VISLUMBRES
Abelardo Ahumada

Nunca como ahora el escenario electoral se presta para ejercer un voto diferenciado: y tengo por seguro que la ciudadanía local lo va a ejercer como nunca también lo ha hecho, votando más por las personas que por los partidos o las coaliciones que los postulan.

En ese mismo sentido me queda muy clara que aun cuando, por ejemplo, quizá llegue a votar por AMLO para presidente, no haré lo mismo por sus candidatos locales para senadores y diputados locales, a no ser que éstos hagan una campaña tan distinta y bien hecha que me convenzan de lo contrario.

Y, por otra parte, en lo concerniente a las diputaciones locales y a las 10 alcaldías creo que va a suceder casi lo mismo, pudiendo ser el caso de que tal vez emita mi voto local para equis candidato de tal coalición para la presidencia municipal donde habito, mientras que quizá emita mi voto para diputado local por una candidata de una coalición distinta.

En lo que sí ya casi no tengo ninguna duda es que, por los perfiles que tienen y las simpatías que despliegan, las candidaturas mujeriles, tanto para las senadurías como para las diputaciones federales, son las más atractivas, y que, entre todas ellas, el ex gobernador FMP no tiene nada nuevo ni bello que ofrecer.

MUCHOS APIRANTES PARA MUY POCOS Y DISMINUIDOS PASTELES. –
En ese mismo contexto, faltan ya muy pocos días para que se sepa cómo iniciarán sus respectivas campañas los candidatos para las 10 alcaldías del estado, y para que inicien las suyas los numerosos prospectos que quieren convertirse en diputados locales de mayoría. Todos ellos sin olvidar a los candidatos inscritos en las diputaciones plurinominales. Entre los que ya hay varios que se sienten casi seguros de tener su propia curul. Y sin soslayar asimismo las decenas de paisanos que se registrarán como candidatos a síndicos y regidores en las planillas de los candidatos a las alcaldías.

Son muchos, pues, los políticos y los aprendices de políticos que en estos meses aspiran a quedarse con dichos cargos y emolumentos durante al menos tres años; pero tendríamos que recordarles a todos que, para comenzar, sólo serán (a lo sumo) uno de cada cinco los que finalmente se repartirán las muy delgadas rebanadas de los pasteles que desean saborear y, para terminar, que todas las administraciones municipales están muy endeudadas y cargan más pasivos que activos (por aquello de los muchos trabajadores que pululan en sus sindicatos), por lo que aun cuando ganen la contienda no tendrán suficientes recursos para repartirse entre sí, como no los tienen ahora para realizar obrar públicas que realmente se noten.

LAMENTABLE EQUÍVOCO. –
En mi colaboración pasada cometí el lamentable error de escribir dos veces el nombre de la diputada local Gabriela Sevilla, cuando la intención era de la hacer referencia a la candidata a senadora Gabriela Benavides.

En esa ocasión quise poner especial énfasis en las cualidades que observo en la también candidata a senadora María Elena Abaroa, para contrastarla con las marrullerías en las que es demasiado experto Fernando Moreno Peña, compañero de fórmula de Gabriela Benavides, y resaltar a la vez el bagaje cultural que tiene a su favor la candidata Abaroa, en comparación también con la candidata manzanillense, quien no dudó en bien-vender sus activos políticos a la representación local de “la mafia en el poder”, a la que siempre alude AMLO a nivel nacional. Pero involucré, como dije, a la diputada Gabriela Sevilla, a quien humildemente pido me disculpe por semejante errata, sin quitar, por otra parte, ni una sola coma y ni un solo acento a cuanto expresé del doctorado en marrullerías que lamentablemente ostenta al ex rector de la Universidad, ni a la pena que siento por ver a la ex alcaldesa de Manzanillo haciendo pareja política con tan nefasto ejemplar del jurásico priísta.

¿ENCUESTA AMAÑADA?
Una página digital que se acreditó al Grupo Reforma, publicó este martes 17 los resultados de una supuesta encuesta realizada “entre 1500 jóvenes estudiantes universitarios de Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey”, obteniendo, según eso, Anaya un primer lugar en Guadalajara y Monterrey, con un 45% y un 55% a su favor, respectivamente, contra un 16 y un 14% que habría obtenido AMLO en ambas ciudades, aunque los dos habrían empatado con un 31% entre los estudiantes de la Ciudad de México.

