TAREA POLÍTCA por José Luís Santana Ochoa.

Nuevos y refrescantes aires, mejor ambiente laboral y calidad y calidez en la atención a la derechohabiencia, se vislumbran en los centros de trabajo de la Delegación Estatal Colima del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores  al Servicio del Estado (ISSSTE) con la corrida a escobazos que le han dado de Humberto Cabrales Aguilar, y la llegada con el carácter de representante, de acuerdo al nuevo léxico administrativo de la “Cuarta Transformación”, de un conocido y reconocido profesional de la medicina de larga cuan fructífera trayectoria en instituciones del sector salud, Alberto Covarrubias Bermejo, quien venía desempeñándose como Delegado de la Cruz Roja Mexicana en Colima.

Hay que recordar que a mediados del mes de mayo del año 2017, Cabrales Aguilar,  en mala hora para el personal del ISSSTE, los derechohabientes de esta institución y la sociedad colimense en su conjunto, fue traído desde Campeche a Colima por la entonces senadora de la República, Itzel Sarahí Ríos De La Mora, como titular de esa Dependencia en la entidad a condición de que nombrara como lo hizo Subdelegado de Prestaciones Económicas  a su hermano Miguel Fernando Ríos De La Mora.

La silverista que pasó de noche por el Senado de la República causó baja el día último de agosto de 2018, y cuatro meses después ahuecó el ala el gobierno priista para olvidar de Enrique Peña Nieto, a pesar de lo cual tanto Huberto como Miguel Fernando se escondieron en sus oficinas con la esperanza fallida de pasar desapercibidos en lugar de haber presentado sus renuncias como los funcionarios salientes en su misma condición lo hicieron. Incluso, Cabrales Aguilar presumía que por su según él gran experiencia, trayectoria en el servicio  público y excelentes resultados como Delegado del ISSSTE Colima, ya había sido ratificado en el cargo por la virreina Indira Vizcaíno Silva.

Atropellos al personal médico, de enfermería, técnicos y administrativos, hostigamiento laboral, nepotismo, corruptelas con medicamentos, material de curación y equipo médico de desecho que cobró como nuevo, operación ésta en la que él y sus cómplices se embolsaron diez millones de pesos, fueron la tónica de las trapacerías cometidas por quien no quiso irse por su propio pie y ahora altas autoridades del ISSSTE están cesando fulminantemente, pero antes de que coja las de Villadiego deben subirlo a la báscula, esculcarlo y obligarlo a que regrese hasta el último centavo de lo que se ha embolsado, nada de que perdón y olvido.

Humberto Cabrales Aguilar siempre trató sin lograrlo de engañar a los colimenses con sus triunfalistas declaraciones plagadas de falsedades como en la que daba cuenta de decenas y decenas de nuevas plazas para el servicio que por supuesto nunca llegaron, su anuncio con fanfarrias de que “el Issste a nivel central nos hizo el favor de mandar tres mesas quirúrgicas, vamos a renovar y sustituir, una que ya tiene muchos años de uso y vamos a colocar una en el quirófano vacío, una más nueva, y de ortopedia esta mesa quirúrgica, tiene varias posiciones y es adecuada para la cirugía ortopedia y traumatológica, pero también para la general y el cambio lo vamos a tener a partir de dos o tres días, vamos a tener dos unidades quirúrgicas completas, y una especializada de ortopedia en la clínica “Miguel Trejo Ochoa”, pero lo que llegaron fueron cuatro mesas y sus partes apestando a viejo, mohosas y destartaladas.

Mención aparte merece la adjudicación que se hizo el campechano como de su autoría, del exitoso proyecto “Casa de Día”, espacio para la convivencia social, cultural y deportiva de los jubilados, que fue concebido, gestionado y hecho realidad por la anterior administración del ISSSTE Colima a cargo del cardiólogo Guillermo Villa Godínez. En síntesis, por sus propias actitudes, comportamientos y nulos resultados, Humberto Cabrales Aguilar se ganó a pulso su salida del cargo que debió haber desocupado desde hace por lo menos un año.

 

EL ACABO

La gente del ISSSTE feliz y contenta con el relevo directivo que se oficializará el lunes miércoles 10 de enero de 2019 a las 10 horas , pero la que presta sus servicios en la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado quiere saber la hora exacta en la que los liberarán del todavía titular de la misma Miguel Becerra Hernández.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.