Alex Berber
Comm Politics- Alex Berber
            
             El relevo de Indira Vizcaíno en la Secretaría de Desarrollo Social ya tuvo el nombramiento oficial del Gobernador, y no hubo sorpresas, porque el nombre de Valeria Pérez Manzo se venía manejando desde que la cuauhtemense gritó a los cuatro vientos que se quería ir del Gabinete de Ignacio Peralta, ya que la posición en la terna de la nueva funcionaria de primer nivel se dio gracias a la conocida cercanía laboral con el titular del Ejecutivo.
            Hay muchos cuestionamientos de lo que significa este cambio en el equipo de trabajo del Gobernador, sobre todo porque presuntamente viene a cortar de tajo cualquier nexo con los valores “socialistas” de los gobiernos capitalistas (no el comunismo de la URSS, para que ni lloren, o se asusten), a los que directa o indirectamente refería Indira por su condición de izquierdista innata.
               Pérez Manzo refirió, tras su nombramiento, que entre los primeros temas que revisará en esta dependencia son “la estructura interna, los programas implementados, y quizás desarrollar otros que puedan tener mayor impacto, principalmente ser innovadora y hacer más con los pocos recursos que se tienen para atender a los colimenses como se merecen”. Sus primeras declaraciones representan un ligero “llegue” a los motivos expuestos en la salida de Indira, pero también nos deja entrever cuál será el modus operandi de su secretaría, que dada su formación tecnócrata será digna de un sesudo análisis. Además, es una dependencia que requiere gran presencia política, algo que evidentemente ella deberá desarrollar, porque no la tiene.
               Casi como si fueran declaraciones de una funcionaria panista, lo que entre líneas nos ha planteado la nueva Secretaria de Desarrollo Social es que en el Gobierno estatal no hay dinero para entregar a manos llenas, por lo que deberá desarrollar mecanismos de apoyos sociales que eliminen la frase favorita de los que los reciben: “a fondo perdido”. Como ejemplo, pudieran ser los préstamos que hacía el SEFIDEC del sexenio de Mario Anguiano, bajo la premisa de “te presto poco, a un plazo razonable, sin intereses”, así el dinero circula a otros beneficiarios. Pero leemos que muy probablemente disminuyan los apoyos sociales sin retorno, para aumentar aquellos destinados a los “proyectos productivos”.
               En su trayectoria no se le ve una estrecha relación con el partido tricolor, pese a que ella misma declaró en la RL que es afiliada al PRI desde que trabajaba en el Gobierno estatal en su primera etapa. Quizá esto significa que se le descontaban las aportaciones partidistas quincenales que se le hacían (al menos hasta hace un tiempo) a aquellos funcionarios públicos que tienen (o tenían) clave de coordinador hacia arriba en el organigrama estatal. Después de responder sobre su militancia priista, mandó el mensaje de que los del tricolor no querían escuchar; y es que, al parecer, no la tendrán tan fácil en lo que se refiere a la obtención de apoyos sociales con fines electorales para el ya cercano 2018. Claro, esto es meramente una suposición, pero permeó tanto el mensaje inicial de su nombramiento, que incluso el dirigente estatal del PAN, Enrique Michel, tuvo que darle el beneficio de la duda a la novel figura en el mundillo político colimense.
               Lo que es innegable, al menos de entrada, es que la SEDESCOL pierde reflectores mediáticos. En ese sentido, era difícil encontrar a alguien con el carisma de Indira Vizcaíno, que como bien dice el columnista Adalberto Carvajal, “no tiene seguidores, tiene fans”, y es algo en lo que deberá trabajar Valeria Pérez, a la que no le pedimos que incite a la creación de clubes de fans, solo que haga un trabajo honesto y transparente, justo lo que le pidió el Gobernador durante su nombramiento…
Pase de salida…
 
En el Partido Verde deben estar afilando las hachas para el periodo electoral que se avecina. No solo les llegarán a sus filas panistas arrepentidos, sino priistas que ya vieron el camino. La guía de un hombre cercano al Gobernador, como lo es Virgilio Mendoza, lo harán un proyecto muy apetecible, incluso para aquellos que siempre se han ostentado como de corazón y sangre tricolor.
Pase de salida 2…
 
Locho aprendió bien en el PAN eso de dividir partidos, ya desintegró Movimiento Ciudadano y eso que supuestamente no es un partido político convencional… ya salieron de sus filas los regidores Héctor Anaya y Sergio Polanco, de Villa de Álvarez y Coquimatlán, respectivamente, ya que aseguran que Morán Sánchez solo está enfocado en trabajar por su candidatura a la alcaldía de Colima en 2018.  
Pase de salida 3…
                         
            Pasó Semana Santa y dejó la mejor organización que se había visto del Torneo Nacional de Voleibol Alcuzahue, que en 2017 tuvo la mejor versión en muchos años, sino es que la mejor de todas. Así deberán ser todos los futuros torneos Alcuzahue; se acabaron los eventos donde se caían las gradas y donde solamente había venta de tacos con tierra. ¡Enhorabuena!
Alex Berber

Autor del libro "El hacedor de goles ha muerto"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.