• Panelistas reflexionan sobre la violencia hacia las mujeres y cómo la sociedad unida puede contribuir a erradicarla.

• Destacados periodistas hablaron sobre la Ética periodística y sus enormes retos.

En el marco del tercer día y clausura del Tendido de Libros realizado por el Fondo de Cultura Económica y el H. Ayuntamiento de Manzanillo, se abrió un importante espacio de reflexión sobre la violencia de género en el que las panelistas fueron: Griselda Martínez Martínez, alcaldesa manzanillense; Grecia Navarro, representante del Fondo de Cultura Económica; Sara Cernas, Directora del Instituto de las Mujeres de Manzanillo; Isamar Ramírez, Directora de Prevención Social del Delito, y la profesora Marissa Mesina.

Hubo coincidencia en señalar que la violencia a las mujeres ha sido normalizada desde que se crean las sociedades patriarcales, en el que las mujeres pasan a ser “objetos de propiedad” y se les quita su identidad de “sujeto”. La violencia a las mujeres ha sido aprendida y es silenciosa, sin embargo, los hogares son los principales generadores de ella, en donde se registran las violaciones por los mismos familiares, son agredidas por los padres y/o la pareja y luego al salir a la calle continúa la violencia incluso en el transporte público, en las aulas y centros de empleo.

Las panelistas expresaron que ahora que ha inició un nuevo movimiento feminista a nivel mundial, es momento de insistir en defender los derechos humanos de las mujeres. Pedir que las instituciones las atiendan con perspectiva de género, en donde no se revictimice y mucho menos se le criminalice. Generar políticas públicas que sean atendidas adecuadamente por las instituciones. También se externó que “el silencio no es opción”, hay que seguir denunciando, alzando la voz hasta que ser mujer no sea sinónimo de vulnerabilidad; hasta que se garantice a las mujeres seguridad en el hogar, en la calle y en cualquier lugar en el que esté, siendo toda la sociedad convocada a participar para que eso sea posible.

Otro evento que llamó la atención fue la charla de “Periodismo Ético”. El periodista Pedro Zamora, detalló que la información debe ser tomada como “un bien social, no como un producto o mercancía a la venta. Explicó que las malas personas no pueden ser buenos periodistas porque presentan una imagen distinta de la realidad. Se pronunció a trabajar con responsabilidad para aminorar la desigualdad y a favor de los sectores más desprotegidos. El periodismo no debe tener complicidad con los poderes, ni emprender campañas periodísticas para beneficiar a alguien, ni deben hacer su función con el único fin de promocionar su imagen personal ni obtener privilegios. Todo lo que vulnere los derechos humanos son temas centrales de información para lograr una vida democrática y buenas prácticas de la sociedad.

Por su parte el periodista Adalberto Carvajal, indicó que la ética periodística debe analizarse muy bien de acuerdo al contexto. El triunfo electoral de López Obrador modificó el ecosistema de medios de comunicación de una manera determinante, se vieron obligados a quitarse la careta y decir: “Soy fifí o chairo”. Externó que un problema ha sido el desequilibrio entre las empresas periodísticas ricas con periodistas pobres-. Explicó que la ética fue marcada por frases que se hicieron populares: “No pago para que me peguen” pero también se usaba el poder para pegar a otro”.

Señaló que no ha habido una relación sana en la que el periodista viva de prestar su servicio y no del “chayote”, pues desafortunadamente han tenido malos ingresos. “El sistema creó mecanismo amañado para subordinar a la prensa. Llegamos al colmo de institucionalizar el Chayote. Estar con el poder o en contra de él terminas pagar las consecuencias”. Carvajal Berber lamentó que el periodismo haya dejado de hacer investigación. Finalmente propuso que el periodista no se equivoca si se señalan los errores del poder, esté quien esté, pero siempre apegados a la verdad, con datos verídicos y corroborados.

Antes de la clausura de este magno evento, se llevó a cabo la presentación del libro “Ruleta Rusa” de César Anguiano Silva, ganador del Premio Estatal de Cuento 2015, a cargo de Jorge Vargas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.