TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

La semana anterior no fue nada buena para la protagónica diputada federal del extinto Partido Encuentro Social, Indira Vizcaíno Silva, sino todo lo contrario.

Además del tema de la reactivación judicial de las acusaciones que sus propios paisanos le han enderezado por la que ven muy desventajosa para ellos permuta de siete hectáreas de alto valor comercial ubicadas en Altozano donde viven “quienes toman las decisiones” en Colima, que en su carácter de alcaldesa hizo a cambio de otras tantas de ínfimo precio, el tiro del descuento que gestionó para los automovilistas colimenses usuarios del tramo carretero de cuota Cuyutlán-Manzanillo le salió por la culata.

Hasta su prensa amiga le puso tache a la diputada Vizcaíno por su indigno comportamiento como agente de negocios de la concesionaria PINFRA, no se diga los colectivos empeñados desde hace años en el retiro inmediato y definitivo de la caseta emblema de la corrupción al amparo del Gobierno Federal.

“El que Pinfra, concesionaria de la autopista, haya accedido a dar un descuento a los colimenses en el pago de la caseta de peaje de Cuyutlán, no es el mejor arreglo al que se puede llegar, pues aunque menos, seguirán cobrando por una carretera que ya está pagada y cuya concesión debió terminar en 2007, pero por autorizaciones bajo sospecha la mandaron a 2017 y después hasta 2047.

Dicho de otro modo, Indira Vizcaíno ayudó a Pinfra a despresurizar la demanda contra la caseta, por lo que el acuerdo es malo, pues tácitamente contempla que la concesionaria siga cobrando hasta 2047 un tramo carretero que ya fue pagado desde hace muchos años, por lo que lo justo es que definitivamente se deje de cobrar por parte de esa compañía que ya lo hizo de manera excesiva en tiempo y dinero”, le dijeron en Diario de Colima.

En coincidencia con el periódico del señor Sánchez, el decano de los medios impresos en papel, Ecos de la Costa, le reclamó que “más allá del descuento, que sólo evidencia la arbitrariedad de la empresa para bajar y subir el costo del peaje –de manera discrecional, sin ningún parámetro objetivo, elevó el cobro afectando a los colimenses-, lo que los ciudadanos queremos es el retiro total de la caseta de Cuyutlán, cuya concesión es a todas luces injusta y tiene observaciones por parte del Gobierno del Estado y el Congreso local. Indira Vizcaíno debe ponerse de parte de la población y no ser una intermediaria de la empresa que ahora ofrece cobrar menos para que la dejen seguir operando, aunque existen elementos jurídicos para quitarle la concesión a la empresa Pinfra, que es la que la administra”.

Fue la diputada federal del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera quien, interpretando fielmente el verdadero sentir de los expoliados colimenses, el jueves anterior aprovechó la comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados del Secretario de Comunicaciones y Transportes del Gobierno Federal, Gerardo Ruiz Esparza, en el marco de las comparecencias por la Glosa del Sexto Informe Presidencial, para exigirle “el retiro inmediato de la Caseta de Cuyutlán en Colima”, no la concesión de graciosos descuentos como los que tramitó su compañerita Indira.

“El compromiso presidencial de “contar con una infraestructura de transporte que se refleje en menores costos para realizar la actividad económica, es una evidente falsedad, y más bien un título y capítulo de buenas intenciones, que no se corresponde con la realidad, ya que la red de carreteras que se encuentran concesionadas a particulares ha sido un jugoso negocio para servidores públicos, y también para acaudalados empresarios que se han visto beneficiados con concesiones”, disparó directo a la cara del “Secretario de los Socavones” la diputada Yáñez Centeno y Cabrera.

“Y lo que es peor, con prórrogas interminables de éstas para seguir cobrando tarifas excesivas para la utilización de carreteras construidas con el dinero de los impuestos de los mexicanos, como los casos muy representativos de las del Estado de México a OHL; o en Cuyutlán, Colima a PINFRA . Por ello exigimos el retiro inmediato de la caseta de Cuyutlán en Colima, Secretario, ¡basta ya de lucrar con los bolsillos de los mexicanos!”, le remató con claridad y contundencia, sin medias tintas ni actitudes colaboracionistas con el enemigo, la diputada Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera que así le ganó en forma contundente un buen round a su compañera de establo Indira Vizcaíno Silva.

EL ACABO

Bien por la diputada federal Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera por haberse puesto del lado de la población. Mal por su colega Indira Vizcaíno Silva que prefirió ser una promotora de etiquetas (tags) electrónicas al servicio de la empresa PINFRA. Paloma para la primera y tache para la segunda de cara al 2021.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.