columnistasnachoperalta@gmai.com  y demás prensa a su innoble servicio, pero todas las bondades que le atribuyan pueden  lograrse sin necesidad de cambiar  las matrículas y las láminas de los automóviles, operación sólo justificable cuando las mismas  sufran evidente deterioro físico, no por capricho de la autoridad que no tiene llenadero ni se tienta el corazón para exprimir más y más a los causantes cautivos propietarios de automóviles a quienes explota inmisericordemente sin que sus representantes en el Congreso del Estado asuman su defensa sino todo lo contrario.

EL ACABO

  • ¡Qué poca imaginación recaudatoria, por no escribir madre, tienen los tecnócratas financieros que forman parte del “gabinete de inútiles” de José Ignacio Peralta!
  • A pesar de la chicotiza que José Ignacio les ha estado propinando en las recientes semanas a los diputados integrantes de la LVIII Legislatura Estatal, incluidos sus incondicionales del PRI, PVEM, PANAL y PT, la mayoría de ellos le dará luz verde al reemplacamiento. Al tiempo.
  • Pedro “El más priista de los panistas” Peralta Rivas es el promotor de la campaña en Colima del gobernador poblano Rafael Moreno Valle, aspirante a candidato del PAN a la presidencia de la República 2018-2024. Con tales aliados el político camotero la tiene ganada de antemano.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.