Con la espada desenvainada llegó al cargo de Secretario de Educación Óscar Javier Hernández Rosas, quien de entrada denunció la obesidad de la Dependencia a su indino cargo y la caída de la calidad de la educación en el estado que ahora, según su opinión, es muy inferior a la que se tuvo hasta antes de 2007, pasando a joder con ella a quienes desde entonces lo antecedieron en el cargo como Carlos Cruz Mendosa, Margarito Espinosa Mijares, los hermanos Federico y Guillermo Rangel Lozano, Norma Lidia Ponce De León Amador y Armando Figueroa Delgado, así como a los dirigentes de las secciones VI y XXXIX del SNTE habidos en los últimos nueve años, todos ellos, por cierto, activistas y promotores del voto a favor del candidato de la alianza PRI-PVEM-PANAL-PT a la gubernatura del estado en la elección extraordinaria del domingo 17/01/2016, José Ignacio Peralta . Como va. Hernández Rojas no hará huesos viejos en el cargo con que en mala hora para el sector educativo de la entidad fue distinguido.
Hernández Rosas, quien por cierto fue funcionario de primer nivel de la SEP en el mismo periodo donde sus estructuras de organización se volvieron obesas y la calidad de la educación cayó drásticamente, según él, tiene toda una red de porristas nada gratuitos en la prensa tradicional y en las redes sociales que secundan a rabiar sus ex abruptos en contra de quienes se supone son parte del mismo equipo peraltista al que pertenece. El tipo de marras presume que se sacó en la lotería sexenal el premio de la SEP gracias a José Manuel Romero Coello, su “ex superior jerárquico en el IMJUVE” donde cobró después de que lo corrieron por grillo del Instituto Estatal de Educación para los Adultos de Colima al que había caído después de que lo sacaron de la SEP por desleal y golpista. Hay que recordar que el protegido de Romero Coello en unas cuantas semanas al frente del IEEAC hizo frenética campaña para brincarle a la titularidad de la SEP, con el alegato de que lo había convertido en el mejor del país.

“Cuando me invitó (José Ignacio Peralta) me dijo que había hecho un análisis y auscultación con diversos actores políticos vinculados al sector educativo y que había coincidencias en que yo podría dirigir la Secretaría de Educación, en consciencia me invitaba a que me sumara al gabinete”, presume quien, junto con Ulises Cortés Montero, reprobó feamente como coordinador territorial en la primera campaña del ex candidato del PRI-PVEM-PANAL-PT a la gubernatura de Colima, José Ignacio Peralta, a pesar de lo cual el ex coordinador de la campaña extraordinaria al que no se le hizo ser nombrado Secretario General de Gobierno, José Manuel Romero Coello, lo respaldó para que fuera Secretario de Educación, cargo que está utilizando para golpear a sus antecesores sin que nadie en el gabinetazo peraltista le jale las orejas sino todo lo contrario.

La beligerancia y la rijosidad compulsiva que desde hace tiempo ya se trae el secretario grillo Hernández Rosas en contra de los ex secretarios de la SEP que considera sus enemigos personales, por un lado; y la libertad total con que los agrede, por el otro, son indicadores claros de que su jefe, José Ignacio Peralta, respalda su proceder. Como los agredidos por el impulsivo nuevo titular de la SEP saben crecerse al castigo y aguantar a pie firme las embestidas de que son objeto, de seguro volverán a pujar fuerte por el PRI y sus candidatos en las elecciones de 2018. Y es que rencorosos no son sino institucionales y leales hasta la ignominia. Al tiempo.
EL ACABO
La feroz embestida emprendida por la ultra peraltista en contra de los alcaldes panistas de Colima, Coquimatlán, Cuauhtémoc y Tecomán, continúa. La dureza en el trato con estas administraciones municipales no le abona al restablecimiento de la armonía y al trabajo coordinado después de la disputa por la gubernatura. Así las agitadas aguas nunca van a tranquilizarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.