Javier Montes Camarena

“Tengo cría de puercos, por eso conozco al PRI”

Manuel J. Clouthier.

Déjenme decirles que: La Corrupción y los ladrones de los últimos tres gobiernos (Cavazos, Anguiano y Peralta)  de Colima no ha sido ni pasajera ni es poca cosa, ambas, han arrimado la desilusión moral y, de paso, nos ha presentado la podredumbre Institucional qué, al parecer, ha llegado para quedarse.

En nuestro multifacético Colima las raterías de los funcionarios y políticos priistas las cosas han llegado tan lejos que se ha vuelto una especialidad, misma que se ha popularizado, mitificado, glorificado la cultura de la impunidad en el ejercicio público.

Aquí en nuestro Estado las raterías y la corrupción se les consideran “socialmente aceptables”, nombres de políticos sobran, los que ya se fueron, los pasados y los actuales, todos manipulan las leyes y reglamentos a su antojo para mantenerse en el “maravilloso” mundo de la impunidad; donde lo “imputable”, por falta de pruebas o de voluntades malamente se confunde con lo correcto, con lo brillante y lo astuto.

Ningún político priista de Colima en los últimos doce años ha experimentado en cabeza ajena los desengaños a los que hoy acuden al cadalso, exhibidos, como unos verdaderos sinvergüenzas y ladrones que ya están a las puertas del infierno.

El Presidente Peña Nieto se equivocó cuando nos dio a conocer su tesis de que la corrupción es inevitable por ser parte de nuestra cultura, vaya ladrón. Se equivocó. Y de paso nos soltó otra peor: No hay alguien que pueda atreverse a arrojar la primera piedra.

Vino pronto la respuesta de parte del abogado y profesor de la Universidad Iberoamericana Miguel Pulido: “A mí no me incluya, el corrupto es usted.

Aquí en Colima desde la administraciones de los Gobernadores Silverio Cavazos, la pasada de Mario Anguiano Moreno y, la actual, la de Ignacia (de noche) Peralta Sánchez he denunciado actos de corrupción, hoy, salieron oficialmente a la luz pública, están los nombres de los ladrones y ratas en boca de todo Colima, los que se fueron y los que están y prevalecen en la mierda de la corrupción.

Mario Anguiano Moreno, el hoy director de la API de Tampico Jesús Orozco Alfaro, Rafael Gutiérrez Villalobos, el actual dirigente del PRI estatal rogelio rueda sánchez, Guillermo Rangel Lozano, René González Chávez, Francisco Pérez Medina, Julia Verduzco Torres, Blanca Isabel Ávalos Fernández, Rigoberto Salazar Velazco, Roberto Jacobo Castillo, Yolanda Flores Larios, Armando Figueroa Delgado, el actual director de Comunicación Social del Gobierno de Nacho Peralta Fernando (Pollo) Cruz García, la actual directora de Pensiones del Gobierno actual de muy mala fama pública Susana Romero Castrejón, Aureliano Hernández Alonso, Ernesto Pasarín Tapia, Gustavo Allen Ursúa, Raúl Pinedo Dávila e Ignacia de Noche. “Todos ladrones… todos priistas”.

Los abogados del Chapo Guzmán tendrán que ponerse buzos en los días por venir, pero no para armar su estrategia legal para evitar la extradición, sino, para un asunto más cercano a las querencias del famosísimo narcotraficante: no vaya a ser que estos mafiosos de los Gobiernos de Colima les ganen entrar a Hollywood a la meca de cine para hacer una película de bandidos y ladrones. Vaya reparto.

Hoy muchas de estas lacras de la sociedad nombradas líneas arriba tratan de escudarse para evadir o escabullirse tratando de ignorar su realidad. Sin embargo, las cuentas claras, con su claridad y su crueldad, los han desnudado y han dimensionado la profundidad del drenaje, su drenaje.

Claro, no se salva la actual administración estatal del Gobernador Ignacia de Noche  quien también tiene ya no solo su lado oscuro, sino funcionarios y políticos corruptos,  así como cercanas “amistades” del crimen organizado con un pasado escabroso.

Basta enterarse de la compra que Ignacia de Noche hizo hace días de la mansión del conocido Narcotraficante Nacho Coronel en más de 12 millones de pesos, amén, de los “Aviadores” en su Real Fuerza Aérea, mismos que daremos a conocer en próximas entregas.

A lo que voy es, a decir que la corrupción es inherente a la mezquina condición de militantes del PRI en el Gobierno de Colima y su partido político donde la corrupción sigue rampante como los hipogrifos de la antigua heráldica, que quede claro, la corrupción no es cosa cultural ni de natura: es resultado de la impunidad de ladrones como los señalados hoy por la OSAFIG y la sociedad y que muchos de ellos deben estar no sólo bajo la lupa, sino en prisión.

Ahí se ven.

ENLACITOS

PRI PARTIDO DE LADRONES: Teniendo a su líder Cerdo-ta-do rogelio rueda sánchez como insignia de la corrupción y la ratería, el PRI de Colima es la más clara expresión de la mierda con la que conviven en el parrido político del Gobernador de Colima, mismo que tiene por lema: Todos ladrones… todos priistas.

SEGUIRÁ CONTENTO: Todavía resuenan las estúpidas declaraciones del servil empresario del grupo marítimo industrial < TUNY > Antonio Guerra Autrey quien lanzó loas al mandatario colimense José Ignacio Peralta Sánchez del que dijo: Los empresarios estamos muy contentos con Nacho Peralta. ¿Será por la inseguridad y la gran cantidad de ejecutados, secuestrados y robos en el puerto de Manzanillo?

Con este tipo de empresarios lameculos el puerto de Manzanillo no va a ningún lado: ¿Usted come el atún Tuny…yo no?

LUZ ROJA: Los focos de la corrupción en la administración de José Ignacio Peralta Sánchez apuntan a los Secretarios de Educación Óscar Javier Hernández Rosas y de Salud Carlos Salazar Silva ¿Y qué peros me le ponen a Ignacia de Noche con la transa  de La Campana, lo de las tarjetasnachoperalta que les han dejado cantidades millonarias a su bolsillo? Y luego se asustan.

Lo dicho: Ignacia de Noche salió más rata que Mario Anguiano Moreno. Ya lo verán.

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.