TAREA POLÍTICA

Después de la reconquista del Congreso del Estado por parte de quienes mandan y gobiernan en el estado, sigue en turno el Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional en Colima a disputarse al cierre de este año 2016. Fallaron en su objetivo de hacerse del control del Sindicato de Trabajadores del Gobierno del Estado pero no cejan en su antidemocrático empeño de someter a su proyecto político transexenal al panismo colimense, amenaza real que los panistas de buena fe no ven y por lo tanto los cogerá desprevenidos, mientras que los prianistas liderados por José Ignacio Peralta, Pedro Peralta Rivas y Rafael Moreno Valle, secundados por la prensa local a su servicio, no duermen. La ‘dispersión’ de dinero contante y sonante para comprar voluntades y votos está en todo su apogeo. Y una mayor derrama económica está por venir para asegurarse la victoria.

La padilla moreno vallista-peraltista tiene como candidata a la presidenta del CDE del PAN a la diputada plurinominal Julia Licet Jiménez Angulo, quien en trio con Riult Rivera Gutiérrez y Crispín Guerra Cárdenas decidió quedarse en la fracción panista de la legislatura local para tener sus derechos partidistas a salvo y poder participar en la contienda interna que si pierde se irá con todo y chivas, sus dos compañeros de viaje, a donde se fueron Nicolás Contreras Cortés, Francisco Ceballos Galindo y Luis Ayala Campo, pero valiendo la tercera de la cuarta parte de la mitad de la mitad en que se cotizaron los nicos, pues sólo los necesitaría el PRI-gobierno para hacer mayoría calificada, no más.

Para salvar a su partido de la quema, los panistas colimenses de principios y convicciones, que los hay, deben buscar a un cuadro con el suficiente atractivo electoral en la mayoría de la militancia para asegurar la victoria y salvar a su partido que, por la salud de la democracia en el estado, debe mantener su independencia y autonomía respecto del prianismo en el poder estatal. Hay que esperar para ver si la solidez del  PAN, la fortaleza de sus más de 75 años de vida institucional, la prevalencia del interés general y la experiencia democrática interna resisten a pie firme la intentona golpista orquestada y financiada  por el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle y sus secuaces en Colima.

Para abonarle a su insano propósito, los moreno vallistas-peraltistas han hecho del combativo senador Jorge Luís Preciado Rodríguez a su villano favorito, el causante de todas sus frustraciones, el demonio mismo al que combaten sin tregua  ni cuartel, sin ver que a la hora de la verdad puede brincarles la liebre por donde menos lo esperen en la persona de un candidato diferente al que nadie le ponga peros, capaz de obrar el milagro de ponerle las pilas a la militancia blanquiazul para que se apliquen con seriedad y a fondo al salvamento del PAN en Colima , alguien que integre y motive a los mejor del panismo colimense a cerrar filas para su autodefensa.

La contribución de Preciado Rodríguez a los muy buenos resultados obtenidos por el panismo colimense en las elecciones de junio de 2015 es conocida y reconocida por propios y extraños, no está a discusión, pero no apela a la misma para convertirse en el próximo dirigente estatal del PAN; al contrario, puesto y dispuesto está a respaldar a quien garantice la mayor armonía e integración posibles del panismo colimense y la viabilidad misma del Partido Acción Nacional como alternativa real, diferenciada, auténtica, para un electorado demasiado baleado ya que merece mejores partidos políticos, dirigentes, representantes y servidores públicos.

En tanto llegan las fechas y los plazos de cumplen, Preciado Rodríguez seguirá jalándole la marca de los moreno vallistas – peraltistas al caballo negro, el ‘as’  bajo la manga,  para que éste llegue entero y sin raspones a la elección interna estatal a celebrarse en un par de meses más. Por las vías del diálogo, la conciliación y la firma de compromisos de participación política electoral de cara al 2018 y más allá, el panismo auténtico de Colima, el de principios y convicciones, el institucional, el que ve más allá de la refriega electoral en turno, prevalecerá. En tanto, que sus adversarios sigan viendo a Jorge Luís como el enemigo a vencer, el causante de todas sus frustraciones, el demonio mismo.

EL ACABO

  • Da en el blanco Rogelio Guedea De La Mora cuando afirma que “el PRI está tan obsesionado en parecer un buen partido que en su afán por pretender controlar la vida interna del PAN ha terminado por mostrar su propia perversidad. Mal harían los panistas verdaderos en permitirlo. Hay que detenerlos a como dé lugar, por el bien de Colima, de los colimenses del futuro y de quienes nos guardan en su memoria”.
  • Al finlandés Secretario de Educación del Gobierno del Estado, Óscar Javier Hernández Rosas, se le hizo bolas el engrudo por la falta de libros para cientos de estudiantes del nivel básico. Entre más justificaciones arguye más se enreda.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.