TAREA POLITICA por José  Luís Santana Ochoa.

Las recientes designaciones de magistrados y fiscales hechas por José Ignacio Peralta, en su mayoría, han sido aceptadas por la ciudadanía colimeña sin hacer gestos. Algunas de ellas incluso aplaudidas como la de Gabriel Verduzco Rodríguez, Fiscal General del Estado; pero las de Magistrado del Supremo Tribunal de Justicia a favor de Sergio Marcelino Bravo Sandoval, y de Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa que recayó en Andrés Gerardo García Noriega, por ejemplo, fueron recibidas por el respetable con  rechifla generalizada. Mismo caso de Francisco José Yáñez Centeno y Arvizu, nuevo Comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos del Estado de Colima.

Al final del día los cuestionamientos al poder decisorio centralizado en las enjutas manos del gobernador pasaron a un segundo término para centrarse en los resultados del mismo. Más que el método de selección y designación, fue la calidad de los hombres y las mujeres que llegaron a los cargos lo que contó. El primer Fiscal General del Estado, independientemente de cubrir el perfil requerido, cayó en blandito porque los colimenses ya habían sufrido a dos procuradores fuereños que Peralta contrató para que los fastidiaran. Fue bien recibido porque conoce el ramo y su carrera en el mismo es conocida y reconocida por propios y extraños.

En su desempeño inmediato como encargado del despacho, con resultados, Gabriel convenció hasta al gremio de los abogados que terminaron celebrado que le siguiera de frente otros seis años con posibilidades de ser relecto para  otros tantos más, ahora con el título de Fiscal General del Estado. Caso contrario al del porteño Sergio Marcelino Bravo Sandoval a quien lo menos que le objetan es carecer de carrera judicial (“ni juez de paz ha sido”) habiendo dentro del STJE cuadros que por tenerla merecían la magistratura y no les dieron ni la oportunidad de ser considerados para aspirar a ocuparla. José Ignacio se las dejó caer en seco, rudeza innecesaria que los tiene más que agraviados.

Sergio Marcelino Bravo Sandoval no ha sido ni académico ni abogado litigante, mucho menos funcionario judicial, sino un priista perdedor que hace 15 años le abrió con su derrota lectoral la puerta a la alternancia política en la alcaldía de Manzanillo. Desde el año 2003 cuando lo hizo morder el polvo Nabor Ochoa López a la fecha, había deambulado por una docena de estados del país como delegado de su partido, PRI, para igual número de elecciones que perdió, de todas, todas. La más reciente paliza fue la que recibió en Guanajuato el domingo 01/07/2018.

En el mismo grado que José Ignacio Peralta acertó con el nombramiento de Gabriel Verduzco Rodríguez como Fiscal General del Estado, la regó por hacerle caso a Fernando Moreno Peña dando su brazo a torcer para que éste lograra tener a su incondicional mozo de estribos colocado en tan importante posición desde la cual le cuidará sus caros intereses. ¿O no?

Ojalá que igual que lo ha hecho con la Fiscalía General del Estado, José Ignacio más pronto que inmediatamente nombre a un Secretario de Seguridad Pública civil, con formación y experiencia policiaca,  arraigo en la geografía  estatal y conocimiento de la gente a la que le prometió que con él como gobernador viviría feliz y seguro, lo que no ha podido cumplirle con tres militares, dos marinos y un soldado, ni con el malandrín mexiquense que en los pocos meses que lo empoderó hizo varias dagas en perjuicio de la sociedad.

José Ignacio se ha anotado un buen punto a su favor con el nombramiento de Gabriel Verduzco Rodríguez como Fiscal General del Estado (una de cal), por los muchos malos que lleva en su haber (las de arena) con los  nombramiento de Sergio Marcelino Bravo Sandoval, Andrés Gerardo García Noriega y Francisco José Yáñez Centeno y Arvizu, por ejemplo.

EL ACABO

  • Si los cambios de funcionarios del próximo paquete que planea realizar a medio sexenio José Ignacio no dan el ancho ni el largo, entonces será su propio turno de tocar retirada. ¿O no?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.