“Qui s´ excuse s´ acouse”
(Quien se excusa se acusa)

Déjenme decirles quela barbarie criminal que asola a Colima no sólo golpea el ánimo colimense sino el de todos quienes aspiramos a vivir con paz y armonía.
Sigue desinflándose el mito del gobernador “virtual” e ineficaz. Bien pronto naufraga el “asquitos” José Ignacio Peralta Sánchez, flota en el firmamento del importamadrismo.

Después de su periplo de Semana Santa por Nueva York City el “ascos” asignó tan sólo 11 palabras a la inseguridad: Es una situación que si bien “heredamos”, nosotros tenemos que resolverla (Sic). Es una majadería la escasa prioridad que Poncio Peralta le concede a un gravísimo caso que ha colocado a Colima en primer lugar de asesinatos dolosos.

Me queda claro que el “asquitos” Poncio Peralta sigue lavándose las manos y culpando al que se fue. Quien se dice gobernador sigue el mismo padrón de conducta de su socio y cómplice Mario Anguiano Moreno, mostrándose comoun gobernante timorato que evita el abordaje de temas incómodos escudándose tras otros, adoptando aires de grandeza y actitudes mediocres.
Decretar la realidad y reajustar la estrategia de seguridad son disposiciones montadas en un razonamiento muy pobre.
Vivimos una situación que me recuerda el diagnostico presentado por Sir Winston Churchill a la Cámara de los Comunes poco después de su reunión con Franklin D. Roosevelt y Iósif Stalin en Yalta en febrero de 1945: “Estamos entrando al mundo de los imponderables, es un error ver demasiado adelante. Sólo es posible manejar un eslabón de la cadena del destino a la vez”…Y la verdad el “asquitos”Poncio Peralta no ata ni desata o a lo mejor, ni entiende lo que le quiere decir la sociedad.

La sociedad colimense ha perdido la capacidad de asombro ante la gran cantidad de ejecuciones que ocurren en todo lo largo y ancho de nuestro estado. Todos los días dos o tres asesinatos violentos que corresponden a la tipología del crimen organizado.
¿Es Colima un Estado fallido? Creo que sí. Es mi opinión y la mantengo por la sencilla razón que éste gobierno y los que le precedieron han mostrado su radical insuficiencia en brindar seguridad a sus gobernados.

No hay seguridad en Colima, hoy en las calles, las carreteras y aun en los domicilios el Ejército, la Marina, las policías estatales y municipales están claramente rebasadas por la delincuencia, la organizada y la oficial de la mano del “Chupitos” Arnoldo Ochoa González que ha resultado como el Caballo de la Sabanaporque está viejo y cansado y de paso alcoholizado.

Verdad recalcitrante que se asoma día tras día, muertos apilados en las calles, innumerables bolsas con restos humanos descuartizados, secuestros de jovencitas, robos a casa habitación, ejecutados y la intransigencia de la impunidad son la carta de presentación que trata de justificar lavándose las manos el Grupo de Coordinación Institucional de Seguridad Pública.
Como advierte Sun Tzu en El Arte de la Guerra, toda guerra entraña la decepción y Colima es víctima de ella, sobre todo cuando el titular del Poder Ejecutivo de Colima sostiene una extraña cercanía con un miembro del crimen organizado, lo cual, lo presentan como cómplice de los narcos, amén, de deshonesto.

Los errores contraproducentes que ha cometido Poncio Peralta nos muestran lo arrinconado que se encuentra. El nombramiento del Almirante Eduardo Villa Valenzuela en la Secretaría de Seguridad es una verdadera contradicción porque el mariner va exhibiendo no solamente sus precarias limitaciones sino que busca la tan conocida costumbre de buscar refugio bajo el paraguas de la excusa:“Estamos ante una tarea titánica que vamos a cumplir pero es necesario un plan a laaaaaargo plazo ya que el tema no es exclusivo de Colima”…otra vez, como Poncio Peralta, a lavarse las manos.
¿Pues qué no hay quién mande? Creo que no. El “ascos” Poncio Peralta apenas está reponiéndose de sus vacaciones de Semana Santa en la Gran Manzana en Nueva York City, peeeeeeero, ya necesita atender cuanto viene sucediendo en nuestro estado desde el 1 de noviembre del 2015 desde que arribó al poder estatal, cinco meses en que no sabe cómo parar estos desfiguros y menos andando de farolón viaje y viaje en el “avión del amor”.

Sólo un ingenuo podría suponer que con tan sólo acudiendo a la industria de la declaración se va a ganar esta guerra: Resolveremos la inseguridad, ha afirmado Poncio Peraltaanticipando que el desafío está resuelto, se equivoca el “asquitos”, su tibia declaración no es garantía ni una razón para asegurar que ya venció al crimen organizado.
Poncio Peralta debe entender que esta bronca es de << sesos con huevo >>. Es decir valor para entrarle al toro e inteligencia para saber cómo hacerle y, la verdad, ni el “Chupitos” Arnoldo Ochoa González ni el Almirante Eduardo Villa Valenzuela sirven para pararle esta bronca.
Ahí se ven.
ENLACITOS

¿OTRA VEZ BIBERONES Y PAÑALES? Tan sólo pasaron 32 días (29 de febrero 2016) de mi lapidaría sentencia y ésta, (como siempre) se cumplió, solo que esta vez no hubo gemelitos.
Todo Palacio de Gobierno y hasta la Gobernadora madreestán contentos con el embarazo de la dulcinea en disputa, advenimiento que ponen al gobernador “asquitos” Peralta y al presidente del PRI rogelio rueda felices pero preocupados por aquello de la paternidad (ir) responsable…lo dicho, siguen los pasos chuecos y malos ejemplos de Mario Anguiano Moreno.
Por lo pronto… ¡celebremos con gusto señores!

CON ESOS AMIGOS: Son ya muy visibles las estupideces del Coordinador General de Comunicación Social del gobierno del Estado quien exhibe al “asquitos” José Ignacio Peralta Sánchez como un “tonto inútil”.
Vaya incomunicación por la que atraviesa este gobierno mediocre provocado por un tal Fernando Cruz García.

EL QUE A DOS AMOS SIRVE: Ahora resulta que hasta funcionarios de quinta categoría le taconean al “ascos” Nacho Peralta, es el caso del “Mugrosito” Alberto Nando Quintal director del INMUDE de Manzanillo quien sirve de “mandadero” de Francisco “Pico” Zepeda para exigirle y ordenarle al gobernador “asquitos” que de inmediato nombre al director del INCODE. ¡Vaya pues!

LAMENTABLE MAJADERÍA: Muy criticada ha sido la presidenta municipal de Manzanillo Gabriela Benavides Cobos ante la descortesía humanitaria y política al mostrar desprecio e indiferencia al no presentarse al homenaje de cuerpo presente en el cabildo porteño del expresidente municipal Ramón Chulines Maldonado.

Más grave fue el insulto hacia sus familiares al hacerlos esperar con el féretro en la rampa de acceso a la presidencia municipal por más de 35 minutos sin que se presentará ningún miembro de la comuna porteña para recibir el cuerpo del exedil.
Qué pena, una disculpa pública mejoraría la imagen de la alcaldesa. Digo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.