Fuente: AFP.

 

El pasado sábado 03 de Agosto, en la ciudad fronteriza de El Paso, Texas, EUA; Patrick Crusius, de 21 años, comenzó a disparar contra las personas que se encontraban en una tienda de la cadena Walmart, con un saldo de al menos 22 muertos y 26 heridos, incluidos niños.

Dentro de las victimas mortales, se encuentran 8 de nacionalidad mexicana: Sara Esther Regalado y Adolfo Cerros Hernández (pareja de casados), Jorge Calvillo García, Elsa Mendoza de la Mora, Gloria Irma Márquez, María Eugenia Legarreta Rothe, Ivan Filberto Manzano y Juan de Dios Velasquez Chairez.

Según reportes iniciales, el tiroteo tuvo lugar cerca de las 10:00 hora local, en Cielo Vista Mall. Ahora, según reportes de la prensa local, internacional y las autoridades estadounidenses, como el FBI, el autor del ataque subió a la plataforma 8chan un “manifiesto”, en el que declara su admiración y simpatía por el autor de los tiroteos en las mezquitas de la ciudad Christchurch, en Nueva Zelanda; en las que murieron 51 personas, hace unos meses.

Crusius, justifica el ataque como una respuesta a lo que él llama una “invasión hispana de Texas” (coincidiendo con las teorías conspirativas y xenofóbicas de “la reconquista mexicana del sur estadounidense”), con lo  que evitaría el desplazamiento de la “gente blanca y de origen europeo”. Dicho documento se titula: La verdad incómoda, en el cual también lanza un discurso de odio contra los judíos. Finalmente, culpa a la debilidad de los republicanos en el estado, que lo convertirán en un “bastión demócrata”.

Por ahora, las autoridades estadounidenses han declarado que existen los medios legales para clasificar éste hecho como un “crimen de odio” y “terrorismo local (nacional)”, y han condenado desde todos los niveles del gobierno el crimen. Cabe señalar, que las autoridades mexicanas han hecho lo mismo, y han expresado que buscaran la extradición del perpetrador, así como el investigar quién fue el vendedor de las armas utilizadas.

Concluyendo, en este medio condenamos tan atroz ataque, así como los motivos ideológicos que lo provocaron; y damos el mas sentido pésame a las familias de las victimas, que se encuentran en ambos lados de la frontera. Consideramos que el Estado mexicano y sus autoridades, deben ampliar su colaboración ne medidas de seguridad regional y continental, las cuales deben de incluir el terrorismo local e internacional. Lo que debe evitar (el gobierno mexicano) es inmiscuirse en la política nacional, y soberana, estadounidense. Y por último, desarrollar en conjunto con el gobierno de Estados Unidos, una política de concientización contra aquellas corrientes e ideologías violentas, que atenten contra nuestra vida, nuestros Derechos Humanos y contra nuestras libertades.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.