José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA

Así dejó la dirección de la franquicia en Colima del Partido Verde Ecologista, después de sus berrinches, Mariano Trillo Quiroz. Hay que recordar que cuando hace poco más de un mes se concertó la entrega del CDE del PVEM al dos veces alcalde de Manzanillo y diputado federal plurinominal por este abanderamiento, Virgilio Mendoza Amezcua, el hasta hace unos días titular del mismo se puso rejego en lugar de acatar sin hacer gestos la decisión del alto mando verde ecologista nacional. Ni el ofrecimiento que le hicieron de darle dos o tres melones, una diputación local plurinominal y un par de regidurías para el trienio 2018-2021, logró ‘convencerlo” de renunciarles a la presidencia del CDE del PVEM, pero como todo  estaba preparado para la formalización del indiscutible liderazgo real de Virgilio, éste fue investido Delegado del PVEM en la entidad ante miles de sus simpatizantes y amigos que se dieron citan en el magno evento político que tuvo lugar en el casino del recinto ferial de la tradicionales Fiestas de Mayo.

Ahora que Trillo Quiroz dobló sus manitas, se ablandó y cooperó ante la tractiva oferta que debieron haberle hecho, ya no hay cerro que se le empine ni cuaco que se le atore a Mendosa Amezcua para asumir la dirigencia estatal del partido al que, junto con los hermanos Mancilla González de Minatitlán y el armeritense Ernesto Márquez Guerrero, convirtió en la tercera fuerza político-electoral en el estado en las elecciones del 2015 y puede llevar a la conquista de más votos y espacios de elección popular en los comicios de 2018 en equipo también con la alcaldesa porteña Gabriela Benavides Cobos y su brazo derecho el Director General de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Manzanillo (CAPDAM), Daniel Cortés García, quien llamado está a ser protagonista en el próximo proceso electoral.

Muy digno él, Mariano presume que durante los dos periodos estatutarios que comió con manteca gracias a las prerrogativas económicas asignadas al PVEM-Colima, “incrementó de manera notoria la presencia del PVEM en el ánimo de la ciudadanía, impulsando mayor militancia hacia su interior y la obtención de diversos cargos de elección popular. Logramos tener varios regidores y diputados durante mi gestión, me voy tranquilo porque dejo un partido con buenos resultados”,  incremento, impulso, obtención y logros que se dieron a pesar de él, no gracias a él, pues la buena cosecha de votos en 2015 es mérito única y exclusivamente de la rentabilidad electoral de Virgilio Mendoza Amezcua y su equipo liderado por Daniel Cortés, y sus aliados políticos Horacio Mancilla González, Ernesto Márquez Guerrero y Esmeralda Cárdenas Sánchez, por lo que no debe saludar con sombrero ajeno ni colgarse medallas que no le corresponden.

El irascible vividor de las bondades del sistema mexicano de partidos que permite que individuos de su calaña los utilicen para su provecho personal y familiar, Mariano, nunca jamás se distinguió ni por sus propuestas ni por incrementar la cantidad ni la calidad de la membrecía verde ecologista en el estado sino todo lo contrario. Siempre se la pasó sableando al gobierno del estado del que obtuvo chambas y otras canonjías.  Hay que recordar que cuando  el gobernador José Ignacio Peralta no le cumplió la supuesta promesa firmada de darle direcciones para él, sus familiares y amigos, el pillo de siete suelas se le fue encima sin  miramientos: “Hay gobernadores que no cumplen su palabra de hombres ni aun habiendo firmas de por medio. El gobernador tiene un compromiso firmado y de palabra con nosotros (…) Son algunas direcciones de tercer nivel, cumplirlo o no es tema de él, no de nosotros, nosotros como partido no estamos esperanzados a que Nacho cumpla o no, el Partido Verde tiene rumbo y agenda propios”.

Hipersensible a la crítica periodística a sus actitudes y comportamiento como hombre público, no por sus debilidades como persona o en su vida privada, la emprendió como toro en plaza contra el periodista porteño Baldomero Díaz Gaytán tratando de embestirlo por los certeros y fundamentados señalamientos que le enderezó para ubicarlo y bajarle los humos. En lugar de enmendarse, se fue por vía que creyó fácil de tratar de amedrentarlo con la amenaza de no descansar hasta meterlo al fresco bote. Por supuesto que el contumaz represor de la libertad de expresión no tuvo que esperar para recibir la respuesta contundente de varios columnistas curados de espantos como Juan Ramón Rodríguez Negrete que con claridad le dijo que  “los comunicadores estamos hasta el gorro de las amenazas. No podemos permitir que nadie nos esté amenazando, al contrario: todos los actores políticos del estado y del país deberían proteger la actuación de los periodistas. Si bien ningún periodista está para escribir a modo de algún actor político, no por eso deben de ser intransigentes  y tratar de llevar a los tribunales a algún periodista por el sólo hecho de que no le gustó lo que escribió”.

La corrida a escobazos de Mariano Trillo Quiroz de la dirigencia estatal del PVEM es una buena noticia para el gremio periodístico que deberá estar atento a que ninguno de sus miembros sea hostigado por el ejercicio de su profesión. Habrá que estar siempre prestos a la defensa de quienes, como Baldomero Díaz Gaytán, sean encausados judicialmente por ejercer sin cortapisas su libertad de expresión.

EL ACABO

Mariano “Picapiedra” dice que se va agradecido con sus dirigentes y con todos quienes lo apoyaron cuando fueron candidatos, y que en los próximos días la dirigencia nacional habrá de elegir a quien lo sustituirá en el cargo. “puede ser Virgilio, o no sé quién”. Sea quien sea el nuevo dirigente estatal verde ecologista, adiós que le vaya bien a MTQ.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.