TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

 

El  domingo 01/07/2018, los electores de los distritos electorales locales II y VII tendrán la oportunidad de evaluar en las urnas al ex priista, ex panalista, ex perredista, ex panista y priista reconverso, Nicolás Contreras Cortés, consumado aviador magisterial cuyo travestismo partidista se explica por su amor al dinero fácil que le proveen los gobernadores en turno en pago a sus servilismo; y a su secuaz villano compañero pridependiente, Francisco Javier Ceballos Galindo. O los  aprueban otorgándoles sus votos para que vivan felices y contentos otros tres años, o de una buena vez los retiran de la farándula política. Así de claro y contundente, no hay justos medios.

La tarde noche del domingo de  la verdad se sabrá si pesó más en las urnas el respaldo de los oficialistas medios de comunicación que todo les justifican y pasan por alto a los mercenarios de la política Nicolás y Francisco Javier, o la evaluación objetiva que de sus truculentos desempeños hagan los ciudadanos que tendrán la última y definitiva palabra. Como los bribones de siete suelas que son se saben perdidos, han recurrido a su editor para quejarse de que en las redes sociales los traen como pericos a toallazos según ellos porque saben que ya ganaron sus partidas. Si así fuera, ¿de qué se preocupan entonces?

Si de verdad Nicolás Conteras Cortés y Francisco Javier Ceballos Galindo, como alegan,  quisieran “seguir representando a la gente antes que a los partidos políticos”, debieron habérsele presentado como candidatos independientes y no amparados en las siglas y colores de un partido, el Revolucionario Institucional, con estructura, voto duro y recursos económicos para dar y prestar. Cínicos pero no tontos, Nicolás y Francisco Javier aprendieron que yendo por partidos considerados chicos pierden como cuando el primero cayó en la contienda por la alcaldía de Colima en 2012 con el PRD, ocasión en la que obtuvo menos votos que los que recibió en un solo distrito electoral local cuando lo recogió el PRI para hacerlo diputado, o el segundo una diputación local al competir por el Partido del Trabajo.

El ex petista, ex panista y ahora priista converso, Francisco Javier Ceballos Galindo , quien al igual que Nicolás gracias al PAN ganó la diputación del Distrito Electoral Local VII, Villa de Álvarez, dispuesto está a sacrificarse por la gente, no por el PRI/PVEM, otros tres años arrellanado de nuevo en una curul del Congreso del Estado, mientras que el otro miembro del trío pridependiente, Luis Ayala Campos, no se atrevió a presentárseles por segunda ocasión consecutiva a los electores del Distrito Electoral Local XIV, Manzanillo, privándolos de la oportunidad de calificar en las urnas sus maromas partidistas e incondicional entrega al gobernador José Ignacio Peralta.

Al evaluar con sus votos a los tránsfugas Nicolás Conteras Cortés y Francisco Javier Ceballos Galindo, los electores también se evaluarán a sí mismos. Tiempo y oportunidad habrá de saber si le dijeron no al oportunismo, al chaqueteo y a cinismo, o si al par de ojales les pasaron por alto tales conductas que se suponen socialmente reprobadas. El resultado que sobre las dos candidaturas arrojen las urnas dirá si todavía hay o no moral política aunque ésta sea un árbol que no dé moras.

Para Nicolás y Francisco Javier, el domingo 01/07/2018 puede ser de llanto y crujir de huesos si los electores les hacen pagar en las urnas todas sus trapacerías políticas con votos adversos, de rechazo, de condena, a su nada ética forma de conducirse como hombres públicos, como defensores que debieran ser de los genuinos  intereses de la gente, no de sus ambiciones personales y de la pandilla a que ambos pertenecen. Nunca jamás entenderán la diferencia entre ser peleles del Ejecutivo Estatal o dignos representantes del pueblo que ojalá que esta vez ya no vote por ellos.

 

EL ACABO

  • Todos los candidatos a cargos de elección popular aseguran que ganarán el domingo 01/07/2018, pero como entre los deseos de victoria y las probabilidades que tienen de lograrla hay mucho trecho, solamente lo harán uno a presidente de la República, tres a senadores de la República, dos a diputados federales de mayoría relativa, alguno que otro a diputado federal plurinominal, diez a presidentes municipales y 25 a diputados locales, 16 de ellos de mayoría relativa y 9 de representación popular.
  • En las elecciones de 2015, el PAN ganó seis alcaldías y diez diputaciones locales de mayoría relativa; el PRI, dos de las primeras y seis de las segundas. El domingo 01/07/2018 las urnas pueden arrojar resultados muy diferentes, al revés volteados.

 

 

 

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.