TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

Bajarse los sueldos y prestaciones al 50% de las tarifas imperantes en la LVIII Legislatura Local, fue una promesa de campaña de los candidatos a diputados locales por la Coalición “Juntos Haremos Historia” (MORENA/PT/PES),tal como lo ha expresado el diputado presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Públicos del Congreso del Estado, Francisco Rodríguez García, para quien la reducción salarial, de percepciones adicionales y demás recursos económicos que reciben los legisladores locales, “fue un tema de campaña y no se aplicó ninguna reducción” en el presupuesto del Poder Legislativo para el 2019, que será 95 millones de pesos, esto es, una cantidad similar al ejercicio que está por concluir”.

Uno de los más fervientes promotores de la drástica disminución de las percepciones de los diputados locales que llevan ya dos meses recibiendo sin hacer gestos lo mismo que sus antecesores, fue el MORENO reconverso Vladimir Parra Barragán que ya no recuerda el tema con el que promovió su candidatura siguiendo la máxima lopez obradorista de decirle a los electores lo que querían escuchar a sabiendas de que nada ni nadie lo obligará a cumplirles, tal como lo hizo en su oportunidad José Ignacio Peralta con sus slogans “tu seguridad es mi responsabilidad” y “vivirás feliz y seguro”, nada de lo cual ha cumplido sino todo lo contrario.

Para el Magistrado Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Mario de la Madrid Andrade, “Uno de los puntos para evitar las injerencias de los otros poderes, es la garantía de sus salarios, por lo que de acuerdo a la Constitución los salarios no pueden reducirse. Es un elemento analizado por los organismos nacionales e internacionales donde es la única forma de garantizar la independencia y autonomía del Poder Judicial”. Lo mismo aplica para los otros dos poderes locales, el Legislativo y el Ejecutivo, habría que colegir. Cualquier reducción en las percepciones de sus integrantes (austeridad republicana amorosa) tendría que negociarse entre los tres Poderes del Estado, opina Rodríguez García.
Tiene razón Mario De La Madrid De La Torre cuando afirma que el flagelo de la corrupción no se combate con la reducción de los salarios, pero tampoco mantenerlos altos en el Congreso del Estado le garantiza a los colimenses diputados de primera como alega Francisco Rodríguez García. Cierto es que lo barato sale caro, y que la mayoría de los 25 integrantes de la LIX Legislatura Estatal no merece ni devenga lo que le están costando al contribuyente.

“Estoy explicando la complejidad de eso, no estamos a favor de haya dispendios, que haya un plan de austeridad, podemos reducir el sueldo pero tenemos que tener herramientas para poder realizar la labor legislativa. ¿Quieren diputados de quinta? Yo creo que hay que elevar el nivel profesional y transparentar los recursos”, se pregunta y responde Francisco Rodríguez a sabiendas de que por haber votado a ciegas el domingo 01/07/2018 los colimenses tienen una LIX Legislatura Estatal plagada de diputados de pacotilla a los que no hay como “elevarles su nivel profesional”. Ni volviéndoles a batir.

Rodríguez García justifica la nociva práctica del asistencialismo legislativo que debe derivarse hacia los organismos creados para atender a los necesitados: “También hay que decirlo, a la gente no le importa si tu función es legislar, la gente viene y quiere apoyo, el diputado lo ven más cerca, creo que no podemos disminuir la función”, sentencia, pero le importe o no le importe a la gente, esa no es función de un diputado local.

Aunque para Rodríguez García “el tema y discusión de la reducción presupuestal del Congreso y las percepciones de los diputados no está en la realidad y una cosa es una promesa de campaña y otra es hacer un análisis serio sobre el tema”, quienes la hayan hecho como su colega Vladimir Parra Barragán deben cumplir la palabra empeñada si no quieren pasar a la historia cual demagogos, embaucadores y farsantes, rajones pues.

EL ACABO
 El ex panista y ex morenista diputado local, Miguel Ángel Sánchez Verduzco, huyó del “bullying” a que fue sometido por sus ahora ex compañeros de bancada yéndose a refugiar al Partido Verde Ecologista de México, nuevo aliado de la “Cuarta Transformación”. Esta ruta será transitada por otros legisladores hartos de la grilla interna que se traen morenos y petistas.

 Al PVEM y al PT seguirán arribando diputados locales prófugos de MORENA. Les darán entrada siempre y cuando “tengan oficio político y visión de futuro”, así como Sánchez Verduzco.

 Cada día más panistas colimenses están entendiendo que el domingo 16 de este mes de diciembre se juegan mucho más que una dirigencia estatal: La autonomía de su partido ante el gobierno de José Ignacio Peralta empeñado en cooptarlo de cara al 2021 con la ayuda de su primo Pedro “El más priista de los panistas” Peralta Rivas y el también mercenario de la política colimeña Jorge Luis Preciado Rodríguez.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.