José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA

Ante la inevitabilidad de la derrota que les espera al Partido Revolucionario Institucional y a sus candidatos en las elecciones del primer domingo de junio de 2018, sus gerentes de las diez sucursales municipales en el estado están abandonado los cargos antes de cumplir su primer año como tales. El primero en ahuecar el ala para no seguir incurriendo en costos sumergidos fue el del municipio de Colima, el empresario de pompas fúnebres Luis Javier Isordia Alcaraz, quien hace dos semanas retiró sus tiliches de las oficinas tricolores ubicadas sobre la avenida 20 de Noviembre de la capital del estado. Ante la creciente demanda de los servicios funerarios provocada por la violencia desatada en el primer año del gobierno peraltista, por un lado, y la falta de respaldo de la dirigencia estatal priista encabezada por Rogelio Humberto Rueda Sánchez y Lizet Rodríguez Soriano, por el otro, el junior Isordia Alcaraz les aventó el harpa.

La presidenta del Comité Directivo Municipal de Villa de Álvarez, Belinda Vianey Chapula Árcega, se va por las mismas razones expuestas en el párrafo anterior y porque chocó de frente con la inflada Secretaria General del CDE del PRI, Lizet Rodríguez Soriano. En Manzanillo el constructor Rubén Álamo Navarro ya se cansó de meterle tiempo, esfuerzo y dinero al mal negocio político que es el quebrado  priismo porteño cuyos líderes languidecen sin fe ni esperanza en recuperarse de la paliza que los amigos porteños de José Ignacio Peralta les propinaron el domingo 07/06/2015. Las constantes ausencias de Álamo Navarro de las tareas partidistas que son cubiertas por la puesta y dispuesta Secretaria General Andrea Naranjo Cortés se explican tanto por saberse al frente de una causa perdida de antemano como porque su actividad empresarial demanda su atención y tiempo.

Tan de capa caída está el PRI en Tecomán que el único que quiso agarrarlo fue el sicario sindical Audelino Flores Jurado, quien puso al frente del mismo a su junior Alejandro Flores López para que trasladara el estilo de liderazgo caciquil que ha ahuyentado la participación de los priistas tecomenses al punto de dejar hablando solos a él y a sus achichincles que no se van pero nada positivo hacen a favor de su desahuciado partido. Los restantes seis comités directivos municipales priistas, los de menos membresía, están peor que los cuatro grandes. Como la Bartola, no tienen ni para pagar la renta, el teléfono y la luz, cuantimás para atender las demandas de apoyo de la gente. Solos, tristes y abandonados por el primer priista de mentiritas del estado, deambulan como almas en pena en espera de agarrase a la primera  tabla de salvación  que les lancen Morena o el PAN en los próximos meses.

Los priistas distinguidos y los de a pie, dirigentes y bases, se saben abandonados y a su suerte. Solos, tristes cabizbajos y meditabundos rumian su desgracia. Su gobernador no da un cacahuate por ellos, en lugar de motivarlos a recuperar el orgullo tricolor perdido, volverlos a poner en pie y regresarles la fe y la confianza perdidas, lo único que le interesa es salir bien librado el primer domingo de junio de 2018. Convencido de que la presidencia de la República caerá del lado del Partido Acción Nacional o del Movimiento de Regeneración Nacional, tiene ya mano y metate en los proyectos políticos de ambos.

En Acción Nacional está jugando sus cartas con el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle Rosas; con el virtual candidato de Morena a presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene de conectes a sus muy cercanos amigos colimenses los “morenos” Mario Delgado Carrillo, senador de la República; y Vidal LLerenas Morales, diputado federal. Compañeros degeneración, José Ignacio, Mario y Vidal coincidieron como estudiantes en el ITAM y en Essex University. Con ellos la amistad de Peralta es más honda y profunda que la que sostuvo con José Manuel Romero Coello.

José Ignacio tiene ya hecha la machaca del 2018. Si gana la partida Andrés Manuel López Obrador  confía en que le irá mejor con él que como le ha ido con Enrique Peña Nieto y su maestro Luis Videgaray y Caso. Por ello y otras cosas más, a Peralta le importa una pura y dos con sal la suerte del priismo auténtico de Colima que le es ajeno. ¡Sálvese quien pueda! Las mujeres primero.

EL ACABO

  • La fuga de priistas hacia el bando lopezobradorista está en todo su apogeo. Desesperados, buscan las mejores conexiones para acercarse a Andrés Manuel y establecer compromisos de participación política y electoral con él.
  • La pandilla anguianista se propone colar a dos o tres de los suyos como diputados a la próxima legislatura estatal, ya sea por el PRI y sus aliados de siempre o por el PAN. Son ya varias reuniones de trabajo las que han realizado para preparar a sus gallos alequines que planean soltar en la próxima contienda electoral. Hasta sus “Fodas” les han hecho ya.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.