Javier Montes Camarena

“La generación lame culos en la que vivimos, es una generación de cobardes”

Clint Eastwood.

Para el “Samuray” Guillermo Rincón Joya

 

Déjenme decirles que: Muy ingrata será la tarea que se van echando a cuestas el dirigente nacional y el nuevo “intendente” municipal del Partido Revolucionario Institucional del puerto (PRI) de cara a la elección presidencial y los comicios municipales del domingo 1 de Julio del 2018.

Hoy el PRI juega a la juventud como valor político, menciona su relevo generacional cuyo cumplimiento en tiempos pasados no le redituó mayor cosa, hoy le apuesta a la lucha contra la corrupción (Sic) como si ya todos hubiéramos olvidado los tiempos recientes.

Los arribos de Ochoa Reza y Álamo Navarro fueron producto del “dedazo”, designación directa y sin consultas, claro, esto no es un pecado en la vida priista, es, una virtud. Es tan sólo algo natural para escandalizar sólo a los primerizos de la vida política.

Don Manuel “El Meme” Garza viejo priista dice: Yo creo que el lío lo hacen tantas opiniones, muchas de las cuales vienen ecarreradas desde hace rato”. No le falta razón. Es la normalidad antidemocrática priista.

A Don Fidel Velázquez, le preguntaron un día: ¿“Esa designación fue un “dedazo”?, el líder cetemistas raudo y veloz contestó: “No sé, compañero, ¿a usted ya le han dado un dedazo?, como usted ve el dedazo está más vigente que nunca en el PRI.

El mensaje oculto detrás de ambos “dedazos” es muy visible y nos deja ver que el Partido Revolucionario Institucional no tiene remedio ni cura. Ha mostrado el tamaño del problema al insistir ser un partido trampa, corrupto y ladrón, revelando los fracasos de una organización política alejada de la sociedad.

El reto para Ocho Reza y Álamo Navarro sería consolidar una estructura partidista cohesionada, fuerte y funcional, en la cual tuvieran sentido y valor real, tanto la opinión como el trabajo de la militancia, haciendo política no regalando despensas o sirviendo de barrendero o de intendente en barrios y colonias populares.

La tarea principal de ambos es convencer, antes que a nadie a su propia militancia que el PRI está en camino de su regeneración, de la salvación de sus pecados y corrupciones, sólo así desactivaría la naturales tentaciones de quienes observan a ese partido como una entidad política sin remedio.

La lumbre les llega ya a los aparejos y el anuncio de la catástrofe no es simplemente problema de iniciados.

Los ruidos son cada vez más amenazadores, ya se escuchan en las conversaciones y se leen en las redes sociales. Los políticos perfumados del PRI no alcanzan a entender que el viejo Revolucionario Institucional en el municipio más grande del estado no va a funcionar porque sus reglas y protocolos han sido atropellados por Viejas cobijas miadas, mismas que han tenido secuestrado a ese partido durante más de 25 años. La evidencia es inocultable y la derrota permanente.

¿Con qué PRI se van a aliar Ocho Reza y Álamo Navarro? ¿Con ese que se integra con Ponchos miados, con liderazgos macuarros, con empresarios ladrones socios de la corrupción, o con el PRI que sabe traducir y tomar decisiones responsables?

Si el pasado no está escrito, el futuro menos. Vale la pena parafrasear a Julián Marías porque de otro modo y ante las circunstancias adversas, menester sería declarar anticipadamente la debacle priista en Colima, entendiendo por la entidad a todos los tricolores colimenses.

En fin, hoy, visita el líder nacional del PRI Ocho Reza el puerto y (territorio panista-Verde ecologista) los priistas están dejando ver su miedo al ridículo, no hay partido, no hay militantes, no hay lealtad, no hay trabajo político, hay, sí, ruinas, cascajo y, ateridos, los tricolores huelen ya el peligro de seguir instalados en la mediocridad otros tres años más. Al tiempo.

Ahí se ven.

ENLACITOS

NUEVO PRIISTA: Tanto renegó del PRI y de sus corrupciones el popular anunciador de radio Luís Ayala Campos El Güichin que ahora, amafiado con otros dos sátrapas de la política nadan en los drenajes políticos tricolores. ¿No qué no?

EMPRESARIO NO POLÍTICO: Menudo es el ridículo que viene haciendo el joven líder del PRI del puerto Rubencito Álamo Navarro al andar barriendo y recogiendo basuras en las calles de barrios y colonias, sin duda Rubencito es un buen activo del departamento de limpia de la alcaldesa Gabriela Benavides Cobos quien tiene, y gratis, un barrendero de lujo.

Dijo el Zorro interplanetario: Nadie sabe para quién trabaja.

Me puedes leer en: ipuntocom.mx   =  wwwcolimaxxi.com  =  noticiastecoman.com   =  portalzlo.com  =   imagen.manzanillo@hotmail.com  =   noticiasmv.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.