VISLUMBRES – Abelardo Ahumada

 

FICHA SIGNALÉTICA.-

¿Saben o recuerdan los lectores quién es Juan Díaz de la Torre?

Es el actual presidente nacional del SNTE, antiguo dedo chiquito de Elba Esther Gordillo. Un hombre suertudo al que el 26 de febrero de 2013 la justicia selectiva del presidente Enrique Peña Nieto no lo tocó, sino para promoverlo al sitio que detentaba su antigua jefa. Un hombre que por inexplicables (pero muy entendibles) razones, no fue anotado en la lista de los cómplices de “La Maestra”. Un hombre, además, tan desagradecido, que hasta la fecha no ha ido a visitar la celda de su antigua benefactora.

Menciono todo lo anterior porque todo parece indicar que acaba de llegar el tiempo en que Enrique Peña Nieto decidió cobrarle a Juan Díaz tan eminentes favores. ¿Cómo? ¿Cuándo? – Lo sabrán si siguen leyendo un poquito adelante.

DIÁLOGO SELECTIVO.

Y si arriba hablábamos de justicia selectiva, muy bien podemos ahora afirmar que el gobierno federal también ha mantenido (sobre todo durante el último mes) un diálogo selectivo, enviando, por ejemplo, a los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); a dialogar con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a quienes el 1° de julio en curso, él mismo  les puso un supuesto ultimátum, en el sentido de que si persistían en la idea de bloquear las vías de comunicación, el gobierno “actuaría en breve para desbloquearlos”.

Todo esto al mismo tiempo en que,  actuando como quien dice “en lo oscurito”, Aurelio Nuño Mayer, titular de la Secretaría de Educación, se negaba a recibir a los líderes disidentes, y ya estaba preparando su propia respuesta a los planteamientos que sobre los mismos tópicos le habían hecho los dirigentes del SNTE, encabezados por Juan Díaz de la Torre.

Y, así, mientras la disidencia magisterial  se entrevistaba el lunes 11 con el Secretario de Gobernación, el sindicato magisterial oficialista, se entrevistaba con el Secretario de Educación y recibía respuestas.

De los resultados de ambas reuniones, se supo que el diálogo con los integrantes de la CNTE continuaría en otro momento, “estando, de parte del gobierno, siempre abiertos a ello”. Y en cuanto al diálogo SEP-SNTE se supo que Nuño Mayer había respondido positivamente a cuando menos  8 de los 10 planteamientos que el sindicato le había presentado. Planteamientos que cuando al día siguiente fueron revisados y cotejados con los que había propuesto la CNTE a Gobernación, eran casi igualitos. Curiosa y muy singular “coincidencia”, que lo único que demuestra es que tanto EPN, como Nuño Mayer y Osorio Chong, habían diseñado esa estrategia para que el SNTE pudiera rebasar a la CNTE por la izquierda o, para, en otras palabras, quitarles a éstos las causas que enarbolaban como banderas.

PRUEBA TOTAL.

Una prueba de que todo esto había sido tramado, la dio el mismo Juan Díaz de la Torre, al hacer públicos los acuerdos obtenidos de su diálogo particular con el secretario de Educación a través de una consabida y obligada rueda de prensa. Pero la más contundente la dio cuando, actuando contra lo que ha sido su costumbre, participó un spot televisivo que se difundió no sólo en los horarios estelares de las cadenas nacionales, sino a través de todos los medios electrónicos hoy en operación.

Spot, en el que, entre otras interesantes revelaciones dice que “la SEP aceptó hacer una revisión profunda de la evaluación docente, para que ésta sea ‘integral, contextualizada, formativa, sin visión sancionadora ni punitiva, respetando la dignidad y el prestigio profesional de los maestros”.

Colateralmente, Díaz de la Torre asegura que la Secretaría “se comprometió a garantizar la calidad, la equidad, la pertinencia y la gratuidad de los programas de formación continua de los  maestros”. Así como que “se comprometió a invertir 50 mil millones de pesos para dotar de conectividad a las escuelas y fortalecer escuelas normales”; a que se pagarán los estímulos retenidos a 700 mil maestros que están en Carrera Magisterial, y que “a más tardar el 16 de agosto se cubrirán todos los adeudos de salarios, de incentivos y la regularización de plazas”. Anunciando, por último, que “la ampliación de la jornada laboral en el nuevo calendario escolar respetará íntegramente el derecho de los maestros”.

No conforme con lo anterior (y seguramente para devolver al menos una parte de los favores que EPN le hizo al no meterlo a la cárcel junto con la profesora Gordillo), Juan Díaz de la Torre se atrevió a cerrar su spot diciendo: “Con esta nueva respuesta (de la SEP) ratificamos que la legislación educativa no afecta ningún derecho adquirido” por el magisterio nacional, y que, por ende “es tiempo de reafirmar nuestra unidad, expresar nuestro orgullo de ser maestros y nuestro compromiso con la sociedad”.

Este mensaje está dirigido, sin duda, a sus compañeros-enemigos de la CNTE. ¿Aceptarán éstos volver al redil oficial, a “reafirmar la unidad” perdida y a ratificar su compromiso, más que con la sociedad con el presidente EPN? No deje usted, como en los cuentos de Kalimán, de leer los interesantes capítulos que a partir de ahora y sobre este mismo tema se habrán de escribir.

LIDERCILLOS LOCALES

Y para que se vea que no nada más a nivel nacional se cuecen este tipo de habas, resulta que aquí en Colima, Martín Flores Castañeda resurgió de la tumba política en la que tras de su retiro como diputado local se había forzosa y temerosamente metido, y se convirtió nuevamente en secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado. Organización en la que, con algunas variantes, ha permanecido “defendiendo” a sus agremiados, y “ayudándose” con sus cuotas  desde a principios de la década de los 90as.

Sin tomar en cuenta la muy grave acusación el diputado Nicolás Contreras Cortés hizo en contra de Martín por haber estado éste cobrando 80 mil pesos al mes mediante el uso de diferentes tarjetas bancarias, pregunto: ¿Qué no se había jubilado Martín? Y de ser eso cierto,  ¿puede un jubilado ser dirigente de los trabajadores activos? O, ¿no se jubiló y luego de salir del Congreso regresó a trabajar (¿o sólo a cobrar?) la plaza que tenía asignada? “¡Que alguien me explique!”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.