VISLUMBRES

El próximo lunes 11 de julio se cumplirán cincos meses exactos de la asunción de José Ignacio Peralta Sánchez como gobernador de Colima. Cinco meses que suman 150 días. Tiempo más que suficiente el que tuvieron él y su equipo para demostrar sus capacidades y sus discapacidades, y para realizar, desde una perspectiva ciudadana, una primera evaluación de su ejercicio como tal. Así, pues, y con la mira de participar en esa primera evaluación que les comento, me he dedicado algunas horas a formular, a cuanto paisano he tenido enfrente, una sola y no malintencionada pregunta: “¿Qué ha hecho, que valga la pena y esté a la vista, durante estos primeros cinco meses de su sexenio el gobernador Ignacio Peralta Sánchez?” Y, aun cuando son varios priístas a quienes les ha tocado escuchar dicho cuestionamiento, su primera reacción es de desconcierto, porque al ponerse a reflexionar caen de inmediato en la cuenta de que ni siquiera ellos saben qué es lo que  JIPS haya realizado, como mandatario, algo muy notable o muy positivo que se pueda incluso presumir.

Llegando, tras su desconcierto (y al rubor que éste les provoca), a la misma y contundente respuesta que expresan los ciudadanos no-priístas: “¡Nada!… Viéndolo bien Nacho no ha hecho realmente nada que valga la pena mencionar”. Y es que un asunto que también a ellos les pega es el tema de la inseguridad, el de los asesinatos acumulados, el de los robos y asaltos a diestra y siniestra. Por lo que reprueban al hombre que durante la campaña había dicho: “Tu seguridad es mi compromiso”. Por otro lado reprueban, igual, el hecho de que no haya obras físicas a la vista. Y cuando se les pregunta ¿por qué? Responden: “Tal vez porque no hay dinero, quizá por las deudas que dejó Mario”. Pero el hecho es que no hay obras notables, y que ni siquiera la del túnel del ferrocarril en Manzanillo ha podido ser reiniciada.

Conclusión: lo reprueban en este primer tramo de su administración, y no consideran que vaya a mejorar en lo sucesivo porque, aparte, se dan cabal cuenta que tampoco Peña Nieto está haciendo las cosas bien; y que aún habiendo prometido estabilidad en los precios de los energéticos, ya van dos gasolinazos que nos endilga en este primer semestre de 2016, y son varios (y cuantiosos) los recortes a los recursos federales que deberían llegar a las entidades. Dentro de este contexto adverso es claro, también, que los 8 alcaldes no-priístas que gobiernan en los 8 más poblados municipios de la entidad están haciendo lo poquito que mejor pueden al margen del gobierno estatal; y que los dos que aún conservó el PRI tampoco están recibiendo los mejores apoyos del gobernador, tal vez porque no habiendo recursos para apoyar a todos, no hay voluntad para favorecer a nadie. Y en lo que concierne al Congreso local, es una pequeñez lo que se ha podido avanzar. No sólo porque son poquísimas las propuestas que el gobierno estatal les ha hecho llegar a los diputados; sino porque no han podido, o no han querido hacer algo en contra de los funcionarios presuntamente corruptos de la pasada administración estatal. A los que, dicho sea de paso, las dos legislaturas anteriores les revisaron y les aprobaron sin correcciones todas las cuentas públicas correspondientes a los primeros cinco años de la administración anguianista; quedando únicamente por revisar las cuentas que debieron de haber entregado con posterioridad al Quinto Informe de Gobierno. Y no de todo el sexenio, como el mismísimo Nacho quiso hacerles creer a sus electores desde que andaba en campaña, con tal de acarrear más votos a su favor. Sin dejar de reconocer lo que algunos analistas han afirmado en el sentido de que varios de los funcionarios de Nacho realmente comenzaron a operar a partir del 1° de noviembre de 2015, falta menos de una semana para que, dentro de los términos de la legalidad vigente se cumplan los primeros 150 días de la administración que aquel ciudadano encabeza. ¿Ve usted, lector, ahí por donde camina diariamente, o por donde eventualmente pasa, alguna obra gubernamental iniciada en este mismo sexenio que realmente valga la pena comentar? Si es así, amigo lector, ayúdenos a localizarla y a identificarla, porque nosotros no hemos visto ninguna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.