TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa

Hasta los columnistasnachoperalta@gmail.com han cambiado ya sus valoraciones respecto al desempeño púbico del gobernador José Ignacio Peralta al que ya se refieren empleando el diminutivo de su nombre de pila con un todo despreciativo. La decepción que el muchacho maravilla de lentes, como Clark Kent, bilingüe egresado del ITAM y Essex University, amigo personal de Luis Videgaray y Caso y Enrique Peña Nieto, les ha provocado es tal que lo vean ya entregando el poder (¿cuál Kimosabi?) a un partido diferente al PRI el 01/11/2021 , dando por hecha desde ahora la alternancia política en la gubernatura del estado.

Columnistasnachoperalta@gmail.com tardaron en reconocer y aceptar públicamente que José Ignacio en el ámbito local intencionalmente devaluó la marca PRI con la que nunca se identificó, pues él y sus funcionarios más queridos tienen de priístas lo que su primo Pedro Peralta Rivas de panista, razón por la cual los verdaderos militantes del Tricolor ha empezado ya a deslindarse de él para que no los arrastre en su caída. Quines le siguen siendo leales hasta la ignominia y todavía observan una disciplina partidista ciega, no ven que en 2021 les espera el mismo desastre electoral de 2018 a pesar del buen trabajo de organización y activismo que viene realizando el presidente del CDE del PRI, Enrique Rojas Orozco.

Cuadros realmente valiosos del priísmo colimense, de principios y convicciones, y con potencial competitivo como posibles contendientes electorales, si fueran postulados por el PRI de Peralta para el próximo proceso electoral, la tendrían muy cuesta arriba, más que por la fuerza del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, por la dañada marca PRI, la muy alta desaprobación que como gobernador sigue teniendo José Ignacio Peralta y su doble y hasta triple juego político partidista.


Para evitar el estigma peraltista y no cargar con tan pesado lastre, y porque el tiempo apremia, priistas con claridad de miras y objetivos empiezan ya a promover sus proyectos políticos de cara al 2021sin amarrarlos por ahora a sus siglas y colores, buscando más las alianzas con otros actores políticos que con las nomenclaturas partidistas, fenómeno éste que también se está dando en las filas del Partido Acción Nacional que en la reciente visita de su dirigente nacional apenas pudo convocar la asistencia a su sede estatal de una veintena de militantes.

Por supuesto que el descrédito de los partidos políticos ante la ciudadanía es generalizado, unos más que otros, pero siguen siendo hasta ahora la única vía para contender por cargos de elección popular dado que la de las candidaturas independientes es una vacilada, razón por la cual las vidas, obras, milagros, nombres, prestigios y capacidades de quienes busquen los votos ciudadanos en la contienda 2021 deberán ser lo suficientemente altas para superarlo.

La nueva alianza política en gestación, al menos en los próximos meses, será entre liderazgos sociales de carne y hueso, entre historiales y trayectorias profesionales y en el servicio público. Después vendrá su formalización a través del partido con menos negativos. La camiseta con la que se identificarán por ahora será la ciudadana que en su momento turnarán por otras de colores partidistas.

EL ACABO

    • El presidente de la República sigue diciéndose empeñado en limpiar al país de la corrupción para que prevalezca la transparencia, con respeto a las autonomías que no pueden significar “cotos de poder o islas dominadas por caciques”.

    • Algo sabe Andrés Manuel López Obrador para afirmar que “hay universidades, incluso vinculadas a partidos, ex rectores e integrantes de grupos que manejan universidades , que tienen mucha capacidad de gestión y obtienen muchos fondos. La queja es que ese dinero no se aplica bien, conviene la transparencia sin que se interprete que es una injerencia del gobierno y una violación de las autonomías”.

    • La Santa Inquisición defensora a ultranza de la sacrosanta autonomía de la U de C, manto protector de su alta burocracia dorada, hizo ya perro del mal a Rogelio Humberto Rueda Sánchez, supuesta cabeza del trío golpista que con él conforman Indira Vizcaíno Silva y Vladidmir Parra Barragán. ¡No es para tanto, se pasan¡

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.