TAREA POLÍTICA

La administración municipal de Armería que por tercer trienio preside como alcalde Ernesto Márquez Guerrero, respaldado por su cabildo, logró que la Federación aporte el 68% de los recursos financieros que se requieren para convertir los tres vasos de oxidación a donde por años han ido a parar las aguas residuales que genera la población armeritense, en una moderna planta de tratamiento de las mismas, mientras que del gobierno del estado obtendrá el restante 32%, esquema diametralmente opuesto al que el ex gobernador Jesús Silverio Cavazos Ceballos les impuso a los usuarios de la Comisión de Agua Potable y alcantarillado de Colima-Villa de Álvarez (CIAPACOV) al otorgarle la concesión de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales a un particular que hizo el gran negocio a costillas de la cautiva clientela del vital servicio que le paga tres veces más por metro cúbico de agua consumida que los noventa centavos que serán la cuota de saneamiento para quienes factura la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Armería (COMAPAL)

La construcción de tan importante obra estará a carga de la empresa Hi-Pro Ecológicos, con domicilio fiscal en el estado de México, que  ganó con todas las de la ley la licitación pública nacional correspondiente en la que iniciaron 20 concursantes para quedar diez finalistas. La empresa ganadora  inició ya los trabajos respectivos que terminados alcanzaran una inversión total de 52 millones y medio de pesos. Los casi 17 millones de pesos de la aportación que le corresponde al gobierno del estado serán financiados durante el tiempo que lleve la ejecución de la obra por la propia constructora que los recuperará una vez que haya concluido satisfactoriamente el proyecto y puesto en operación la PTAR que manejarán tres trabajadores que serán capacitados por la misma.

 “Con el proyecto elegido el saneamiento de las aguas va a resultar más económico que el de las otras empresas que no ganaron. Gente del Gobierno del Estado, Contraloría y Conagua revisaron cada uno de los proyectos y eligieron el más eficiente. Se escogió la planta que menos costo va a generar en el saneamiento de las aguas residuales, para que no impacte negativamente en la Comapal”, asegura el alcalde Márquez Guerrero, un político de probadas  honestidad, credibilidad, buena imagen y entrega a las mejores causas de los armeritenses a quienes por tercer ocasión sirve desde el cargo que con él ha sido caja de cristal.

Además de las ganancias para el entorno ecológico derivadas del saneamiento de las aguas residuales que generan los hogares, establecimientos comerciales e industriales y las actividades agropecuarias, como la eliminación de los olores fétidos que se perciben en el área y el mejoramiento de la calidad de vasos lacustres como el del estero “Palo Verde”, la inversión bipartita de 52 millones y medios de pesos que ya inició será un fuerte detonante dados los efectos multiplicadores que cada peso aplicado a la construcción tendrá en la economía municipal. Otro punto relevante a destacar es que al entrar en operación la PTAR Armería, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) le condonará a la COMAPAL las multas acumuladas por no haberla tenido antes y que ascienden a uno 30 millones de pesos.

La PTAR de Armería que entrará en operaciones el próximo mes de diciembre tendrá una capacidad de procesamiento de 50 litros por segundo, comprende dos áreas de desinfección ultra violeta, dos clarificadores, dos   tanques de pre aireación, dos  reactores, cárcamo de bombeo, medidor parshall, desarenadores, caseta de sopladores y lecho de secado. La empresa constructora le entregará a la COMAPAL,  certificado de aseguramiento de calidad, certificado de aspectos ambientales y certificado de aspectos de seguridad.

La solvencia económica de la empresa Hi-Pro Ecológicos, su capacidad técnica y la supervisión que de la obra harán las instancias correspondientes, entre ellas los regidores que integran el cabildo de Armería, les garantizan a los armeritense una planta de tratamiento de aguas residuales que cumplirá con los estándares establecidos por los organismos normativos en la materia, por lo que pueden estar seguros y tranquilos de que tendrán la PTAR que necesitan y merecen. Lo demás es lo de menos.

EL ACABO

  • El delegado de la SEMARNAT en el estado, Nabor Ochoa López, le echó porras al alcalde de Armería por haber logrado que se construyera en el municipio que bien gobierna, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), “pues desde hace muchos años venía siendo una necesidad, de tal forma que con esa obra ganan todos”.
  • “Con las aguas que salen de la Laguna de Oxidación ya no se contaminarán los cultivos, además evitarán problemas de salud. Lo primordial de estos beneficios es que por el hecho de que al tratar el agua, la Conagua regresará recursos para que los inviertan en obras de saneamiento”, sentenció el hijo de Doña Nico.

  • A propósito de enchiladas, los diez alcaldes cumplieron ya 7 meses en sus cargos y la obra pública municipal correspondiente a 2016 aún no ha iniciado, tardanza que tiene al sector de la construcción como mirla con pujos. Lo mismo sucede con la Secretaría de Desarrollo Urbano del Gobierno del Estado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.