TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

La mayoría absoluta en la próxima legislatura local que será liderada por los diputados de mayoría relativa Carlos César Farías , Julio Anguiano  y Vladimir Parra, podría poner en su mira al Secretario de Planeación y Finanzas del Gobierno del Estado, Carlos Noriega García, a quien además de su liderazgo en la recolección de dinero público mal habido le saben que desvío varios millones de pesos a las campañas priistas locales en la elección del 01/07/2018 que culminó con la derrota total de quienes con el dinero de los colimenses pretendió sin conseguirlo llevar al Congreso del Estado para protegerse de cualquier posible acción judicial futura en su contra.

A pesar de que Noriega García se siente protegido hasta cierto grado por sus compinches a quienes su concuño colocó en el  Tribunal de Justicia Administrativa, el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos del Estado de Colima (Infocol) y el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Colima, sabe que las muchas trapacerías que en los casi treinta meses que lleva el peor gobierno de la historia de Colima ha cometido en perjuicio del pueblo de Colima  lo pueden meter en serios predicamentos si el Congreso del Estado que a partir del 01/10/2018 ya no controlará su cómplice José Ignacio Peralta decide dar un buen ejemplo de su compromiso con la sociedad de combatir la corrupción de los funcionarios públicos locales.

Después de la estrepitosa derrota sufrida el domingo 01/07/2018 por los candidatos priistas/ verde ecologistas que financió en buena parte con dinero desviado de las arcas estatales en perjuicio de proveedores y contratistas de obra pública  a quienes tiene embarcados y no les paga , sus colaboradores, amigos y conocidos cercanos ven a Carlos Noriega García cabizbajo y meditabundo, ido, ensimismado, sabedor de que el mundo ahora sí se le vendrá encima y no podrá salvarse de la quema porque no hay forma de que evada su responsabilidad penal en las grandes operaciones inmobiliarias del gobierno del vivirás feliz y seguro como la compra a precio muy inflado del predio “La Campana” y de los terrenos ejidales de “Loma de Fátima” donde se están construyendo las instalaciones de la XX Zona Militar, la venta del avión, concesiones fraudulentas a particulares como la del Parque Regional Griselda Álvarez Ponce De León y contratos multimillonarios de obra pública como la costosísima remodelación, mal planeada y peor ejecutada, de un corto tramo de la Calzada Galván Norte de la ciudad de Colima.

En Palacio y Casa de Gobierno es un secreto a voces que Noriega García, rey de los moches, comisiones, entres o retornos porcentuales en la corrompida asignación de obra pública y todo tipo de adquisidores, sobre todo de medicamentos que es la que más dinero le ha dado, ha entrado ya en pánico porque además vació lo que había en las arcas estatales para financiar las campañas de los candidatos de Peralta motivado por su deseo incumplido de proteger su retirada. Ahora tiembla ante la posibilidad de que los diputados locales morenistass, petistas y pesistas, secundados por los diputados federales y senadores de la Republica  del mismo signo, le esculquen hasta las tripas. Gente de su entorno asegura que a Carlitos ya le suda hasta el esternón, y que si lo auditaran en serio y a fondo se lo llevarían directo al Cereso. Su única esperanza es que la poderosa virreina Indira Vizcaíno Silva lo salve de la hoguera.

La próxima LIX Legislatura Estatal integrada mayoritariamente por impolutos diputados amloistas, para abrir boca, deberá dar prueba fehaciente de que va en serio y a fondo contra los corruptos, debe ordenarle al Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental del Estado (OSAFIG) y exhortar a la Auditoria Superior de la Federación, a que le practiquen sendas auditorías a la Secretaría de Planeación y Finanzas del Gobierno del Estado para que detecten tanto las desviaciones de recursos financieros estatales como los de procedencia federal, recuperar lo que su titular se ha embolsado y castigarlo penalmente. Nada más pero tampoco nada menos. Así de fácil.

Habrá que ver si el futuro presidente de México que no va a mentir ni robar ni a engañar, pone un buen ejemplo llevando a la horca al bribón de siete sueleas que es el concuño de Nacho, Carlos García Noriega, y obligará al par de centaveros a regresar los muchos millones de pesos que el pueblo sabe que se han embolsado en perjuicio de la seguridad, la salud, proveedores y constructores, y el patrimonio de los colimenses que ya no sienten lo duro sino lo tupido. La cueriza que los electores les propinaron en las urnas el domingo del crujir de huesos y tañer de dientes no es suficiente, falta la recuperación de lo sustraído y el castigo a los delincuentes de cuello blanco  ya muy percudido. ¿O no?

 

EL ACABO

 

  • Después de poner su mira en la Secretaría de Planeación y Finanzas, los diputados locales de la santa cruzada anticorrupción López Obradorista deben luego voltearla hacia las secretarías de Salud y Bienestar Social, Educación, Planeación y Finanzas, Administración y Gestión Pública, Infraestructura y Desarrollo Urbano, Movilidad,  Seguridad Pública,  y C4, donde pucho apesta a podrido. ¡Nada de borrón y cuenta nueva¡

 

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.