En un boletín  difundido por el legislador de Morena a medios de comunicación del estado de Colima, expuso lo información que a continuación se reproduce de forma íntegra:

El legislador Vladimir Parra compartió este viernes 31 de julio que el Gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, en conjunto con otros de sus pares, ha pedido la renuncia del Subsecretario de Salud, Hugo López Gatell. De acuerdo al legislador, este grupo de gobernadores golpistas, quienes se oponen a la cuarta transformación, aseguran que la situación actual de la pandemia de COVID-19 es responsabilidad del Subsecretario. Estas afirmaciones se presentan como una burda estrategia consistente en culpar al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de los errores que este grupo de gobernadores han cometido.

En Colima, el gobernador Peralta no ha querido coordinarse ni seguir los lineamientos recomendados por la Secretaría de Salud Federal. Sin embargo, quiere responsabilizar a Gatell por sus propias malas decisiones.

Primero, decretó el confinamiento una semana antes que el Gobierno de México, cuando aún no había casos en Colima, lo que propició que centenas de negocios comenzaran a padecer una crisis prolongada. Luego, lanzó su propio semáforo estatal en el que durante varias semanas se difundió que algunas jurisdicciones sanitarias se encontraban en color naranja, mientras que el semáforo federal marcaba todo el estado en rojo.

También quiso responsabilizar a la alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez, de la explosión de casos de COVID-19 en dicho municipio, a pesar de que su gobierno, máximo responsable de la salud pública en la entidad, no entregó herramientas metodológicas ni estableció filtros sanitarios en las instalaciones portuarias, principales fuentes de contagio en esa demarcación.

En cambio, el Gobierno de México, que a través del INSABI, envió más de 30 ventiladores volumétricos, 80 camas de hospitalización, oxímetros, ultrasonidos, laringoscopios y ha enviado los recursos necesarios para la contratación de personal destinado a atender a pacientes graves con COVID-19. Vladimir Parra asegura que la situación actual en lo que refiere al COVID-19 sería peor de no ser por esto y no por lo que el gobernador llama la incapacidad de Hugo López Gatell, sino por la desatención constante, la corrupción en las adquisiciones y la indiferencia que ha padecido el Sistema de Salud Pública en Colima durante los gobiernos priistas.

Con sus acciones, Peralta Sánchez demuestra no quiere coordinarse con las autoridades federales: no vela por la salud pública de las y los colimenses ni asume sus errores para poder corregirlos y brindar un estado de bienestar a los y las ciudadanas del estado. Estos actos del gobernador expresan únicamente desesperación ante el repudio del pueblo, ante un gobierno que está en declive y ante la falta de capacidad para cambiar de estrategia.

No es casualidad que en cada encuesta que se realiza a la ciudadanía, resulte en los últimos lugares de aprobación de entre los 32 gobernadores del país.

Por último, el legislador aseguró todo nuestro respaldo al Subsecretario Hugo López Gatell, quien ha sido reconocido por organismos internacionales como la OMS por su gran esfuerzo y profesionalismo y afirmó también que el pueblo de Colima y de México sabe mejor que nadie que este proceso de transformación tiene muy molestos a quienes se creían amos y señores, por ello realizan esos actos caprichosos y sin sentido.

Quien debe renunciar a su cargo es Nacho Peralta. Lo debe hacer porque acumula errores y malos manejos en materia de salud, porque la inseguridad no cesa -a pesar de la pandemia- y porque los colimenses no merecemos a un gobernador que se la pasa de viaje y no afronte con firmeza los graves problemas que se viven en Colima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.