TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa

Más tardó el joven valor de  la sociedad civil manzanillense, Carlos Olivar Sánchez, en anunciar  que se había reunido con el todavía dirigente estatal del Partido Movimiento Ciudadano, Sergio Jiménez Bojado, encuentro copular que derivó en la aceptación por parte de aquel de “la dirigencia de los jóvenes en MORENA, este es un paso muy grande para el cambio que he buscado en mi comunidad desde hace ya bastante tiempo, sin duda alguna es una responsabilidad que tomaré con compromiso, dedicación y transparencia Es momento de un cambio verdadero”, que en venírsele encima la jauría 4Teísta azuzada por Vladimir Parra Barragán.

El anuncio publicado por Olivar Sánchez el viernes 25 de septiembre de 2020 alborotó al gallinero moreno, “cientos de cibernautas, militantes y simpatizantes de Morena, por compartir en redes sociales un contenido donde se decía aceptar la Dirigencia de los Jóvenes de Morena en Colima, usurpando el cargo oficial de ALEJANDRO GONZÁLEZ otorgado por asamblea estatal”.  Ante el enojo y repudio de las huestes parristas, Don Sergio tuvo que tragar camote, se rajó a lo muy macho: “En el ánimo de generar certeza respecto a un tema que se ha ventilado de manera pública a través de las redes sociales, me permito aclarar puntualmente que es falsa la versión de que el CEE que yo represento generó un nombramiento como Secretario de los Jóvenes de MORENA a Carlos Olivar Sánchez”.

“La información que se filtró fue confusa, en mi publicación no especifiqué que la representación como tal, es una representación municipal, aquí en Manzanillo. Hubo algunas personas que se sintieron agraviadas. No se especificó Manzanillo, pero mi Asociación Civil está enfocada en Manzanillo. Fue un error no haber especificado, pero tampoco se puso que era dirigencia estatal como para que lo difundieran”, declaró Carlos Olivar Sánchez tras ser cogido en el fuego cruzado que se traen Indira Vizcaíno Silva/Griselda Martínez M. con Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera/Sergio Jiménez Bojado.

Confusiones y errores aparte, Olivar Sánchez no se merecía la rudeza injustificada e innecesaria que sobre él ejercieron las barras bravas que capitanea Vladimir Parra Barragán. Sin embargo, como rencoroso no es, después del brete en que lo metieron Claudia Valeria y Sergio, ratificó su fe en el partidazo de AMLO: “Me siento plenamente identificado con los principios y la ideología de MORENA. ¡Soy un joven que quiere aportar!”. Habrá que ver si lo dejan aletear rumbo al 2021 cuando el pleito por las candidaturas 4Teistas será más fragoroso de  lo que fue  en 2018.

Bien haría Carlos Olivar Sánchez en dialogar con su paisano  empresario de la industria de la construcción Rubén Álamo Navarro para que éste le comparta la mala experiencia que tuvo cuando en la contienda electoral de 2018 fue invitado a participar como candidato a la presidencia municipal de Manzanillo por la alianza MORENA/PT/PES. Si entonces cuando los pejistas locales no tenían nada seguro le jugaron chueco a Rubén, ahora, de cara al 2021 que creen ya traen todos los cargos de elección popular en su bolsa, peor tratarán a Carlos. Advertido está.

EL ACABO

ü Por más que Sergio Jiménez Bojado jure y perjure que “no estamos en condiciones de desdeñar el apoyo y respaldo de quienes se quieran sumar a este gran proyecto que debe tener como requisito elemental que quienes quieran participar tengan una trayectoria limpia vinculada a la honestidad y rectitud, sobre todo, con convicción en apoyar este proceso de la 4T”, la cruda verdad es que simple y llanamente  allí no encaja Carlos Olivar Sánchez, no pertenece.

ü A pesar de que a raíz de su ingreso a la política ha recibido “cantidades extraordinarias de críticas”, Carlos no se achicopala. Al contrario, asume el reto de demostrar “con trabajo, seriedad y firmeza… que tenemos la creatividad de hacer cosas nuevas tiene que salir lo viejo y entrar lo nuevo. Incito a los chavos que nadie los limite, que participen en el proyecto que ellos decidan. La participación de los jóvenes ya es necesaria, la participación de los jóvenes 30/30, sí puede hacer un cambio. Es el momento de los jóvenes, es el momento de los cambios verdaderos”. Lástima que a sus camaradas morenos nada de eso les importa. ¿O sí?

ü La ganancia para Carlos Olivar Sánchez de todo el embrollo morenista, es que ahora más porteños lo conocen, identifican y saben de sus legítimas aspiraciones políticas;  también, que ha probado cómo se las gastan los “líderes” de MORENA.

ü En la lucha de poder a poder, cuerpo a cuerpo, que libaran desde haces unos meses los diputados locales de la 4T Carlos César Farías Ramos (PT) y Vladimir Parra Barragán, el primero le ha propinado al segundo un riendazo más, demoledor, al cesarle a unos treinta empleados que desde hace poco menos de dos años tenía incrustados en la nómina del Congreso del Estado.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.