Con la Universidad Benito Juárez, la educación superior llegó por primera vez a Armería como sede de este gran proyecto educativo nacional, que sin duda redundará en progreso y desarrollo para el municipio y la región, aseguró la Representante del Gobierno de México en Colima, Indira Vizcaíno Silva.

“El Presidente de la República ideó las Universidades Benito Juárez García con el fiel concepto de lo que debe ser la educación pública y gratuita porque tiene la firme convicción de que los jóvenes, hombres y mujeres, deben tener igualdad de oportunidades para acceder a la educación superior de calidad y porque en México debemos quitarnos de la cabeza la idea de que la educación es un privilegio. No. La educación es un derecho, y este derecho se está garantizando en este gobierno, no sólo en los niveles básico y medio superior, sino también en la educación superior”, manifestó la funcionaria federal.

Este día, Vizcaíno Silva, acompañada por representantes de medios de comunicación, realizó un recorrido por las instalaciones de la Universidad Benito Juárez, ubicada en Armería, que estará concluida el 31 de octubre y, en cuanto lo determinen las autoridades sanitarias, en el lugar podrán tomar sus clases las y los alumnos que en tiempos normales acudían a prepararse a una sede alterna en la cabecera municipal.

Dio a conocer que en la primera etapa se han invertido 9 millones 069 mil pesos de recursos federales; el edificio consta de cuatro aulas, un auditorio, sanitarios, oficinas administrativas, caseta de vigilancia y área de estacionamiento. Para una segunda etapa, agregó, se esperan 7 millones de pesos más, para la construcción del área de comedor, laboratorios y dos aulas, por lo que en global se estarán invirtiendo en la edificación de esta Universidad un total de 16 millones 069 mil pesos.

Vizcaíno Silva explicó que las más de 100 Universidades Benito Juárez que el Gobierno Federal construye en el territorio nacional, están ubicadas en municipios estratégicamente elegidos para propiciar la inclusión de las y los jóvenes de escasos recursos al sistema nacional de educación superior. Para elegir las localidades, se tomaron en cuenta aspectos como los niveles de marginación y los índices de violencia, así como la falta de una escuela de educación superior.

“En nuestro caso, tenemos la fortuna de contar con una Universidad Benito Juárez aquí en Armería, donde la carrera de Ingeniería en Acuacultura y Piscicultura fue ideada para detonar el desarrollo de la región, rica en estas actividades primarias de la economía. Algo muy importante a destacar es que la inclusión de las y los estudiantes se garantiza a través del ingreso gratuito y una beca mensual de 2 mil 400 pesos”, argumentó.

Indira Vizcaíno resaltó que el terreno donde la Universidad se construye fue donado por el Ejido Armería, a cuyos integrantes agradeció “este gesto de colaboración comunitaria, de amor por su municipio y de inmenso compromiso y cariño por su juventud. Este hecho, además, habla por sí mismo de la confianza que tiene el pueblo en el Gobierno Federal que encabeza nuestro Presidente”.

De manera especial, agradeció el apoyo que otorgó el señor Juan Alberto Gómez Villanueva, quien fungía como presidente del Ejido, pero que lamentablemente falleció hace poco, dejando un legado que perdurará en la sociedad armeritense.

De la misma forma, dio las gracias a las y los integrantes de los Comités de Administración y Vigilancia que desde el inicio se involucraron en este proyecto educativo y han atendido sus tareas de manera ejemplar y comprometida; al arquitecto José Manuel Macías Alcaraz, por estar al frente de esta obra y adaptar sus conocimientos a los lineamientos diseñados por el Gobierno de México, y a la comunidad armeritense, la cual también se vio beneficiada por la derrama económica generada en esta primera etapa de construcción de la Universidad, misma que empleó a 45 personas de la localidad como maestros de obra, albañiles, plomero, electricista, velador, etcétera.

Tras referir que todas las Universidades Benito Juárez tienen un diseño arquitectónico acorde al lugar donde se construyen y a todas las caracteriza el sentido ecológico, precisó que en el caso de Armería se utilizó la arquitectura con sistema de ecotecnias, que permite aprovechar los recursos naturales y materiales para minimizar el calor natural de nuestro estado.

Vizcaíno Silva mencionó que una vez que las autoridades sanitarias determinen que se pueden iniciar las clases presenciales, la Universidad podrá recibir a los 60 alumnos y alumnas que actualmente toman clases en línea, como toda la población estudiantil en el país. “Estamos ya con la tercera generación de estudiantes, pues ellas y ellos iniciaron sus cursos en una sede alterna mientras se termina de edificar esta Universidad, la cual, vale decir, una vez que entre en operaciones y esté concluida en su segunda etapa, podrá dar cabida hasta a 500 alumnos”.

Con el paquete de becas educativas en los niveles básico, medio superior y superior, además de esta Universidad pública gratuita, “no cabe duda que las y los jóvenes de México tienen, en el Gobierno Federal, a su mejor aliado para mantener la esperanza en el porvenir y forjarse un futuro próspero”, finalizó la Delegada del Gobierno de México en Colima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.