TAREA POLÍTICA por José Luis Santana Ochoa.

“Vladimir ha caído en desgracia, su carencia de oficio político y excesivo protagonismo lo perdieron. Podrá seguir repartiendo culpas por doquier en vano intento de ocultar sus graves errores de cálculo, pero nada lo salvará de su más que cantada expulsión de la presidencia de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios en el Congreso del Estado. La oficialización de su reemplazo, además de necesaria, es urgente para que la 4T empiece a la voz de ya a recuperar de lo perdido en el Congreso del Estado lo que aparezca, empezando por el respeto, el decoro y la dignidad de este Poder”, se advertía en este mismo espacio de opinión hace una semana.

Verdad incontrovertible es que el liderazgo espurio de Parra Barragán en el Congreso del Estado fue pernicioso y destructivo para Colima, no nada más para la 4T, porque “dividió  en lugar de congregar, violentó en lugar de pacificar, controvirtió en lugar de llegar a reales acuerdos y compromisos en favor de la ciudadanía”. Por ello, y por otras cositas más, sus compañeros legisladores mandaron al apóstol Vladimir  al rancho chiapaneco propiedad de su Mesías.

 A partir del 15 de Julio de 2020 el diputado local de mayoría relativa Carlos César Farías Ramos despacha ya como nuevo Presidente de la Comisión de Gobierno Interno y Puntos Constitucionales del Congreso del Estado de Colima, con la encomienda de “ recuperar el orden, la armonía, la estabilidad e inclusión que se perdió en la actual legislatura”, que todos los colimenses exigen, “a raíz de acciones individuales de un grupo de compañeros diputados, desencadenaron en unas decisiones que no son de lo mejor”, como el propio petista reconoce.

 “Todas las voces cuentan y todas las opiniones de cada diputado tienen que ser tomadas en cuenta. Me habré de preocupar por retomar el orden, la armonía, la estabilidad e inclusión de todos los compañeros diputados en los trabajos parlamentarios, todos deben ser oídos y todos tienen que participar; vamos a retomar lo que debió haber sido desde un principio: estabilidad, gobernabilidad e inclusión para todos”, definió con claridad Carlos César Farías Ramos tras rendir la protesta de rigor como cuarto presidente de la CGI y PC de la LIX Legislatura del Estado de Colima al hilo, pues antes de él ocuparon el cargo Miguel Ángel Sánchez Verduzco, Jazmín García Ramírez y el defenestrado Vladimir Parra Barragán.

Carlos César Farías Ramos llega a esa presidencia para cerrar fuerte el último tramo de 15 meses de la LIX Legislatura Local, periodo que será de gran movimiento político y electoral de cara al domingo 06/06/2021. Tiene todo lo que necesita para un desempeño exitoso, pero en adelante deberá cumplir fielmente  la palabra empeñada, los compromisos políticos suscritos, acreditar seriedad para ganarse la confianza y el respaldo ciudadanos que mucho necesitará si de verdad quiere ser protagonista en la próxima contienda electoral.

EL ACABO

ü “No basta con retuitear o compartir todos los comentarios vertidos por el presidente López Obrador para ser parte de la llamada Cuarta Transformación. No basta con citar después de cada frase el nombre del presidente López Obrador para ganarse la complacencia ciudadana. Tampoco basta con repetir como un perico las posturas del presidente López Obrador con respecto a la corrupción, la traición, el robo y la mentira, para reafirmarse como un político honesto, leal o veraz”, Rogelio Guedea Noriega le recetó magistralmente a Vladimir Parra Barragán.

ü Vladimir es el principal culpable de que tus propios compañeros de la 4T te haya hecho “voló” carrito. En lugar de seguir emberrinchado, debe aceptar como hombrecito que le dieron una sopa de tu propio chocolate. Ni modo, así pasa cuando sucede. Esta vez le tocó la de perder al protegido de Indira Vizcaíno Silva y Bertha Luján Uranga.

ü  Tiene razón el regidor capitalino Gonzalo Verduzco Genís al opinar que “es momento de acuerdos y coordinación cuando el municipio se encuentra en máximo riesgo por Covid-19.  Aquí debe haber un acuerdo y el Ayuntamiento debe coordinarse con el estado y ver qué lugares se pueden abrir y en qué condiciones y cuáles no se puedan abrir. Ambas administraciones deben ser facilitadoras para que la sociedad puede beneficiarse de mejor manera, más que estamos una situación muy difícil en la que el problema de salud se está agravando cada día más”.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.