José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa*

Durante muchos años se argumentó que los periodos constitucionales de tres años marcados para las administraciones municipales  eran demasiado poco tiempo para que sus titulares las llevaran a mejores niveles de desarrollo y capacidad de respuesta  en beneficio de los ciudadanos a quienes ese primer nivel de gobierno se debe. Voces hubo que clamaron a favor del alargamiento a por lo menos cuatro años de las gestiones de los alcaldes y sus cabildos, pero al final triunfó la vía de la reelección inmediata para tres años más,  previo retiro con licencia de dichos cargos para volver a contender.

Cuando pudiera pensarse que los diez alcaldes del estado se presentarán de nuevo ante los electores el domingo 01/07/2018 en busca de su reelección, resulta que muy probamente apenas la mitad de ellos lo haga. Unos porque quieren emigrar a funciones legislativas y otros porque  saben  que reprobados están por sus gobernados en los primeros dos años que llevan en los puestos donde ya no sienten lo duro sino lo tupido.

Los más interesados en que los diez alcaldes del estado repitan plato son sus propios funcionarios que quieren otros tres años de buenas chambas en un mercado laboral donde las mismas  escasean. Para convencerlos de que se vuelvan a postular, les susurran a sus castos oídos que son más queridos de las electoras y apreciados de los electores que “El Merecumbé”,  y todo ello porque saben que si optan por una diputación local o curul federal cuando mucho a dos o tres porristas podrán emplear.

Lo ideal sería que los diez alcaldes todavía en funciones contendieran de nuevo por los mismos cargos para que la ciudadanía tenga la oportunidad de calificar en las urnas su desempeño. Sería interesante ver si libran o no la prueba del añejo. Como quienes hayan resultado fiascos para la ciudadanía nunca jamás va a entender y aceptar que se han ganado a pulso la repulsa ciudadana, y que lo mejor para ellos  sería tocar retirada y aceptar el debut y despedida simultáneos, van a presionar a sus dirigentes partidistas para que lo nominen a la relección aunque luego vayan directo a la derrota electoral el domingo 01/07/2018.

Por supuesto que las cúpulas de los partidos políticos decidirán a discreción  qué alcaldes irán por la reelección y cuáles no,  pero los electores libres de su tutela, incluidas sus respectivas  militancias, castigarán sus errores y premiarán sus aciertos en éste y otros temas,  pues deben saber que nada positivo les espera si postulan gato por liebre y orientan sus decisiones por meros intereses grupusculares y no por los criterios de la aceptación ciudadana y la potencial rentabilidad electoral que fehacientemente acrediten en su oportunidad quienes pretendan  repetir como alcaldes.

Hay que  insistir cuantas veces sea necesario la verdad inobjetable de que todos los partidos políticos, unos más que otros, tienen  negativos y positivos, rechazo y aceptación,  en el ánimo ciudadano. Para superar la explicable por bien ganada animadversión de la gente, de los votantes, los institutos políticos deberán postular a cuadros que reúnan tal credibilidad y grado de confianza en la ciudadanía como para superar los puntos malos asociados a los colores y siglas que los abanderen. Deberán ser tan buenos como para que los electores voten por ellos a pesar de los partidos que lleguen a postularlos. La relección de alcaldes será oportunidad inmejorable para que los ciudadanos evalúen en las urnas el desempeño observado por  quienes se atrevan a intentar repetir.

Por las anteriores y otras razones más, los partidos políticos en Colima y en México tendrán su prueba de fuego el primer domingo de julio de 2018 cuando quizá los electores no tengan más alternativa que escoger a los menos peores. El tema de la reelección de los diputados locales da para otra entrega más.

EL ACABO

  • Los alcaldes de Colima, Héctor Insúa García; Coquimatlán, Orlando Lino Castellanos; Cuauhtémoc, Rafael Mendosa Godínez; y Minatitlán, Horacio Mancilla González, son de los diez quienes avocados están a buscar la reelección y lograrla en las elecciones del domingo 01/07/2018.
  • Los de Armería y Comala, Ernesto Márquez Guerreo y Salomón Salazar Barragán, respectivamente, direccionados están hacia el Congreso del Estado; la porteña Gabriela Benavides Cobos a la Cámara de Diputados, mientras que el tecomense José Guadalupe García Negrete  y la villana Yullenny Guylaine Cortés León tendrán sendas cenadurías.

*Columnista#G8 Independiente.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.