La tarde de este Domingo, el Gobernador Constitucional del Estado de Colima, el Maestro en Economía José Ignacio Peralta Sánchez anunció por sus redes sociales sobre la publicación en el Periódico Oficial del Estado de Colima la ley que va a regular el uso del cubrebocas, la cual entra en vigor a partir del día de hoy. Según Peralta Sánchez con ella se pretende generar una conciencia colectiva de esta medida sanitaria y evitar que “por unos cuantos que actúen sin disciplina perdamos todos”, esto “ya que hay ciudadanos que no observan recomendaciones”. El Gobernador también menciona “es muy fácil evitar amonestaciones o multas simplemente usando el cubrebocas”.

Todas estas aseveraciones parecieran idealistas y muy eficaces en la teoría, ya que con un pensamiento simplista podríamos decir que dicha medida sería de gran ayuda y suficiente para combatir el COVID 19 en el Estado de Colima, pero no es así de sencillo. Se debe evaluar los impactos de esta regulación, su pro y sus contras.

A favor solo se tendría una vigilancia extrema de esta obligación de las y los ciudadanos Colimenses. El uso del cubrebocas por sí mismo es de gran ayuda para evitar el contagio y propagación de esta enfermedad al igual que todas las actividades relacionadas a los protocolos para combatir el COVID 19 (Sana distancia, lavado de manos de 20 segundos, uso de gel antibacterial, uso de sanitizante, tapetes sanitizantes, instalación de lavabos a la entrada de centros de trabajo, etc.) pero todos estos protocolos deberían practicarse a conciencia por toda la estructura social que integra el Estado de Colima, con un entendimiento y una actuación convencida y responsable de cada uno de los ciudadanos.

Los problemas en el Sector Salud, Economía y Seguridad en el Estado de Colima en esta Administración se han querido atacar desde la punta del Iceberg y no de raíz. Mientras no se invierta en la implementación de programas reales y eficaces ya sea en Salud, Seguridad y Fomento Económico para la población en general, no va a haber un impacto sustentable en ninguna materia y este Gobierno va a seguir con una dinámica apagafuegos sin una resolución real para la población ni un legado en ninguno de estos rubros.

La vigilancia extrema del uso del cubrebocas, lejos de concientizar a la población de tener una cultura integral en salud pública, nos puede traer problemas de índole social si es que no se garantiza que esta vigilancia se ejerza con un estricto apego a los Derechos Humanos. Peralta Sánchez menciona como obligatoria esta medida en otras partes del mundo, pero partes donde el abuso policial y violación a los Derechos Humanos es realmente castigada. Desgraciadamente en este Gobierno un derecho tan fundamental como lo es el derecho a la vida ni siquiera está garantizado para los Policías. Con un liderazgo con tan poco apego a la operatividad de los departamentos que representan el Gobierno del Estado de Colima, difícilmente se tendrá la sensibilidad de los verdaderos problemas y las verdaderas soluciones.

No nos tenemos que ir tan lejos ni comparar otras situaciones de injusticia en la aplicación de regulaciones fuera de todo sentido y utilidad, recordemos que el 4 de Mayo en el vecino Estado de Jalisco, en el Municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos fue arrestado el joven Giovanni López Ramírez por no portar el cubrebocas y al día siguiente fue entregado sin vida a su familia, esto producto de la brutalidad policial con la que fue arrestado. En redes sociales se viralizo su caso y fue imposible tapar el sol con un dedo. Toda esta situación se dio en el marco de las discusiones y retos lanzados por el Gobernador Constitucional del Estado de Jalisco, el Ingeniero Enrique Alfaro Ramírez hacía el Gobierno Federal sobre cómo se debería manejar la estrategia vs la Pandemia.

El Municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos está a menos de 3 horas de la capital Colimense y dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara a 45 min de la Casa Jalisco donde reside el Gobernador de Jalisco. No sabemos la cantidad de injusticias que no salen a la luz cuando las poblaciones están más alejadas de las capitales y de los medios masivos.

La actitud de Peralta Sánchez es muy parecida a la de Alfaro Ramírez en cuanto a cómo tratar las estrategias de Gobierno, como dirigirse a los medios, una actitud poco servicial y a esto le sumamos la poca cooperación con el Gobierno Federal. Al parecer estos dos Gobernadores no le rinden cuentas ni al Presidente de la República ni pareciera que a los ciudadanos que fueron quienes los eligieron. A los ciudadanos le deben su gobierno, luego entonces como en cualquier trabajo ¿A quién si le rinden cuentas?

En la Conferencia Mañanera que el Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró el mes de Julio en el Puerto de Manzanillo, Peralta Sánchez se mencionó como un Demócrata, Liberal, Federalista y Republicano, como un interlocutor respetuoso que intenta respaldar las decisiones y puntos de vista del Presidente. Después de ello remato diciendo que las coincidencias no implican sometimiento y las diferencias no significan confrontación, esto ante las frases del Presidente sobre estar con él o en contra de él. Me pareció muy bien de parte de Peralta Sánchez indicar que esos argumentos atentan contra el Federalismo. Todos esperaríamos que esto fuera para defender los derechos y calidad de vida de los habitantes de esta Entidad Federativa. La realidad siempre como Juez es muy dura. Obligar en vez de concientizar, castigar en vez de enseñar ¿A dónde nos va a llevar?

Este 2020 ha sido una lección para todas y para todos sobre lo que hemos construido en otros tiempos, sobre lo que se ha sembrado para momentos decisivos. Las sociedades el día de hoy y los gobiernos están teniendo una dura prueba para que quién no estaba preparado está siendo un escenario muy complicado. La enseñanza debería ser construir y sembrar para estar listos en todo momento para cualquier situación.

¿Es realmente culpa de la ciudadanía que los índices educativos en general y la educación en materia de salud está en los niveles actuales? ¿Cómo combate el Gobierno del Estado este rezago educativo en la sociedad?

¿Es culpa del Ciudadano Colimense la capacidad instalada en las Instituciones de Salud en el Estado? ¿Qué ha hecho el Gobierno de Peralta Sánchez para crecer en este rubro a casi un año de ya concluir Gobierno?

Las estrategias de un líder deberían estar apegadas a la prevención de las cosas, a la planeación de estrategias que generen un resultado positivo. ¿Se habrá evaluado la viabildiad económica de la población en general de tener la cantidad de cubrebocas necesarios para utilizarlos con estricto apego sanitario? o ¿Se espera que una persona pueda salir a trabajar con el mismo cubrebocas todos los días solo por cumplir y el miedo a ser castigado? Esto tampoco tendría un impacto verdadero ya que el tiempo de vida de un cubrebocas desechable es muy corto y no toda la gente tiene la capacidad económica para comprar los cubrebocas suficientes para que el efecto sanitizante sea 100% efectivo.

Estamos en tiempos de retos para todos y los Gobiernos deben tomar las decisiones más acertadas con apego a una solución verdadera para todos, una inversión en programas y recursos de educación en salud, insumos y capacidad hospitalaria, no es tan sencillo solo repartir culpas a la población, estamos en una prueba para enfrentar la situación con lo que hemos construido y todo debe apegarse a un adecuado Equilibro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.