Y  le dije adiós y cerré la puerta… no porque no deseara que volviera, que regresara para quedarse con toda la magia del encanto de su presencia, con sus caprichos adorables y su sonrisa gloriosa y perfecta, tan maravillosa y tan grande como una vida completa.

La cerré en realidad, porque no quería que se escapara lo último que queda de los indicios vanos de una prudencia impuesta y limitada,  y de una dignidad seriamente lastimada. La cerré por orgullo y por puro instinto de supervivencia…

Sendy Sámano.
Sendy Sámano

Poetisa Colimense autora del poemario "El amor y sus Contradicciones"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.