Los militantes panistas, priistas y perredistas, que en las campañas ordinaria y extraordinaria por la gubernatura del estado les jugaron contras a los candidatos de sus respectivos partidos, en un acto de congruencia política, debieran renunciar a sus militancias antes de que formalmente los corran, así se queden solos PAN,PRI Y PRD por el gran número de traidores que hay en ellos como teme el dirigente estatal de éste , Jorge Luís Reyes Silva, para quien Indira Vizcaíno Silva sigue en sus filas, “pues no se fue a hacer campaña por el PRI y tampoco por el PAN, eso me consta”. Con este criterio no habrá perredistas expulsados así su ex candidata a la gubernatura, Martha Zepeda del Toro, reitere que ella promoverá la expulsión de Indira Vizcaíno Silva, “pero lo haré de manera institucional, no es un tema que andaré ventilando en los medios de comunicación; el partido valorará este asunto”. Para el presidente del Consejo Estatal del PRD, Jaime Sotelo García, la relación laboral que implica subordinación y dependencia que  la colaboracionista Indira ha establecido con José Ignacio Peralta  daña a ese partido, “por lo tanto, la mejor decisión es que valorara su separación del PRD, es lo mejor para todos”.

La lista de priistas acusados de traidores a la causa peraltista es tan larga como la cuaresma. En ella la santa inquisición tricolor tiene incluidos a Mario Anguiano Moreno, Jesús Orozco Alfaro, Francisco Ánzar Herrera, Martín Flores Castañeda, Rafael Gutiérrez Villalobos, Rigoberto Salazar Velasco, Guillermo Adame Fuentes, Julio Anguiano Urbina, Hugo Ramiro Vergara Sánchez, Ulises Cortés Montero y decenas más que no se salvarán de la santa ira desatada en su contra por los guardianes de la pureza y  la lealtad otro priistas. Falta poco para que se den los juicios sumarios a los anguianistas, algunos de los cuales debieran ir a parar al fresco bote por los miles de pesos que se carrancearon del erario estatal.

Igualmente numerosos son los panistas que promovieron a rabiar la candidatura de José Ignacio Peralta. Entre ellos sobresalen los ex alcaldes de Comala, Coquimatlán y Manzanillo, Braulio Arrequín Acedo, Salvador Fuentes Pedroza y Virgilio Mendosa Amezcua, respectivamente. Éste, en equipo con los alcaldes de Armería, Ernesto Márquez Guerrera; y Minatitlán, Horacio Mancilla González, tiene en su mira el control de la franquicia del PVEM para contender con su tucán, siglas y colores, en las elecciones de 2018. Por su parte, la alcaldesa porteña, Gabriela Benavides Cobos, tiene la intención de permanecer en las filas blanquiazules para aprovechar el voto duro del PAN en el municipio de Manzanillo. No quiere irse por su propio pie ni que la expulsen.

El seis veces candidato Leoncio Morán Sánchez, sin renuncia ni expulsión de por medio, es desde hace rato ya presidente en Colima del Partido Movimiento Ciudadano, cargo desde el cual prepara ya su séptimo turno al bat que podrá ser por la alcaldía capitalina, una diputación local o federal,  o la cabeza de la fórmula de candidatos “ciudadanos”  a senadores de la República. Otros que  le meterán ruido al PAN antes de afiliarse al PRI o al PVEM, son Pedro “El más priista d los panistas” Peralta Rivas, Esmeralda Cárdenas Sánchez,  Brenda del Carmen Gutiérrez Vega, Elías Martínez Delgadillo y Saúl Magaña Tejeda, entre otros.

Como la corrida va a ser pareja, no hay razón ni pretexto para que nadie se rasgue sus vestiduras por el ajusticiamiento de nadie. Y es que tan hubo traidores tricolores como blanquiazules y negro amarillos, así es que  ni a quienes irle, razón por la cual que cada quien que con su PAN se la coma. Cierto es que pertenencia a los partidos políticos no es de una sola vez y para siempre, pero lo que no se vale son los dobles y hasta triples juegos de los militantes que se pasan de vivos o vivales.

EL ACABO

  • A propósito de enchiladas, el diputado federal priista, Enrique Rojas Orozco, no comparte que Indira Vizcaíno Silva sea secretaria de Desarrollo Social de Colima (Sedescol). “No comparto esa parte con todas sus letras, no es mi obligación compartirla, hay muchas mujeres dentro del PRI, incluso de los aliados del Trabajo, Nueva Alianza y Verde Ecologista, que pudieron hacer un papel decoroso en beneficio de la gente”, pero se aclimata para que no se lo aclichingue José Ignacio Peralta que “tiene esa posibilidad de designar a su gabinete”.
  • Los priistas porteños que andan encabritados con José Ignacio Peralta, o cabrestean o se ahorcan. Para ellos sólo hay dos sopas, pero de la de fideos ya se terminó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.