Adorado: ******

Supe la desgracia que te pasó. Sé que día y noche no duermes por estar pensando en ello. Que mientras lloras,  tu mente y  tu corazón se fusionan para obsequiarte bellos y lindos pensamientos y que junto a ti,  te hace compañía, una taza de café.

No sabes cómo desearía estar contigo y decirte que sólo es una pesadilla que pronto terminará; que tus tormentos desaparecerán al abrir los ojos, que con un abrazo mío olvidarás tus problemas, que basta una taza de café para sentirte querido…pero ninguno de mis 3 consejos funcionará.

¿No te das cuenta que sufro por ti en secreto? Si estás triste lloro,  si te lastiman, una pequeña daga atraviesa mi corazón y si te haces daño voy muriendo un poco cada día.  En cambio si tú ríes yo bailo, si tú eres feliz, yo también; pero tu dosis de alegría ya no me es suficiente, es tan raro el día en que sonríes que hasta  olvidaste como hacerlo.

Acepto reclamos por no haber aparecido antes y te suplico me perdones, si decidí revelarme hasta ahora es porque estoy muriendo. Busco mi salvación a cambio de la tuya, por eso te propongo; sé feliz. Al aceptar mi trato, no te prometo que olvidarás tus problemas por arte de magia, pero te advierto, estas comprometido a buscar tu felicidad.

No hay noche que tus ojos no derramen alguna lágrima y no te cansas de revivir esos  recuerdos que no te dejan en paz. Tus fantasmas te persiguen pero te aferras a ellos, te encanta lo que te hace daño. Basta. Es momento de que seas feliz, solo déjalo ir, deja volar  lo que no te pertenece; porque  ni escondido en lo más profundo de tu corazón dejará de doler, ni escapando al lugar más lejos del mundo parará de seguirte.

Te la has creído tanto que ya no sientes las mismas ganas de vivir. ¿Te aconsejo algo?, piensa lo contrario, miéntete. Convéncete de los maravillosos  que son esos ojos  cafés que siempre te acompañan. Miéntete. Piensa en lo lindo que te vez cuando sonríes. Quiérete. Amate. Y si eso te hace sentir bien entonces miéntete, pues con que bellas verdades endulzaste tu corazón.

Por eso te pido, regálame una sonrisa hoy y siempre.

P.D Sería hermoso encontrarnos algún día, por lo pronto, hasta luego.

Por Andrea Montserrat Arreola Ramírez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.