El burladero por Fernando Herrera

Colima acaba de regresar al semáforo rojo en lo que parece el cuento de nunca acabar, la pandemia se ha extendido más allá de lo que en un principio nuestras autoridades auguraban y de lo que las mentes poco conocedoras del tema pudieron haber soñado, además la esperanza de la vacuna podría llevar más tiempo del esperado, al fin y al cabo no es tarea sencilla vacunar a ciento veinte millones de habitantes.

Aunque la ciudadanía ya siente que el periodo de campaña electoral se encuentra aquí por las interminables notas y los recorridos que realizan todos los prospectos a candidatos por nuestras calles, debemos de recordar que este no inicia hasta en marzo. Lo que estamos experimentando estos días es una cucharada de lo que se vendrá, los recorridos para tirar publicidad casa por casa, los perifoneos con canciones pegajosas de mal gusto y eventos con grandes cantidades de personas, todo lo anterior bastante esperado para una contienda común, pero hay un pequeño detalle, nos encontramos en medio de una pandemia que ya se ha llevado mil vidas dentro del Estado.

Hasta la fecha no parece que se vayan a emitir sanciones por parte de los institutos electorales contra todos aquellos políticos que insistan convertirse en posibles agentes de contagio al estar realizando distintos eventos que claramente contravienen con las recomendaciones del sector salud, además las acciones realizadas ahora son solamente la punta de lanza como ya lo mencioné, solo podemos esperar un aumento de trabajadores al servicio de los partidos y candidatos en las calles lo cual aumentaría exponencialmente el riesgo de contagio para todos.

El problema mostrado por estas acciones es claramente la poca consciencia que tienen la gran mayoría de nuestros representantes populares y aspirantes a estos, se encuentran empestillados en seguir con una actividad laboral normal pensando en la gran relevancia que tendrá este proceso electoral para el Estado y sobre todo para sus carreras, pero cabe preguntarse, ¿vale más un voto que una vida?

Vemos hoy una falta de originalidad en muchos de nuestros políticos aferrados en las campañas tradicionales para lograr sus objetivos y dejando de lado la innovación que exige esta época de inseguridad sanitaria en la cual a pesar de las tecnologías a nuestro alcance seguimos prefiriendo jugar con rocas y palos viendo en ellos la única solución a los retos enormes que se encuentran a la vuelta de la esquina. Aquellos que sí se han decidido por otras alternativas son pocos y a duras penas están caminado cual bebé con miedo de dejar la andadera que los sostiene en un confort.

Esta elección pasará de forma muy peculiar, muchos estamos diciendo eso, veremos abstencionismo, violencia, dispersión del voto, guerra sucia y una lluvia de billetes para ver quien compra más fácil el puesto, pero lo más preocupante serán los actores listos para arriesgar su vida y la de los demás ante un virus que le importa poco sea temporada de campañas, día de muertos o navidad.

Estoconazo

Recientemente terminé una novela taurina que tuvo la gracia de prestarme un amigo con el que comparto afición, «El Torerillo de Invierno» de Mariano Tudela es un libro que deja mucho para pensar, al pasar cada página de ese frágil libro que pareciera deshojarse con cada apertura que se le da, no pude dejar de sentir simpatía por el protagonista de esta trágica historia, la vida de un novillero frustrado es una de mucha desesperación, claro que en el mundo taurino la tragedia y la desesperación siempre las encontramos afuera de cada puerta.

Por el espacio no podré inexpertamente reseñar la totalidad la obra, pero sí hablaré de una de las lecciones que nos deja dicho texto, esta es que nos preguntemos si vale la pena llevar una vida en la que no disfrutamos plenamente, en la que no podemos realizar aquello que nos apasiona y al no hacerlo pasamos tristemente como un zombie por el resto de nuestra existencia solamente esperando que se acabe a la espera que después de eso venga algo mejor.

Fernando Herrera

Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Guadalajara y Secretario de la Peña Libre “Tomás Abaroa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.