Nadie imaginó que la crisis por la desaparición y probable homicidio de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa perdurará tanto, pero sobre todo que tuviera tan estridentes consecuencias. Y es que ya no solamente el hecho de la desaparición de los estudiantes es la gasolina que mantiene viva la hoguera, a eso hay agregarle una serie de tropiezos del Gobierno Federal y certeros golpes que desde la oposición se han propinado, escondiendo la mano tras arrojar la piedra, desde luego.

Ni la salida de Aguirre ni la detención de Abarca  y su pareja pudo servir como control de daños para atenuar las manifestaciones y protestas que se han venido suscitando. Ninguna sirvió como válvula de escape para la presión política que el Gobierno de Enrique Peña Nieto tiene en este momento, y si a esto le abonamos las declaraciones del Padre Solalinde, con más tintes políticos que nada, y también le agregamos las protestas incendiarias (literalmente) realizadas en las puertas del palacio nacional y en vehículos en la zona de la Ciudad Universitaria de la UNAM, más el “ya me cansé” del Procurador, junto con el “no es momento de hablar de ayotzinapa” de la hijastra de Peña Nieto, rematando con el escándalo de la ya famosa “Casa blanca” propiedad de la primera dama, tenemos como consecuencia una pésima política de gobierno interior que ha dado como resultado el que ante el mundo México proyecte la imagen de que el país está de cabeza. Habría que agregarle también la ineficaz labor de la política exterior, porque al final de cuentas, la imagen que se proyecte de México también es responsabilidad de los que laboran en relaciones exteriores, desde el Secretario hasta el último cónsul, pasando por los embajadores, mismos que no han sido capaces de revertir la crisis en imagen que atraviesa la actual administración en sus respectivos países.

Todo lo anterior hace preguntarnos: ¿qué ha provocado que esta crisis perdure y se avive cada día más? ¿Entonces el país no estaba tan bien como creíamos? ¿La gobernabilidad estaba prendida de alfileres?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.