Alcanzando Meade un 16% en La Perla Tapatía; un 11%, en los rumbos del Cerro de la Silla, y un 21% en la ciudad chinampa.
No explican, sin embargo, los encuestadores, el universo de su aplicación, por lo que es lícito suponer que si sólo aplicaron dichas encuestas en el ITAM, la Ibero, el Tec de Monterrey o el Iteso, esos resultados sólo estarían reflejando los intereses de los estudiantes cuyos padres ricos bien pueden pagar los altísimos costos de las colegiaturas que cobran esos espacios universitarios. Y que, en la contraparte, es muy de creer que si las preguntas se hubiesen aplicado en las universidades públicas, los números hubieran sido totalmente distintos. Porque asimismo lo expresan la mayoría de las encuestas anteriores cuando se desglosan los datos por edades y niveles educativos.

De ser, pues, todo esto cierto, la encuesta que publicó Reforma ayer sólo sería un instrumento de manipulación más que el ya famosísimo PRIAN está impulsando para reducir la ventaja de AMLO.

PERCEPCIONES. –
Hace unos pocos meses, cuando un reportero de Milenio Guadalajara entrevistó a JIPS, éste dijo que el tema de la violencia (que puso a Colima en el primer lugar nacional durante los primeros dos años del gobierno de Peralta Sánchez) era “un tema de percepción”, y que consecuentemente tendrían él y su Dirección General de Comunicación Social que trabajar mucho para tratar de hacernos creer (a sus gobernados) que Colima en realidad es un estado seguro, cuando a nosotros nos sigue pareciendo lo contrario; pues nuestra percepción es que la entidad sangra constantemente y por distintas partes de su cuerpo social.

Sin irnos demasiado lejos todavía conservo la imagen de una fotografía de la semana pasada que se publicó en al menos un diario local, y en la que aparecen, inánimes y completamente desangrados, los cuerpos de dos policías federales y dos cocineros que estaban descansando, desarmados, en shorts y camisetas, en otras tantas sillas plegadizas de la playa La Audiencia. Y quienes al parecer fueron abatidos totalmente “a la mala”, por la espalda. Quedándose así, como descansando, pero a perpetuidad. Todo ello sin mencionar muchas otras macabras escenas de descabezados, descuartizados y demás.
Percibimos, pues, que la violencia no merma. ¿Es, esa percepción fallida o certera? El gobernador tiene la palabra.

CALZADA GALVÁN. –
Hace dos semanas me referí aquí a las obras que emprendió el gobierno del estado en la calzada Galván y dije, que aun cuando a primera vista se observa moderna y bonita, su nuevo diseño estaría estrangulando la circulación, al dejarla fluir sólo en un carril en ambos sentidos.

Colateralmente se mencionó también el hecho de que José Ignacio Peralta Sánchez parecía querer deslindarse de la responsabilidad de tomar una decisión unilateral sobre el uso que a futuro se le pretende dar a las 14.8 hectáreas que aun ocupan los soldados acuartelados en las instalaciones de la XX Zona Militar, pues notificó que iba a trasladar tal decisión a un comité de ciudadanos “expertos” en dichas lides.

Después de eso ya son varias voces, sobre todo las de los habitantes de la mencionada Calzada Galván, las que han emitido sus opiniones críticas sobre ambos asuntos, y particularmente sobre lo que se tendría que hacer para modernizar sin deteriorar las diez cuadras que restan de la bella calzada, con los 44 millones de pesos que el gobierno estatal dice haber conseguido para tales efectos.

Una de las propuestas va en el mismo sentido de que no se estrangule el tráfico, que se le dejen al menos cuatro carriles con cajones de estacionamiento, que se modernicen y “amueblen” las banquetas y que se lleve a cabo una reforestación en forma, para que dicha vía vuelva a tener la característica de ser la más arbolada de la ciudad. Coincido con los planteamientos de estos paisanos. Espero que el gobernador no se haga de oídos sordos en esto y que aprenda a escuchar la opinión de los ciudadanos, a quienes por ley (y como mandatario) está obligado a obedecer y no a mandar, como erróneamente algunas personas desinformadas lamentablemente siguen creyendo.

 

Abelardo Ahumada

Crónista y Profesor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.